8 fotos

Así se han comportado las siete salidas a Bolsa del último año

  • 1Telepizza, la que peor se porta De los siete debuts en Bolsa del último año, Telepizza ha sido el valor más penalizado. Desde que empezó a cotizar el 27 de abril, los títulos de la compañía se han devaluado un 28,1%. El origen del descalabro está en el mismo precio de salida, 7,75 euros por acción. Rodrigo García, analista de XTB, considera que el nivel era demasiado alto y eso disuadió a los inversores. Otra razón que alimentó la desconfianza, según Fernando Hernández de Andbank, es que los colocadores fuesen fondos, cuyo objetivo es deshacer su participación y obtener la máxima rentabilidad posible, y no familias o empresas matrices.
  • 2Sobresaliente para Dominion Los mercados han premiado que en Dominion los colocadores haya sido su matriz (CIE Automotive) y no un fondo. Y es que las acciones no han hecho más que subir y desde su debut se revalorizan un 28%. Las tres firmas que siguen al valor aconsejan comprar y establecen como precio objetivo los 3,8 euros, ligeramente por encima de los 3,5 a los que cerró este miércoles. El buen comportamiento de los fabricantes de componentes, arrastrados por la mejora macroeconómica, se encuentran detrás de las subidas de Dominion, según García.
  • 3El turismo insufla ánimos a Parques Reunidos Sin una nota excelente, pero sí aprobada está Parques Reunidos. Otro reestreno que desde su salida a Bolsa se ha revalorizado un 8%, que a pesar de sufrir un comienzo dubitativo el buen momento del turismo en España ha aupado las participaciones de la compañía. Todo ello sin que el gestor de parques temáticos afrontase su inminente prueba de fuego. El 29 de abril caduca el compromiso de no transmisión (lock-up) de los títulos adquiridos por su equipo directivo.
  • 4Coca-cola, al borde del aprobado La embotelladora pasa de puntillas con una caída del 0,4% en los 10 meses desde su salida a Bolsa en junio de 2016. Fernando Hernández resalta como atractivo la rentabilidad por dividendo. Pocos meses después de su debut, el pasado mes de octubre se estrenó con la retribución al accionista. "La concentración de clientes tradicionalmente no es una buena estrategia, pero en el caso de la embotelladora se trata de un cliente cautivo", explica el experto. Andbank resalta que no acudieron a la salida a Bolsa porque por ratios de valoración resultaba muy cara mientras que desde Gesconsult resaltan la escasa liquidez de la que disponía.
  • 5El dividendo sopla a favor de Cash Aunque es pronto para valorar los debuts de este inicio de año, de los tres estrenos, dos se mantienen en terreno positivo. El apetito de los inversores ha llevado a Prosegur Cash a ampliar su colocación, semanas después del estreno. La filial de efectivo del grupo de seguridad desde el precio de salida a Bolsa (2 euros por acción) se anota un 8% hasta los 2,16 euros. La política de dividendos –la empresa tiene previsto repartir entre el 50% y el 60% del beneficio neto entre sus accionistas en cuatro pagos al año-, la elevada capacidad de generación de caja y la internacionalización son las principales fortalezas de la compañía, según Hernández.
  • 6Neinor: el regreso de las promotoras en Bolsa Neinor, la primera promotora inmobiliaria en una década en salir a Bolsa, se anota un 3%. Una vez amainado el temporal tras la explosión de la burbuja inmobiliaria, los inversores han respaldado la vuelta del ladrillo a la Bolsa. Los títulos de Neinor –la promotora del fondo Lone Star sobre el negocio de la Kutxa– se revalorizan un 3% en un mes. Mientras Hernández considera que las socimis son una opción de inversión más atractiva, pues se trata de compañía menos apalancadas, Gonzalo Sánchez considera que los planes de la cotiza son asumibles, pues no requiere de unas perspectivas sobre la evolución de la vivienda menos exagerada.
  • 7La coyuntura lastra a Gestamp Gestamp en menos de dos semanas desde su puesta de largo se deja un 7,5%, pero los analistas se muestran confiados con su negocio. El elevado endeudamiento (1,9 veces ebitda frente a las 0,7 veces de media del sector) y la rebaja de la valoración desde los 4.000 millones iniciales a los 3.222 con los que debutó explican parte de las caídas. Lucas Maruri, de Gesconsult, valora la permanencia de los Ribera en el accionariado y cree que es una garantía de confianza, porque comprometen su patrimonio con la inversión. Y el experto resalta la mejora anualizada de la facturación que alcanza el 21% desde 1998 frente al 3% de media del sector. "La compañía está en precio y es más barata que competidores directos como Valeo", concluye.