Crónica de los mercados

El Ibex pasa de puntillas por el bombardeo de EE UU en Siria

El índice cierra con una subida de un 0,1% y se aferra a los 10.500 puntos

El oro marca máximos anuales y sube un 1%

ibex 35
Lanzamiento de un misil por EE UU contra una base el Al-Asad en Siria. EFE

Trump sorprendió ayer al resolver en pocas horas un dilema que a Obama le duró seis años. Tras el ataque químico del Gobierno de El Asad contra la población civil de Siria, EE UU tomó partido por primera vez en la guerra civil que asola este país y bombardeó la base aérea de Shayrat. Una decisión que sorprendió a todos, pero no tuvo demasiado impacto en los mercado. El Ibex 35, que arrancó la jornada con pérdidas, fue remontando posiciones y logró cerrar con una subida del 0,1% para aferrarse a los 10.500 puntos.

La Bolsa española encadena así seis semanas consecutivas de ganancias, periodo en el que suma un 11%. El respaldo de la OTAN y de los partidos demócrata y republicano a la acción en Siria fueron disipando las dudas de los inversores, que finalmente se decantaron por las compras. Ni siquiera el decepcionante dato de creación de empleo en EE UU –de 98.000 por los 185.000 que esperaban los analistas- lastró a los selectivos europeos.

“En general, el ataque no cambia nada. No parece que esta estrategia vaya a ser continuada ni parece que EEUU vaya a enviar tropas sobre el terreno. Parece más una represalia por el ataque químico de esta semana y tampoco parece que vaya a enfadar a Rusia. Creemos que será una cosa de corto plazo que impulsará al petróleo pero no hay reacción en las Bolsas”, explica Ignacio Cantos, director de análisis de Atl Capital.

IBEX 35 9.259,20 0,01%

Gamesa fue el valor que impulsó al Ibex al verde. La productora de aerogeneradores ha vivido una semana especialmente dulce tras la culminación de su fusión con Siemens y el reparto de un superdividendo extraordinario de 1.000 millones. Sus acciones se revalorizaron ayer un 3,83% y cierran la semana con un alza del 2,37%. Le siguió Meliá, al capitalizar el potencial alcista del 5,9% que ven los analistas con una subida intradía del 2,17%.

En la cara opuesta de la moneda, Amadeus se vio penalizada por la opinión de algunas firmas de análisis. Credit Suisse ve agotado su potencial de subidas y ha bajado el precio objetivo de la acción a 41,42 euros, un 14% por debajo del cierre del jueves. El operador tecnológico de servicios turísticos se dejó el viernes yn 2,96%, situándose como el peor valor del selectivo español. El verdugo de Grifols –el segundo que más cayó dentro del índice, con una devaluación ayer del 0,94%– fue HSBC, que modificó su consejo de mantener a reducir.

Un comportamiento análogo al índice español lo tuvieron el resto de mercados europeos. Entre ellos destacó el FTSE de Londres, que se anotó un 0,63% liderando las alzas en el Viejo Continente. Le siguió el CAC francés, que avanzó un 0,27%, y el MIB italiano, con un 0,02%. El Dax alemán se quedó solo en el rojo con una caída del 0,05%.

Apuesta por renta variable

Los expertos siguen siendo positivos con la renta variable. Esta semana, el Ibex 35 ha vuelto a marcar nuevos máximos desde 2015 superando la cota de los 10.500 puntos. En la semana avanza un 0,63% mientras que en todo el año el selectivo madrileño sube un 12% y conserva la corona de la Bolsa europea más rentable en lo que va de 2017. En Wall Street, los principales índices no solo registran los niveles más altos del año, sino que además están en zona de máximos históricos.

Ante este panorama alcista y con el temor de que los niveles alcanzados por las Bolsas produzcan vértigo a los analistas, los expertos esperan que lleguen los recortes a pesar de que no hay “catalizadores negativos en el horizonte”, según explica Joaquín Robles, analista de XTB. Y es que, a su juicio, “nada ha cambiado, simplemente cada vez cuesta más seguir incrementado y necesitas catalizadores nuevos”.

El dinero nuevo sigue llegando a las Bolsas cuando se producen caídas. “Todos sabemos que llegará alguna corrección más o menos importante, porque esa es la normalidad del mercado. De hecho, sería muy razonable que entremos en un periodo de cierta consolidación con algún ajuste de carteras generalizado, que será visto como una oportunidad por la mayoría, no como el comienzo de una espiral de miedo y recesión que aboque a salir huyendo hacia el oro y los bonos alemanes”, explica Miguel Paz, director de gestión de Unicorp Patrimonio (grupo Unicaja). Según recuerdan algunos expertos, “ya no hay correcciones como las de hace unos años, ahora son leves recogidas de beneficios” como las vistas en las últimas semanas.

“La relativa decepción sobre la capacidad real de Trump para materializar sus promesas y la persistencia, todavía, de ciertas tensiones políticas en Europa serían los principales factores responsables, pero no solo”, explican los expertos de Bankinter en su informe de previsiones para el segundo trimestre del año. Los analistas afrontan este segundo compás del año como un tiempo de transición y consolidación. Estos expertos sostienen además que a esta fase de consolidación, contribuiría la excelente evolución del mercado durante el primer trimestre del año, que no puede o no debería seguir avanzando a este ritmo. Sería sano un descanso. “A esa hipotética fase de consolidación le seguiría una segunda mitad del año durante la cual las Bolsas avanzarían aproximadamente entre un 5% y un 10% adicional desde sus niveles actuales, para cerrar 2017 con unos saldos positivos en el entorno del doble dígito”, añaden.

En cuanto a las incertidumbres que puedan acechar a los mercados en los próximos meses, los expertos se refieren a las elecciones presidenciales que se celebrarán en Francia en las próximas semanas. Ignacio Cantos, de Atl Capital, cree que la última semana de abril puede haber “nervios”.

Normas