Seguros

Vuelve el todo riesgo a los seguros de autos

El precio sigue siendo un factor decisivo para cambiar de compañía

Clasificación de aseguradoras automovilísticas Ampliar foto

Guerra de precios, boom de las aseguradoras online, trasiego de clientes de unas compañías a otras, más seguros a terceros frente al todo riesgo son hechos que ya parecen formar parte del pasado. El aumento de la venta de coches nuevos ha vuelto a impulsar el seguro a todo riesgo entre los españoles.

“Tras la reactivación económica ha venido la reactivación del seguro de coches y sobre todo del todo riesgo y del todo riesgo con franquicia”, aclara Fernando Egea, responsable de seguro de la plataforma online Audatex. En 2016 los seguros de autos crecieron más de un 5,1%, con un volumen de primas de 10.565 millones de euros, según datos de ICEA.

El auge del todo incluido ha llegado a la mayoría de las compañías. Fernando Valencia, director de gobierno corporativo de Línea Directa, señala que mientras que con la crisis el seguro a terceros llegó a suponer una parte importante de su cartera, al ser más baratos, el todo riesgo ha pasado a ser otra vez el más demandado, con coberturas complementarias como el coche de sustitución, la cobertura del carné por puntos y otras como el daño por pedrisco.

En Axa ha ocurrido algo similar. Nuria Fernández, directora de particulares y auto, explica que “la falta de tiempo de los clientes y la elevada información con la que cuentan ha traído la contratación de modalidades más completas, reforzadas con paquetes opcionales. El coche de sustitución, los fenómenos atmosféricos o un choque con animales, el repintado de vehículos y el duplicado de llaves o daños en los equipajes son coberturas cada vez más demandadas”.

En Mutua pronostican un alza del 15% en los precios en los próximos tres años

La libre elección, además, ha venido para quedarse, puntualizan en Zurich. Carlos Palos, su director de ventas y distribución, comenta que “Zurich ha desarrollado productos basados en la flexibilidad de acceso, productos a medida y, lo que es más importante, seguros fáciles de entender y usar, ya que a los conductores les produce alergia la letra pequeña de los contratos”.

Esta aseguradora, de hecho, “ya no habla de primas, sino de precios”, que, hoy por hoy, sigue siendo la razón que mueve a los clientes de unas compañías a otras. Prueba de ello es que, como recoge un estudio de la plataforma online Wazypark, actualmente más de la mitad de los conductores que se plantea cambiar de compañía busca precios más bajos y mejores condiciones.

Pero pese a que se temía lo peor, a causa del nuevo baremo de indemnización de daños personales y del mayor movimiento de vehículos los precios han crecido, aunque no como se esperaba. En Rastreator afirman que la póliza a todo riesgo es la que más ha subido de precio, un 4,9%, frente al todo riesgo con franquicia (0,2%), mientras baja el seguro a terceros. Se preveían alzas de hasta el 15% por el temor al aumento de los siniestros, recuerdan en Mutua Madrileña.

Pero las compañías se han contenido porque esto no ha ocurrido y algunas aseguradoras, como Mutua, no han elevado los precios y esto las ha permitido retener clientes.

Pólizas más digitales

Además de los comparadores y las aseguradoras online, lo que sí ha venido para quedarse es la digitalización. “Hay que permitir que los clientes se dirijan a nosotros de la forma que escojan”, dice Nuria Fernández, aludiendo a la omnicanalidad.

La mayoría de las compañías ya facilitan la contratación en la red (en Mutua ya representan el 40%), pero también han creado apps para que los clientes se relacionen telemáticamente. La de Mutua Madrileña permite, además de contratar pólizas online, dar partes de siniestro, localizar taller, pedir cita para renovar el carné, chófer para pasar la ITV o pagar a través de la tarjeta virtual del móvil y cuenta con un código sanitario QR para motoristas, así como peritación digital.

La aplicación de Línea Directa –para clientes o no– cuenta con calculadora de alcoholemia, dispone de guía en caso de siniestro, permite localizar talleres y centros médicos, encontrar el coche aparcado y activar una alarma en caso de que se agote el tiempo de estacionamiento regulado, y pedir vehículo de sustitución.

La app de Zurich, una de las más valoradas, según los expertos, permite comunicar a la compañía cualquier cambio en su seguro, tramitar un siniestro y dispone de geolocalización para cualquier incidente.

Normas