Smart TV
QLED

Más allá de los televisores 4K

Nuevas tecnologías de imagen diferencian a los grandes fabricantes

Primero fueron los televisores planos, después las Smart tv fueron ganando poco a poco terreno a la vez que iban soportando cada vez más resolución hasta llegar al 4K, han sido muchas las etapas que han superado los televisores desde que dejaran atrás los tubos catódicos, y se parecieran cada vez más a un ordenador provisto de una enorme pantalla. Superado el furor de la resolución 4K los fabricantes deben recurrir ahora a diferentes tecnologías que ofrezcan una forma de diferenciarse a cada fabricante. Los principales competidores del sector, Samsung, LG y Sony, han presentado a comienzos de este año en el CES de Las Vegas sus nuevas apuestas que marcan claramente una tendencia a ofrecer valor añadido más allá de la resolución 4K y que se centra en los valores esenciales del HDR o Alto Rango Dinámico, como es la obtención de colores más intensos, fieles a la realidad y un alto contraste.

Bravia

Sin duda el gran aliado de la proliferación del 4K ha sido la televisión en streaming y las consolas de nueva generación, que como en el caso de Netflix ha comenzado a ofrecer hace unos meses contenidos en 4K y HDR, mientras que los Microsoft y Sony también se han lanzado a la resolución 4K en sus consolas. Esta ha sido la excusa perfecta para que muchos usuarios opten por acceder a unas televisiones que ya no se limitan a ofrecer más resolución, sino que prefieren diferenciarse ofreciendo una mayor fidelidad de color y diseños innovadores que permiten integrarlos en el mobiliario de nuestra casa de una forma mucho más natural. Vamos a conocer un poco más sobre las propuestas de Samsung, LG y Sony para ofrecer la mejor calidad de imagen, y en algunos casos sonido, más allá de la resolución 4K.

Gaming en cualquier lugar y en pantalla grande

Samsung sorprendía a propios y extraños en el pasado CES de Las Vegas al presentar su nueva gama de televisores QLED, que relevaba a su ya carismática tecnología UHD. Los coreanos proseguían de esta manera confiando en su propia tecnología con un añadido especial, la incorporación de de metal a la tecnología ‘Quantum Dot’. Gracias a esta tecnología los televisores QLED de Samsung pueden ofrecer nanopartículas capaces de representar diferentes colores en base al tamaño, mientras que al combinarse pueden ofrecer una gama de tonos mucho más amplia y fiel a la realidad. Esa es la principal revolución después del 4K, el poder ofrecer colores más fieles, precisos e intensos. Esta nueva tecnología es capaz de ofrecer hasta 2000 nits de luminosidad, un salto importante respecto de los UHD precedentes. Esta tecnología, como en el resto de fabricantes, busca ofrecer un valor añadido de calidad de imagen más allá de la resolución que ofrece el 4K presente en tantos modelos.

El otro líder indiscutible del sector y principal rival de Samsung fabricando televisores el LG, que una vez más confía toda su gama a la tecnología OLED, de la que es principal garante. En este caso la tecnología OLED una vez más busca ofrecer la perfección en lo que a fidelidad de color y contraste se refiere. De hecho el secreto de esta tecnología se basa en diodos orgánicos que emiten luz y están formados por microscópicas partículas orgánicas que reaccionan al paso de la electricidad emitiendo luz. De esta forma se obtienen una calidad de color espectacular, unos negros prácticamente verdaderos y un contraste realmente sobresaliente. Estas son las claves de la tecnología OLED, que una vez más se diferencia de la simple resolución 4K complementándola con una diversidad y fidelidad de color extraordinaria. El mayor exponente de esta tecnología son sus televisores LG Signature.

Otra forma de diferenciarse más allá de la resolución 4K y la tecnología QLED u OLED es la de ofrecer soluciones y propuestas de diseño sorprendentes. Es el caso de Sony, que si bien cuenta en sus televisores con paneles OLED, incorpora en algunos modelos soluciones al sonido envolvente tan sorprendentes como la integración de altavoces en la propia pantalla del televisor de forma que son totalmente invisibles. Además ofrece una superficie diseñada específicamente para vibrar y emitir sonido espacialmente hacia las laterales del televisor.

Las Claves

Televisor 55 pulgadas Samsung QLED UHD 4K Curvo Serie 7

Televisor de 55 pulgadas QLED con tamaño de pantalla de140cm. Resolución 3,840 × 2,160 píxeles. Curvatura de Pantalla 4200R. Motor de Imagen Q Engine. HDR QHDR 1500. PQi 3200. Ratio de Contraste Dinámico Mega Contrast. Micro Dimming Supreme UHD Dimming. Dolby Digital Plus. DTS. Salida de sonido (RMS) 40W. Tipo de altavoz 4.2Ch. Procesador de cuatro núcleos. Dimensiones con peana 1224.1 x 789.2 x 303.8 mm. Peso con peana de 21.6 kg.

Televisor OLED LG Signature de 65 pulgadas

Televisor de 65 pulgadas QLED con tamaño de pantalla de 164cm. Resolución UHD 3,840 × 2,160 píxeles. Panel OLED 4K. Local Dimming. ColorPrime Pro y Ultra luminancia. Mejora de Color Dinámico. ColorPrime Pro. Sistema operativo Web OS 3.0. DLNA.Miracast. Wireless Sound Sync. Salida de sonido (RMS) 60W. Tipo de altavoz 4.2ch. Procesador de cuatro núcleos. Woofer 20W. Dimensiones con peana 1461x893x56.7 mm. Peso con peana de 22,8 kg.

Televisor Sony Bravia OLED A1 4K Ultra HD de 55 pulgadas

Televisor OLED 4K HDR con 8 millones de píxeles de emisión de luz automática con pantalla de 139cm y 55 pulgadas. 4K HDR Processor X1 Extreme. Alto rango dinámico 4K. Tecnología Acoustic Surface que ofrece ofrece un sonido envolvente directamente desde la pantalla con altavoces integrados dentro de ella e imperceptibles. Especificaciones completas y disponibilidad próximamente.

Normas