Bolsas

Auriga lanza una herramienta para sacar partido a Mifid II

Afirma que la Bolsa española supone el 60% de la negociación de los valores del Ibex

Auriga lanza una herramienta para sacar partido a Mifid II

Desde que entró en vigor la norma europea para regular los mercados de valores a finales de 2007 Mifid I, el Ibex es un poco menos español. De hecho, la sociedad de valores Auriga calcula que solo un 65% de las operaciones ejecutadas en los valores del índice lo hace en la Bolsa española, el mercado secundarios oficiales de valores en el país que gestiona BME.

Así, y ante la perspectiva de que la introducción de la renovación de esta norma fragmente aún más la negociación, la firma ha lanzado este viernes su Smart Order Router: una herramienta con la que busca el mejor precio compra de la acción en todos los mercados donde se negocia.

Esta solución busca en 16 plataformas de todo el mundo, tanto en las abiertos (Turquoise, Chi-X o Bats) como en los dark pools o mercados oscuros. El objetivo de cumplir la consigna de la "mejor ejecución" consignada tanto en Mifid I como en Mifid II se basa en los siguientes elementos: precio, coste de ejecución, velocidad, tamaño, naturaleza, probabilidad y otros factores.

Aunque en la normativa que entrará en vigor en 2018 la definición de esta "mejor ejecución" es la misma, introduce la obligatoriedad de dar "todos los pasos suficientes" para conseguirla (y no "todos los pasos razonables" de los que hablaban las reglas anteriores). Además, abre la puerta al escrutinio cercano por parte de clientes y supervisores.

No obstante, la baza de Tourquise está precisamente en los mercados más opacos: los dark pools. Su consejero delegado, Robert Barnes, desgranó los detalles de una herramienta llamada Paloto. Presumió que en él participan algunos de los mayores fondos del mundo: Norges Bank, Deutsche AMo Fidelity. Con esta herramienta, ofrece a los intermedarios encontrar Bolsas de acciones ilocalizables para la negociación tradicional.

Este instrumento es, sin embargo, bastante ajeno al mercado español, ya que representa el 6% de las transacciones del Ibex. En Estados Unidos, el dato se eleva a un 11%. Así, Barnes considera que aunque se fragmenten, las Bolsas europeas no llegarán a la situación de Wall Street y retendrán al menos el 50% del volumen total de acciones negociadas.

Normas