Crisis en los puertos

El Gobierno bloquea un preacuerdo de patronal y sindicatos de la estiba

Fomento sigue negándose a recoger la subrogación del empleo por ley

Empresas y estibadores piden que el Estado pague parte de los futuros salarios

Fomento ha tumbado un frente común, en forma de principio de acuerdo, entre la patronal de la estiba, Anesco, y los sindicatos del sector. El colectivo empresarial ha sido el primero en lamentar la negativa del Gobierno a respaldar la plataforma común pactada para desbloquear el conflicto que afecta a la red de puertos públicos.

La propuesta conjunta pasa por negociar rebajas salariales para incrementar la productividad de los estibadores entre un 10% y un 15%. Los trabajadores ofrecen un recorte en las nóminas del 10%, mientras Anesco partía del 30%. Antes la diferencia, ambas partes se emplazarían para seguir tratando este punto. Sin embargo, el asunto que parecen tener claro es el de plasmar garantías de subrogación a través del instrumento normativo con rango de Ley que elija el Gobierno. Un punto por el que Fomento no ha querido pasar.

Tampoco ha aceptado el departamento que lidera Íñigo de la Serna el punto en que Anesco y las centrales sindicales reclaman a Puertos del Estado que compense los costes laborales derivados de la subrogación, "compensando el diferencial de los costes laborales del colectivo [actual] sobre los de nueva contratación". Una petición que ha sido realizada "tomando en consideración que la asunción de los actuales empleados y de sus costes salariales repercutirán en la competitividad de las empresas presentes en los puertos".

La propuesta conjunta pasa por negociar rebajas salariales para incrementar la productividad de los estibadores entre un 10% y un 15%

  • Críticas al Ejecutivo

Anesco ha resaltado “que no se haya podido alcanzar un acuerdo tripartito en el día de hoy, tras el esfuerzo realizado por la representación de las empresas y por los sindicatos más representativos del sector, presentando un principio de acuerdo conjunto, que no ha sido respaldado por el Gobierno”.

La patronal asegura que el principio de acuerdo recoge cuestiones positivas en relación con las medidas organizativas y productivas, aludiendo también a las garantías en la continuidad en el empleo de los actuales trabajadores. El Ejecutivo, por su parte, había siendo claro en las últimas semanas al indicar que las garantías a la subrogación no pueden incluirse en el decreto que reformará la Ley de Puertos de 2010. Pese a la negativa de ayer, la patronal espera que “esta situación pueda ser reconducida a la mayor brevedad posible por el Gobierno”.

El hecho de que empresas y trabajadores hayan llegado a un entendimiento, después de que presentaran sus respectivas plataformas la semana anterior, ya es un hecho notable en el conflicto. Sobre las jubilaciones, Anesco y sindicatos han hablado de salidas voluntarias para mayores de 50 años y forzosas para los estibadores de 55. La contraprestación, un punto de partida en tres veces el salario mínimo interprofesional.

Al cierre de la reunión, Antolín Goya, dirigente de Coordinadora de Trabajadores del Mar, principal sindicato de estibadores se preguntó qué más tienen que hacer los agentes del sector “para demostrar al Gobierno que la reforma de la estiba puede cumplir con lo que manda Europa de otra forma”, informa Europa Press.

 El mediador de las negociaciones, el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña, ha quedado en presentar mañana un acuerdo de mediación con el fin de reconducir la situación y analizar la posibilidad del acuerdo.

 

Normas