Gestión de patrimonio

El Banco de Portugal veta la compra de Tressis por sus directivos

El supervisor bloquea la operación debido a la reestructuración de la entidad china Haitong, que ponía el dinero

José Miguel Maté, consejero delegado de Tressis.
José Miguel Maté, consejero delegado de Tressis.

La sociedad de valores Tressis y Haitong Capital, el brazo de private equity del banco chino Haitong, con ficha en Portugal, rompen el acuerdo del pasado agosto mediante el que los directivos, empleados y agentes de la firma se quedaban con el control. Según el pacto, estos tendrían en torno a un 55% del capital, tras llegar a un acuerdo de compra de las participaciones de los accionistas sin responsabilidades ejecutivas.

La operación estaba liderada por los ejecutivos de la entidad como José Miguel Maté, Santiago de Rivera y Sonsoles Santamaría. La formalización definitiva del acuerdo estaba sujeta al visto bueno de las autoridades supervisoras de España y Portugal. En concreto, necesitaban el visto bueno de la CNMV, el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac) y el Banco de Portugal.

Los directivos de la sociedad confiaban en haber cerrado el acuerdo en el primer semestre del año, pero finalmente no ha podido ser así, debido al veto de Portugal. “El Banco de Portugal considera que esta operación tendría impacto en la reestructuración en curso del grupo Haitong Bank, motivo por el que ambas partes han acordado no continuar con el acuerdo”, señala Tressis en una nota.

El comunicado difundido por Tressis señala que la ruptura de este acuerdo no afectará a la actividad de la sociedad de valores, que continuará centrada en el asesoramiento y gestión de patrimonios. La entidad fue fundada en junio de 2000, gestiona un patrimonio de clientes de 3.700 millones de euros a febrero de 2017 y cuenta con presencia en 14 ciudades españolas y una plantilla 130 empleados.  En su catálogo, ofrece fondos de inversión, planes de pensiones y seguros.

Se trata de la segunda operación fallida por parte de los directivos de Tressis. Tras la intervención de Banco Madrid, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) decidió en abril de 2015 oponerse a la compra del 85% de Tressis por parte del banco andorrano Morabanc. Los propietarios de la agencia de valores habían llegado a un acuerdo a comienzos de ese año para ceder el control de la entidad al banco del Principado, pero el supervisor optó por vetar el desembarco de una cuarta entidad andorrana en España, después de Andbank, BPA o Crédit Andorrà..

Normas