Banca

Popular cae con fuerza en Bolsa tras detectar desajustes por 694 millones

Halla insuficiencias en provisiones y créditos para la ampliación

No será necesario reformular cuentas, aunque se reduce el capital

Banco Popular
Emilio Saracho, presidente de Banco Popular.

La Comisión de Auditoría de Banco Popular ha realizado un análisis de la cartera de crédito de la entidad y de cuestiones relacionadas con la ampliación de capital de 2016 en el que ha detectado insuficiencia de provisiones y desajustes por una cuantía conjunta de 694 millones de euros antes de impuestos que sin embargo, según asume el consejo de administración del banco y el propio auditor PwC, no su suponen un impacto significativo que justifique la reformulación de las cuentas de 2016. Aun así, los títulos han respondido con un descenso de casi el 10%.

Por un lado el análisis, ha detectado insuficiencia de determinadas provisiones por riesgos, que deben ser objeto de provisiones individualizadas y que afectarían al resultado de 2016 y al patrimonio neto por 123 millones de euros. A esto se añade la posible insuficiencia de provisiones asociadas a créditos dudosos en las que la entidad se ha adjudicado la garantía vinculada a esos créditos, estimada en otros 160 millones de euros, según el hecho relevante remitido a la CNMV.

El informe auditoría interna también revela la posible obligación de dar de baja alguna de las garantías asociadas a operaciones crediticias dudosas, por una cuantía estimada de 145 millones de euros, lo que podría tener un impacto, aún no cuantificado, en las provisiones correspondientes a esos créditos.

Por último, el informe advierte de determinadas financiaciones a clientes que podría haberse utilizado para la adquisición de acciones en la ampliación de capital de mayo de 2016, por un importe de 205 millones. Este tipo de financiaciones debería ser deducido del capital regulatorio del banco, según la normativa vigente, aunque sin efecto sobre el resultado ni el patrimonio neto contable, explica la entidad. El informe ha analizado un total de 426 millones de euros concedidos con motivo de la ampliación.

Según detalla el banco, el análisis preliminar indica que el grueso del efecto relacionado con los créditos dudosos y las posibles insuficiencias de provisiones proviene de ejercicios anteriores a 2015 y “tendría, por ello, escaso impacto en los resultados del ejercicio 2016, aunque sí afectaría al patrimonio neto”.

La entidad añade que “teniendo en cuenta la información disponible, ni el efecto en resultados, ni el efecto en patrimonio neto de las circunstancias anteriores, considerando también los ajustes ordinarios de auditoría banco por importe de 61 millones de euros, afectan de manera muy significativa a los estados financieros del banco”. Considerando los impactos citados y las estimaciones provisionales de resultados del primer trimestre del año, se prevé que la ratio de capital total a 31 de marzo se sitúe entre el 11,70% y el 11,85%, siendo el requerimiento aplicable al grupo, por todos los conceptos, del 11,375%. Estos ratios no consideran la aplicación fully loaded de las exigencias regulatorias de capital de Basilea III, con las que el ratio de capital CET1 de Popular quedó a cierre de 2016 en el 8,17%.

Banco Popular celebrará junta general ordinaria el próximo 10 de abril para someter a aprobación las cuentas de 2016 y aunque las consideraciones realizadas no implican la reformulación de las cuentas, “la entidad incluirá las correcciones que sean oportunas de forma retroactiva en los estados financieros del primer semestre”.

Por su parte, el auditor PwC señala que su evaluación coincide en que los aspectos descritos en el hecho relevante remitido a la CNMV “no representan por sí solos, ni en su conjunto, un impacto significativo en las cuentas anuales a 31 de diciembre que justifiquen su reformulación”.

La acción dilapida el 'efecto Saracho'

Popular cae con fuerza en Bolsa tras detectar desajustes por 694 millones

Los títulos de Banco Popular reaccionan a la noticia del ajuste en las cuentas de 2016 con la mayor caída del Ibex, del 8%, que es también el mayor descenso para el banco en los dos últimos meses. El valor retrocede a los 0,84 euros por acción, con lo que se esfuma todo el efecto alcista del que disfrutó a raíz de la llegada efectiva de Emilio Saracho a la presidencia del banco, aprobada el pasado 20 de febrero. Los títulos de Popular llegaron a repuntar poco después –el 10 de marzo- hasta los 0,94 euros, en un pequeño rally del 12% desde el 20 de febrero, para ahora regresar al punto de partida en que Saracho tomó las riendas del banco. Su llegada sí ha propiciado una caída de las posiciones bajistas sobre el valor del 11,75% al 10,6% del 17 de marzo, último dato facilitado por la CNMV, que está previsto lo actualice hoy.

Normas