Entrevista

Nicole Fontaine: “Si Marine Le Pen es elegida presidenta, será un desastre para Europa y para Francia”

La expresidenta del Parlamento Europeo cree que el ‘brexit’ permite repensar Europa

Fontaine apuesta por una mayor armonización fiscal en la eurozona

Nicole Fontaine, expresidenta del Parlamento Europeo.
Nicole Fontaine, expresidenta del Parlamento Europeo.

La salida de Reino Unido de la UE puede convertirse en una oportunidad histórica para repensar y reformar Europa hacia una mayor integración. Eso es lo que defiende con vehemencia Nicole Fontaine, presidenta del Parlamento Europeo entre 1999 y 2002. Con más de 20 años de experiencia en Bruselas, la política francesa recibe a CincoDías en el campus madrileño de la escuela de negocios ESCP Europe, donde actualmente imparte docencia. “Europa está enferma y hay muchos ciudadanos decepcionados, lo que ha provocado ese auge del populismo. Repensar Europa es más necesario que nunca”, afirma.

Las elecciones francesas, cuya primera vuelta está prevista para el 23 de abril, supondrán una nueva prueba de fuego, ante la posibilidad de que gane la extrema derecha. “Nadie puede predecir qué va a ocurrir. En 2002, ya tuvimos una sorpresa con Jean Marie Le Pen. Ahora hay un 40% de indecisos que pueden abstenerse, o inclinar la balanza hacia uno y otro lado”, señala.

Fontaine se muestra preocupada de los riesgos para la economía de una victoria de la candidata del Frente Nacional. “Si Marine Le Pen es elegida presidenta será un desastre para Europa y para Francia. Su plan para salir del euro y volver al franco francés haría imposible pagar la deuda. Los inversores no quieren ser pagados con francos franceses, lo que llevaría a una devaluación de la moneda. Esto se traduciría en una disminución del valor de los ahorros de los franceses y se produciría una salida de capitales”, dice.

Sobre la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, Fontaine cree que el proteccionismo puede convertirse en una excusa para que la UE avance hacia una mayor integración en defensa y seguridad, así como una armonización fiscal, especialmente en la eurozona. “La armonización fiscal es una necesidad, ante la amenaza del proteccionismo y la desregulación de la economía que promete Trump. Europa debe encontrar soluciones para afrontar ese desafío. Se puede utilizar el sistema de cooperación reforzada que prevé el Tratado de Lisboa para desarrollar esa cooperación. Dejar las puertas abiertas para que otros miembros puedan entrar, como se hizo con el euro, pero tiene que existir una voluntad de todos los países para repensar Europa”, añade.

Normas