Tentaciones para pecar (un poco) en Pascua

Diez planes para celebrar una semana de pasión y dejarse seducir

semana santa
Arrecife tropical en las islas Cook, en el Pacífico Sur.

La Semana Santa está a la vuelta de la esquina y con ella llegan la primeras vacaciones largas del año. Una semana de sensaciones encontradas donde el recogimiento y el fervor religioso –los creyentes conmemoran la muerte y resurrección de Cristo– se entremezclan cada vez más con elementos paganos y lúdicos que convierten la Pascua en una oportunidad para hacer las maletas.

Si todavía está indeciso y no tiene planes, le proponemos diez escapadas muy atrevidas para vivir unos días de pasión y dejarse tentar por la envidia, la gula, la lujuria, la pereza o el orgullo, sin sentir un ápice de culpa. Pequeños deslices para dejarse arrastrar hasta un convento o castillo para dormir a pierna suelta; abandonar la dieta para mejor ocasión y sucumbir a las catas de los mejores caldos y postres de Pascua; que le busquen en un paraíso terrenal donde Cristo dio las tres voces; trasnoche sin miedo, y no le importe si le ven viajar como un caracol.

Lo único que le prohibimos es que la ira le pueda si, entre desplazamiento y desplazamiento, le pierden las maletas; tenga en cuenta que en esta época se triplica el envío de equipajes. Si huye de las multitudes, sepa que Madrid y Barcelona, en España, y Londres, París, Roma y Ámsterdam, en el extranjero, son los destinos con más demanda.

De envidia: Dormir como un monje...o como un rey

Hotel Hospes Palacio de San Esteban, en Salamanca
Hotel Hospes Palacio de San Esteban, en Salamanca

La Semana Santa invita al recogimiento y desde siempre conventos y monasterios cobijaban en sus cuartos y celdas a peregrinos y viajeros. Si quiere sentir la espiritualidad de una de estas antiguas posadas –pero con todas las comodidades del siglo XXI– y suscitar envidia sana, una opción es alojarse en el Hospes Palacio de San Esteban, en Salamanca.

Este antiguo convento dominico del siglo XVI es hoy un peculiar cinco estrellas, con una ubicación estratégica, a un paso del casco antiguo de esta bonita ciudad patrimonio. Un auténtico remanso de paz, entre muros centenarios, con vistas a las catedrales, al patio de los Olivos o al claustro románico del convento. Desde 86 euros por noche, en Secretescapes.es.

Si alguna vez ha tenido la tentación de sentirse como un rey, tiene la oportunidad de hacerla realidad alojándose en un castillo en la campiña francesa. A 10 minutos de Carcassonne, el hotel Logis Hotellerie du Château de Floure tiene una historia centenaria.

De villa romana construida en la Via Aquitania, pasó a monasterio en el siglo V y a residencia de verano en el reinado de Enrique IV. Restaurado en el siglo XX por el poeta francés Gastón Bonheur, fue morada de artistas como Matisse. El castillo ofrece románticas habitaciones y un apartamento de 100 m2 con vistas a un jardín francés. Cuenta con spa con piscina interior, jacuzzi y sauna y una deliciosa propuesta gastronómica. Desde 110 euros por noche.

De gula: Ahogar las penas.... o ¡ponerse las botas!

Crespells, dulces típicos de las Islas Baleares.
Crespells, dulces típicos de las Islas Baleares.

Los amantes del enoturismo pueden disfrutar de una semana de pasión enológica de bodega en bodega por las DO de Ribera del Duero y Rueda en un entorno rural, entre castillos y monasterios y buena gastronomía, en una iniciativa del grupo Matarromera para pasar una Pascua distinta.

La ruta comienza el Jueves Santo en Quintanilla de Onésimo y la bodega Rento, con cata especial desde barrica. El viernes es el turno de Peñafiel, con visita y cata guiada de los caldos de Matarromera. El sábado se pasa en la bodega-museo del vino Emina, con un curso de cata y comida-maridaje en La Espadaña de San Bernardo. Medina del Campo, la bodega Emina Rueda y la almazara Oliduero cierran tour el Domingo de Resurrección. Teléfono de reservas 983 683 315.

La tradición y la cultura popular se aúnan en la gastronomía de Semana Santa. El potaje de vigilia y los buñuelos de bacalao, junto con las torrijas y la mona de Pascua, son los platos y postres más conocidos, pero cada región tiene sus peculiaridades.

Si decide viajar a las Islas Baleares, entre desfile y desfile de nazarenos (caperutxes) no se pierda las tradicionales pastas saladas de estas fechas, las panades (empanadas de cordero, guisantes y sobrasada), o los cocarrois, de herencia árabe y  forma de media luna, rellenos de verduras, pasas y piñones. Entre los dulces destacan los crespells, con formas de estrellas, flores o corazones, y los robiols, de pasta de harina fina doblada con forma semicircular y rellenos de confitura, requesón o cabello de ángel.

