Automoción

El crecimiento imparable de los todocaminos en Europa

Las empresas se vuelcan en unos modelos sin techo conocido de ventas.

Acaparan un 28% del mercado europeo y desbancan a monovolúmenes y berlinas

Presentación del VW Tiguan
Presentación del VW Tiguan

No hay techo de ventas para los todocaminos. Los modelos SUV por sus siglas en inglés siguen devorando los mercados automovilísticos internacionales sin limitaciones de tamaño o de precio. Es igual que se dirijan a segmentos más urbanos que coloquen sus siluetas en la alta gama. El modelo que sale, se dispara en ventas.

Solo en el pasado mes de febrero, los todocaminos registraron un incremento de ventas de dos dígitos, un 16,1% más, hasta las 309.608 unidades vendidas en los países europeos respecto del mismo mes del año anterior. Y esto en un contexto de ralentización del mercado, puesto que en febrero, la media de crecimiento de las matriculaciones en los países de la UE solo creció un 1,2%.

“Es una desaceleración esperada”, explican los expertos de la consultora Jato, que han realizado el análisis del mercado por segmentos y productos. “Venimos de unas caídas de mercado dramáticas en Europa, hasta del 50% en las matriculaciones en algunos países en dos años. Ya se están recuperando los niveles de venta del 2008, antes de la crisis y es normal que el mercado se estabilice”, señalaron desde Jato.

Solo son capaces de seguir su ritmo en tasa de crecimiento el segmento de las berlinas de alto lujo, que crecen un 11,7% en el mes. Eso sí, no alcanzan ni el 10% del volumen de ventas de los todocaminos. Consiguen matricular 28.402 unidades nuevas en febrero en los países europeos.

Las automovilísticas son conscientes de que añadir un todocamino a su cartera de negocio puede ser un revulsivo para sus ventas, como bien afirma el presidente de Seat, Luca de Meo, al hablar del lanzamiento el año pasado de Seat Ateca, su primer todocamino, o del nuevo Arona, un modelo más compacto dentro de este segmento que empezará a comercializarse en el último trimestre del año. “Hasta ahora, solo cubriamos un 53% del mercado con nuestra gama.

Con estos dos modelos, llegaremos al 72% del mercado”, explicó De Meo en la reciente presentación de resultados de la enseña en Barcelona, el pasado 23 de marzo. Y esto sin contar el tercer todocamino, ya anunciado, que se fabricará en la planta de Volkswagen en Wolfsburgo, sobre la plataforma del Tiguan.

Son estas novedades las que están impulsando el mercado, sobre todo. En concreto, desde Jato destacaron los lanzamientos del Volkswagen Tiguan, del Toyota C-HR o del Peugeot 3008 SUV en el segmento de los todocaminos. De hecho, la consultora destaca que por primera vez, Volkswagen ha vendido más SUV que vehículos compactos “dado que su marca Seat está reportando fuertes incrementos de ventas gracias a la buena acogida de su todocamino Ateca”, explicaron.

La marca alemana se mantiene líder en el mercado europeo pese a la caída registrada en ventas y en cuota de mercado. Se queda en un 23,19%, casi un punto porcentual menos de cuota que el año pasado. Sus vehículos más representativos pierden ventas, aunque siguen copando el podio de los más vendidos en Europa. En concreto, el Volkswagen Golf ha vendido un 12% menos en febrero, hasta las 31.910 unidades y el Polo cae un 11,7%, hasta las 24.415 entregas.

Un segmento que se resiste a desaparecer

Con estas tasas de crecimiento tan bajas en el mercado general, está claro que algún segmento está sufriendo la devoción de la clientela por los todocaminos. Pero la verdad es que no es uno sino seis de 10 segmentos analizados por Jato los que pierden ventas en comparación con las entregas registradas por los todocaminos. Acaparan el 28% del mercado en los dos primeros meses del año, un punto porcentual menos que a finales del año pasado pero siete puntos más que en 2015.
En concreto, el segmento más perjudicado del ascenso de los SUV son los monovolúmenes, que llevan meses perdiendo ventas. En concreto, en el segundo mes del año perdieron un 19% en ventas, quedandose en 92.632 entregas en febrero. Representan un 8,4% de cuota de mercado, cuando hace un año acaparaban el 10,5% de las matriculaciones.
Su participación no ha hecho más que descender desde su punto álgido en 2005, cuando sumaban el 16,65% del mercado. Sin embargo, las automovilísticas no parecen dispuestas a dejar caer este segmento yb aspiran a revertir este descenso con los nuevos modelos en lanzamiento.
En concreto, el año pasado, los nuevos Ford S-Max y Galaxy ayudaron al segmento de los monovolúmenes grandes a crecer en un 30%. Consiguieron que esta parte del mercado alcanzara las 200.000 unidades, como señala la publicación especializada Automotive News. La llegada del Renault Scenic a la parte de monovolúmenes compactos podría tener un efecto similar en un nicho, que el año pasado cayó en un 6,6%. Este segmento también puede beneficiarse, si se mantiene, de la alta demanda del VW Touran, que creció un 52% en 2016.

Normas