Así es el ejército de robots de Amazon que trabajará en sus centros logísticos de Barcelona

Sus instalaciones de El Prat y Castellbisbal utilizan su tecnología Amazon Robotics

Asegura que no dañará al empleo y avanza 600 puestos de trabajo más de los anunciados

Amazon traerá hasta Barcelona un pequeño ejército de robots, de apariencia similar a los robots aspiradores domésticos, para agilizar el trabajo en los dos grandes centros logísticos que la compañía va a tener en la Ciudad Condal. El gigante del ecommerce ha anunciado hoy que su futuro centro logístico del Prat, que abrirá sus puertas el próximo octubre, estará equipado con la más avanzada tecnología Amazon Robotics de toda la UE. La compañía también ha explicado que el centro de Castellbisbal, inaugurado el pasado octubre y desde el que se preparan los pedidos de Amazon Pantry, es la primera instalación logística en España que utiliza estos autómatas.

Actualmente, hay 20 centros logísticos en EE UU y tres en Europa (dos ubicados en Reino Unido y otro en Polonia) que utilizan estos singulares ayudantes, por lo que España es el tercer país de Europa y el cuarto del mundo que adopta esta tecnología de la multinacional. La empresa, que busca con estos robots ser más eficiente en sus grandes almacenes, contaba a finales de 2016 con unos 45.000 robots de este tipo en sus centros, más del doble que un año antes cuando tenía 30.000 robots que trabajaban junto a 230.000 personas, según Business Insider.

Los responsables de Amazon han hecho esta mañana una demostración de cómo estos robots (de color naranja, 40,64 centímetros de alto y casi 145 kilos) son capaces de alcanzar las 1,7 metros por segundo y transportar paquetes de hasta 1.300 kilos. En Barcelona, se ha podido ver a estos robots en pleno trabajo, deslizándose por debajo de la torre de estanterías en la que se almacenan los productos. Ellos levantan las estanterías y las desplazan por todo el centro logístico como si todo fuera un gran Tetrix.

En el centro de Castellbisbal hay 350 robots que se desplazan por una superficie de 17.000 metros cuadrados. En el del Prat habrá 3.500 robots con un campo de acción de 100.000 metros cuadrados. Los autómatas del primero manipulan 2.000 estanterías y los del Prat lo harán con 50.000.

La compañía no tiene planes de instalar esta tecnología en su centro de San Fernando de Henares en Madrid, porque sólo se puede utilizar en centros diseñados desde el origen para ello.

Fred Pattje, director de operaciones de Amazon en España e Italia, ha destacado que estos robots permiten acelerar el tiempo de preparación de los pedidos y reducir las distancias que tienen que recorrer los empleados de la compañía, pues ellos son los que se encargan de acercarles físicamente las estanterías. “De este modo, reducimos el tiempo que se tarda en almacenar los artículos que se ponen a la venta o en localizarlos para incorporarlos al pedido de un cliente, y ahorramos espacio, porque con esta tecnología podemos almacenar un 50% más de artículos por metro cuadrado”. Los pequeños robots de Amazon han reducido el tiempo entre que se hace el clic del pedido hasta que está listo para ser enviado, de aproximadamente 60-75 minutos a 15 minutos, y han llevado a la compañía a rediseñar sus almacenes para que estos autómatas se desenvuelvan como pez en el agua y lograr despachar más mercancía de forma más rápida.

Pattje, consciente de que la robotización ha levantado fuertes temores por la reestructuración laboral que comportará, ha insistido en que con estos autómatas lo que buscan no es recortar empleo, sino “facilitar el trabajo de los empleados” y ofrecer un mejor servicio a los clientes, “que se beneficiarán de un catálogo de productos más amplio, al contar los centros con una mayor capacidad de almacenamiento, y de envíos más rápidos”. Respecto al empleo, la compañía ha señalado que en el centro logístico de El Prat van a crear 500 nuevos puestos de trabajo para dar soporte a toda esta tecnología y poder satisfacer la demanda creciente de sus cliente, además de otros 100 que serán fundamentalmente para ingenieros en robótica. Según el directivo, estos empleos se sumarán a los 1.500 puestos de trabajo que Amazon ya dijo que iba a crear en estas instalaciones a lo largo de los próximos tres años.

Con esta tecnología podemos almacenar un 50% más de artículos por metro cuadrado

Fred Pattje, director de operaciones de Amazon en España e Italia


La apuesta de la compañía de Jeff Bezos por automatizar sus centros logísticos no es nueva y se ha acelerado. Amazon se hizo con los robots que ahora se utilizarán en sus almacenes de Barcelona cuando compró la empresa de robótica Kiva Systems en 2012 por 775 millones de dólares. Pero más allá de los centros logísticos (donde Amazon también cuenta con otros tipos de robots incluyendo grandes brazos robóticos que pueden mover grandes paletts), el gigante estadounidense también está probando cómo automatizar otros aspectos de su negocio. En diciembre de 2015, la empresa anunció que había realizado su primera entrega con un dron en Reino Unido (13 minutos después de que el cliente realizara el pedido) y ha presentado una patente que le permitirá utilizar aviones automatizados para entregar paquetes a partir de grandes aeronaves en el futuro.

El objetivo de Amazon, que ha invertido en torno a 500 millones de euros desde su desembarco en España (solo en el almacén de El Prat tiene previstos invertir 200 millones), es claro: poseer la cadena de suministro y logística más eficiente y rentable del mundo, y para ello también ha invertido en una flota de 40 aviones y ha comprado sus propios camiones. Pero para Bezos, que quiere dominar la industria logística, la era de los robots pida paso y ayer se conoció a través de The Wall Street Journal que la empresa está explorando el papel que la tecnología de vehículos autónomos tendría en su negocio. Otra tecnología que reduciría su dependencia del capital humano.

Red logística de Amazon en España

La red logística de Amazon en España está integrada por el centro logístico de San Fernando de Henares (Madrid), que abrió sus puertas en 2012, un año después del lanzamiento de Amazon.es, y que fue el primer centro de distribución de la compañía en el país, así como un centro en Castellbisbal (Barcelona), dedicado en exclusiva a Amazon Pantry, un nuevo servicio que permite a los clientes adquirir miles de productos básicos para la vida diaria en tamaños prácticos sin necesidad de realizar una compra mínima. Asimismo, la compañía abrirá un nuevo centro logístico en El Prat (Barcelona) este otoño, así como otras instalaciones en Martorelles (Barcelona) en otoño de 2017. Por otro lado, Amazon también cuenta con dos centros logísticos urbanos en Madrid y Barcelona con el fin de ofrecer entregas ultra-rápidas a los clientes de Amazon Premium que viven en estas ciudades a través el servicio Prime Now. Amazon contratará solo este año a 600 personas en España, según ha recordado hoy, lo que le permitirá disponer de una plantilla en el país de más de 1.600 trabajadores a finales de 2017.

Normas
Entra en EL PAÍS