Valor a examen

CaixaBank echa el freno tras el rally

La entidad lideró el Ibex en el primer trimestre pero cae un 7% en el mes

Los analistas comienzan a percibir cansancio en la subida y crecen las revisiones de recomendación

CaixaBank echa el freno tras el rally

El sector financiero se había convertido en el principal motor del Ibex durante 2017. Especialmente relevante fue el impulso de dos entidades, CaixaBank y Sabadell, que han acumulado un alza cercana al 20% en lo que va de año, mientras que el índice solo ha subido en torno a un 10%. Sin embargo, esta semana los bancos echaron el freno de mano y, en consecuencia, la Bolsa española cerró en negativo las cuatro jornadas, con el farolillo rojo sobre Popular.

Las acciones de CaixaBank han pasado de los 3,14 euros del 30 de diciembre del año pasado a los 3,73 del cierre del jueves, último día de la semana con las Bolsas abiertas debido a la festividad del Viernes Santo. “El comportamiento que ha tenido CaixaBank, junto con Sabadell, se debe a que, en términos de múltiplos estaban más baratos”, señala Nuria Álvarez, de Renta 4.

Los resultados de la entidad también sirvieron como revulsivo para el mercado. El banco ganó el año pasado 1.047 millones de euros, el 28,6% más que en 2015. “La cuenta de pérdidas y ganancias refleja una evolución favorable y un aumento del 28% del beneficio”, señala un informe de Bankinter. “Los resultados se han situado por encima de nuestras estimaciones”, afirman desde Renta 4. Sin embargo, el margen de intereses, que mide el negocio puramente financiero, retrocede el 4,5%, hasta los 4.157 millones de euros.

Algunos analistas consideran que tras este periodo alcista, se está produciendo una corrección. “El precio a corto plazo es positivo, pero hay señales de sobrecompra extremos que podrían anticipar una corrección”, asegura el equipo de análisis de FinLabo. Este giro en la cotización en CaixaBank está llevando a los analistas revisen sus recomendaciones. Este miércoles el banco canadiense RBC rebajó su recomendación a neutral desde sobreponderar, lo que hizo que los títulos cayeran un 2% esa jornada.

No fue la única actualización que se produjo durante esta semana. AlphaValue reiteró su recomendación de vender los títulos, aunque rebajó el precio objetivo de 3,42 euros previo a 3,38 euros. Mientras que BBVA mantuvo la suya en sobreponderar y un precio de 3,70 euros.
A pesar de los cambios, la mayoría de las casas de análisis que siguen a este valor según Reuters todavía recomiendan comprar acciones de la entidad, un 44%, y mantenerlas, un 37%. Únicamente cinco expertos apuestan por vender. Curiosamente el precio objetivo según Factset es 3,7 euros, ya el precio de mercado actual.

Durante este primer trimestre CaixaBank pudo concluir uno de sus episodios más controvertidos. La entidad catalana culminó la oferta pública de adquisición de acciones del portugués BPI, que cotiza en la Bolsa de Lisboa con una capitalización de 1.509 millones de euros. La participación en el quinto banco de Portugal se incrementó del 45,5% hasta el 84,51% de su capital.
Gracias a esta operación, la entidad puede presumir de haberse convertido en el primer banco ibérico con un volumen total de negocio de 564.000 millones. CaixaBank ya era líder en España, con una base de clientes de 13,8 millones, a los que ahora hay que sumar los 1,7 millones del portugués. “BPI es el mejor banco, el banco con más potencial del país”, aseguró Gual en la junta de accionistas de hace una semana.

La operación supuso un desembolso de 645 millones de euros. “La inversión realizada implica pagar un múltiplo estimado de 0,7 veces el valor en libros de BPI que es inferior al múltiplo al que cotiza CaixaBank, por lo que entendemos que la operación genera valor para los accionistas”, señala un informe de Bankinter. “El nivel de aceptación de la operación por parte del mercado ha sido bueno. Creo que ha sido positiva y se va a empezar a ver en los resultados del primer trimestre. Han aumentado su participación en una entidad donde ya estaban presentes”, afirma Álvarez.

Los analistas discrepan sobre cómo reaccionará CaixaBank ante las nuevas oportunidades de compra que están surgiendo en el mercado nacional, como la venta del negocio bancario de Deutsche Bank en España o las desinversiones de Popular. “La mayoría de los bancos están llevando a cabo operaciones en el extranjero, como Bankinter y Caixa en Portugal o Sabadell en Reino Unido. El interés por reforzar en España es bastante bajo”, afirma Álvarez. No piensa así el equipo de análisis de Autonomous, que, según público Expansión, cree que sí se postulará como un comprador interesado, ya que su valor podría crecer un 4%.

Normas