Ryanair amenaza con bajar actividad en Reino Unido por el ‘brexit’

La previsión de crecimiento de la 'low cost'en el país cae del 15% al 6%

El responsable de marketing de Ryanair, Kenny Jacobs, y el director financiero de la aerolínea, Neil Sorahan.
El responsable de marketing de Ryanair, Kenny Jacobs, y el director financiero de la aerolínea, Neil Sorahan.

La aerolínea irlandesa de vuelos low cost Ryanair aprovechó ayer una presentación de estrategia comercial ante los medios de comunicación para reiterar que la salida de Reino Unido de la Unión Europea (brexit) afectará significativamente a su crecimiento en ese país, donde prevé que se verá obligada a reducir su inversión. Incluso se volvió a amenazar con la cancelación de parte de la actividad.

Su director de finanzas, Neil Sorahan, insistió en que el brexit podría, además, provocar la cancelación de sus vuelos desde Reino Unido durante un periodo de tiempo, ante la supuesta ausencia de un plan concreto para el sector.

“Ryanair está desviando su crecimiento en Reino Unido”, subrayó el directivo en Londres durante la presentación de los contenidos del nuevo programa de atención al cliente “Siempre Mejorando”, creado hace cuatro años para poner soluciones a uno de sus servicios más criticados en el pasado.

Según Sorahan, las incertidumbres que rodean al divorcio entre Londres y Bruselas ha llevado a la mayor low cost europea a rebajar su previsión de crecimiento en Reino Unido del 15% al 6% en 2017.

En este sentido, volvió a instar al Gobierno británico a aportar más claridad sobre la estrategia negociadora que adoptará para este sector durante el periodo de, al menos, dos años de conversaciones que mantendrá con los Veintisiete sobre los términos de la salida.

“Inevitablemente, el brexit provocará una caída del crecimiento. No lo hemos visto aún, pero creemos que generará una desaceleración del desarrollo tanto en Reino Unido como en la Unión Europea, pues ambas partes deben hacer frente a un escenario completamente nuevo”, dijo Sorahan.

Alternativa al cielo abierto

En su opinión, esa situación podría agravarse a medida que se aproxime el fin de las negociaciones, a menos que, afirmó, el ejecutivo británico desvele de antemano su plan para operar fuera del sistema de “cielos abiertos en Europa”.

Sorahan indicó que Ryanair decidirá en los próximos 12 meses si solicita una licencia de Reino Unido para operar vuelos domésticos en territorio británico o, por el contrario, opta directamente por la cancelación de un número de rutas en Reino Unido, que suponen ahora el 2 % de su total.

En este contexto, la aerolínea irlandesa recordó que si el Ejecutivo británico, como ha anunciado, abandona el mercado único y el sistema de “cielos abiertos” deberá negociar acuerdos bilaterales que le permitan operar, como hasta ahora, vuelos desde y entre este país y el resto de Europa.

Ryanair explicó que, como la mayoría de las aerolíneas, programa sus vuelos con doce meses de antelación, por lo que queda un año a partir de ahora para cerrar el calendario que marcará las operaciones del verano de 2019.

“Necesitamos que la primera ministra (británica), Theresa May diga que está totalmente de acuerdo con la libra circulación de personas, con los dictados de la Corte Europea de Justicia’”, subrayó Sorahan.

Normas