Barcelona gana a Madrid el clásico de la gestión de fondos

BBVA baja la nota media de las gestoras de la capital

La catalana EDM ocupa el primer puesto de la clasificación

Comparación entre gestoras de Madrid y Barcelona Ampliar foto

El duopolio futbolístico Madrid-Barcelona (con permiso del Atlético de Madrid) tiene su trasunto financiero en el sector de las gestoras de fondos. Cerca del 90% del dinero de fondos de inversión españoles se gestiona en Madrid o en Barcelona. Respecto al resultado del clásico de este domingo aún no hay noticia, pero en lo que se refiere a quién administra mejor el dinero de sus clientes ya hay un ganador: Barcelona.

Aunque la capital de España concentra un mayor volumen de dinero gestionado (especialmente por la gran dimensión de los dos campeones nacionales, Santander y BBVA), Barcelona cuenta con Caixabank Asset Management (líder absoluto en fondos de inversión, con un patrimonio de 45.000 millones de euros). También tienen allí sede Sabadell AM y un buen puñado de gestoras boutique de máxima calidad.
 

¿Cómo saber en qué ciudad hay mejor gestión?

Uno de los criterios más extendidos para valorar cuál es el comportamiento que ha tenido un fondo de inversión es la clasificación otorgada por Morningstar. Esta firma clasifica los fondos según la temática en la que invierten: Bolsa española, Bolsa europea de gran capitalización, bonos norteamericanos, fondos mixtos...

Dentro de una misma categoría, otorga la máxima puntuación (cinco estrellas) a aquellos fondos que han conseguido un mejor resultado que el 90% de los productos homologables, para un periodo de tres años. Cuatro estrellas reciben los que lo han hecho mejor que el 78% de fondos comparables. En la cola, con una estrella, aparecen los fondos que han tenido un comportamiento peor que el 90% de sus competidores.

“Hay que tener en cuenta que no damos un rating a todos los fondos”, explica Fernando Luque, responsable editorial de Morningstar en España. “Hay categorías como los fondos garantizados en las que no damos rating porque, una vez diseñada la estructura del producto, el gestor no puede hacer ningún tipo de administración. Tampoco calificamos a los fondos monetarios, porque ofrecen rendimientos tan bajos, que la gran diferencia la marca el nivel de comisiones”, comenta.

Morningstar, además de dar una puntuación a los productos, también hace el cálculo de cuál es la calificación global de la gestora. Para ello tiene en cuenta todos los fondos con rating, y hace una ponderación, de modo que los que tienen un mayor tamaño tengan más peso en la puntuación global de la firma.

Con estos mimbres, Morningstar publica lo que denomina la Liga de las Estrellas. En esta clasificación se puede comprobar cuáles son las gestoras más virtuosas. De acuerdo con los últimos cálculos, correspondientes al cierre del mes de marzo, Mutuactivos (la filial de gestión de activos de Mutua Madrileña) lidera entre las gestoras grandes, con una puntuación de 4,26.

Esta cifra implica que la mayor parte de los fondos de inversión que comercializa Mutuactivos tienen cuatro o cinco estrellas, por lo que han registrado un mejor comportamiento que los fondos comparables. Tal vez no sean los fondos más rentables (dependerá si se trata de productos de Bolsa, de renta fija o de bonos empresariales), pero sí los que tienen una gestión más brillante que sus competidores. Hay que tener en cuenta que siempre hay fondos con cinco estrellas, aún cuando se trate de un periodo donde predominen las caídas bursátiles.

Para establecer dónde se administra mejor el dinero, si en Barcelona o en Madrid, hay que utilizar la nota otorgada por Morningstar a las gestoras más importantes de ambas ciudades, y ponderarla por el tamaño de cada una (en concreto, por el volumen de fondos de inversión que tienen rating Morningstar).

Así, a pesar de que Madrid tiene algunas de las mejores gestoras independientes del país (como la mencionada Mutuactivos, Bestinver, Renta 4 o Aviva Gestión), la capital de España logra una nota global del 2,45, frente al 2,78 que obtiene la ciudad Condal.
 

¿Qué es lo qué Madrid sale peor?

El factor diferencial es el mal resultado obtenido por los fondos de BBVA. La tercera mayor gestora de fondos de inversión de España (con un patrimonio de 33.000 millones de euros, de los que el 60% tienen rating Morningstar) obtiene de forma agregada un pobre 1,38. Esto quiere decir que la gran mayoría de sus fondos tiene una o dos estrellas, al hacerlo peor que otros productos comparables.

El importante peso que tiene BBVA AM entre las gestoras basadas en Madrid hace que sus malos resultados tiren a la baja de la clasificación global.

En cambio, el gran líder financiero de Cataluña, CaixaBank AM, que acapara la inmensa mayoría de la gestión realizada en Barcelona, consigue un 2,61, lo que implica que sus fondos están en la media de comportamiento de sus comparables. Además, el buen hacer de otras pequeñas gestora con sede en Barcelona hacen que la media se suba ligeramente.

Es el caso EDM Gestión. Aunque tan solo administra 970 millones de fondos con rating Morningstar, sus productos le permiten alcanzar una nota del 4,3, la mayor entre todas las gestoras que operan en España. Otras firmas que están basadas en Barcelona y que obtienen muy buenos resultados es Mediolanum Gestión o Gesiuris.

“Hay que tener en cuenta que el tipo de negocio al que se dedica cada gestora de fondos puede condicionar su resultado. Por ejemplo, una firma especialista en Bolsa española no tiene que competir contra tantos competidores como los que tiene otra que tenga fondos de Bolsa europea, en la que también habrá firmas francesas, alemanas o estadounidenses”, explica Luque.
 

El tamaño sí importa

El tamaño también es un importante condicionante. Aquellas firmas más grandes tienen una oferta de fondos de inversión mucho más variada, y muchas veces es difícil que consigan destacar en muchas categorías.

Un último factor es el grado de dependencia. “Las gestoras que forman parte de un grupo bancario tienen pocos incentivos para llevar a cabo una buena gestión”, explica Martín Huete, ex director de inversiones de Caja España. “El fondo de inversión solo es un producto más de los muchos que tienen con ellos, por lo que prefieren hacer una gestión muy básica, muy gregaria, que aporta poco valor añadido. Lo importante para ellos es que el cliente no se lleve ningún disgusto”.

Normas