De lujuría: Al sur del Pacífico...o en la ciudad de la Luz

Tentaciones para pecar (un poco) en Pascua

Muertos de celos se pueden quedar sus familiares y amigos si hace una escapada a las islas Cook. Lo más parecido a lo que imaginamos a un paraíso en la tierra está al sur del Pacífico para sucumbir a cualquier tentación de la carne. Este archipiélago tropical de aguas cristalinas y playas de arena blanca le seducirá nada más tomar tierra y alojarse en alguno de sus resorts de lujo y divisar sus arrecifes de coral y las cimas volcánicas.

En ese lado de la Polinesia encontrará la auténtica perla negra y no la del capitán Sparrow. La isla Manihiki, uno de los lugares habitados más antiguos del mundo, es famosa por su laguna, donde están las granjas de perlas. Vuelo con Qatar Airways, dos escalas, desde 4.610 euros.

París es un destino siempre apetecible para hacer una escapada y dar rienda suelta a los deleites mundanos. En la Ciudad de la Luz se concentran algunos de los mejores hoteles de lujo del mundo, como el Mandarin Oriental. Un magnífico edificio histórico de estilo palaciego ubicado en la rue Saint-Honoré, a pocos pasos de la célebre Place Vendôme y de las tiendas más exclusivas.

Los huéspedes que reserven el paquete de Pascua disfrutarán, entre otras ventajas, de la cuarta noche de alojamiento gratis y de una tarde de degustación del mejor champán en el restaurante Camélia, dos estrellas Michelin. Desde 975 euros, oferta disponible hasta el 30 de abril.

De pereza: Madrugar para el safari...o velar para el desove

Una tortuga recién nacida en Tortuguero (Costa Rica)
Una tortuga recién nacida en Tortuguero (Costa Rica)

La naturaleza ofrece algunos de los espectáculos más impresionantes del mundo, pero para verlos tendrá que sacudirse la pereza, dar la bienvenida a los madrugones y armarse de paciencia, si quiere hacer un safari y contemplar, por ejemplo, la enorme fauna que atesoran las sabanas y colinas de parques como el Masai Mara (Kenia) o su prolongación, el Serengueti (Tanzania).

En mayo comienza la gran migración de ñus, cebras y grandes depredadores del Serengueti hacia las tierras del norte del Masai Mara, pero en abril aún se concentran las grandes manadas en la reserva tanzana y también podrá ver jirafas, elefantes, guepardos y leopardos. Safari de 9 días por Tanzania, incluido vuelos, desde 3.030 euros, con salida el 9 de abril, en Catai.es.

Cinco de las siete especies de tortugas marinas existentes en todo el mundo acuden todos los años a desovar en Costa Rica, y lo hacen durante todo el año. La llegada masiva y simultánea de miles de tortugas hembra al lugar donde nacieron décadas atrás para desovar a veces coincide con la eclosión de los huevos y la carrera de las pequeñas crías intentando llegar al mar.

Un prodigio que suele darse de madrugada –tendrá que vencer el sueño– y atrae a muchos turistas –también tendrá que ser paciente ya que no se permite la entrada masiva–, ya sea en la zona del Caribe (parque de Tortuguero) o del Pacífico (en Ostional, en el parque de Guanacaste). Nautaliaviajes.com ofrece paquetes de 14 días desde 1.484 euros, incluidas 4 noches en parques.

De orgullo: Como pez en el agua... o con la casa a cuestas

Tentaciones para pecar (un poco) en Pascua

Por más guerra que le den los más pequeños de la casa seguro que sentirá orgullo y pasión indisimulados por sus vástagos y no será capaz de negarse más de tres veces a sus caprichos, al menos para evitar que le den la pascua. Una opción donde se sentirán como pez en el agua es llevarles a parques temáticos o zoológicos.

En la bonita Tenerife podrá matar dos pájaros de un tiro –en sentido figurado, claro– yendo a Loro Parque, en el Puerto de la Cruz, un acuario y parque de animales, y a Siam Park, en Costa Adeje, un parque acuático con atracciones para todos. Entradas de un día, en ambos, 34 euros adultos y 23 euros niños. Vuelos desde 151 euros, trayecto en Iberia Express, para salidas el 11 de abril.

Los más veteranos, los románticos y los neohippies se sentirán henchidos de orgullo y satisfacción porque los viajes en autocaravana son tendencia. Vaya donde vaya, esta alternativa viajera, muy extendida en algunos países europeos, permite acceder a lugares recónditos sin preocuparse de horarios o del alojamiento; ofrece libertad e independencia y, además, resulta muy cómoda para viajar en familia y con niños. En España, las reservas para Semana Santa crecen y en algunos casos, como el de Yescapa, especializada en alquiler de autocaravanas entre particulares, este año doblan las reservas registradas durante 2016, con más de 600. Desde 81 euros por día, en Yescapa.es.

Normas