Proyecto de ocio

Cordish no renuncia a su Eurovegas

Emite un comunicado asegurando su "compromiso" con el proyecto

Recreación facilitada por Madrid Rendering, del "megacomplejo" de 134 hectáreas de ocio que la compañía estadounidense Cordish quiere construir en el municipio madrileño de Torres de la Alameda por 2.000 millones de euros.
Recreación facilitada por Madrid Rendering, del "megacomplejo" de 134 hectáreas de ocio que la compañía estadounidense Cordish quiere construir en el municipio madrileño de Torres de la Alameda por 2.000 millones de euros. EFE

Tras el rechazo de la Comunidad de Madrid al macrocomplejo Live Resorts Madrid, de casinos y ocio, la empresa estadounidense Cordish ha emitido un comunicado en el que asegura estar comprometida con el proyecto, que según sus cálculos generaría 56.000 puestos de trabajo y miles de millones de actividad económica para la región.

Cordish señala en la nota que "aparentemente el gobierno de la Comunidad de Madrid no ha entendido la documentación que presentamos, o no hemos sabido transmitirles correctamente", y hace hincapié en dos aspectos "relevantes". Por un lado, argumentan que no han solicitado ninguna infraestructura, ni ningún subsidio público al gobierno, algo que consideran innecesario. Por otro, aseveran que "estamos totalmente comprometidos a construir el proyecto en su totalidad".

"Precisar que nuestro firme compromiso es el desarrollo integro de los 2.200 millones mínimo del proyecto en su primera fase, lógicamente como en todos los desarrollos de estas magnitudes, las construcciones se ordenan en etapas, siendo la central la primera", indica el comunicado.

Asimismo, Cordish asegura que "Live Resorts Madrid no es Eurovegas" sino "un destino de entretenimiento, gastronómico, de compras, reuniones y convenciones". Explica que el proyecto ofrece infinidad de actividades de ocio a diario, grandes espectáculos, y atracciones culturales únicas en Europa, donde el área de juego del proyecto solo supone de un 10% a un 15% de la superficie.

Desde Cordish dicen encontrarse "realmente sorprendidos" por la decisión de la Comunidad de Madrid de no permitir el proyecto, pero se manifiestan también "optimistas" y creen que su solicitud será retomada "cuando se aclare el malentendido y el gobierno regional entienda estos puntos".

Normas