Entrevista al director general de SolarWatt en España
Ernesto Macías, director general de Solarwatt en España.
Ernesto Macías, director general de Solarwatt en España.

Ernesto Macías: “El autoconsumo eléctrico lo tiene todo para eclosionar”

Liderará la expansión en España de la compañía alemana

Con una experiencia de más de 15 años en el sector fotovoltaico español (desde empresas como Isofotón a la presidencia de la Asociación de la Industria Fotovoltaica Europea), Ernesto Macías ha sido el elegido por SolarWatt para pilotar su desembarco en España. Esta compañía, que comparte con BMW a su primer accionista, pretende atacar el autoconsumo eléctrico con la fabricación y suminitsro de este tipo de módulos. Una vez superadas las tribulaciones financieras que hicieron a la compañía ser rescatada por el Estado alemán en 2012, esperan mostrar al mundo que la innovación en energía verde tiene también acento europeo y no solo bajo el nombre de Elon Musk. Para ello, la semana pasada ha lanzado la primera batería modular con el mensaje a Tesla de que "una gran capacidad no es igual a calidad".

Pregunta. Hace apenas un mes que SolarWatt ha abierto sus oficinas en España, ¿por qué han decidido desembarcar ahora en el país?

Respuesta. Hemos detectado una situación de oportunidad. Por un lado, España ofrece las mejores perspectivas fuera de cualquier contexto de regulación desde el punto de vista de radiación solar y configuración urbanística. El perfil de clientes comerciales ofrece el mejor escenario para el desarrollo de un mercado de autoconsumo con baterías en Europa.

P. Esas condiciones exiten ya desde que en 2003 se fundó la compañía, ¿qué cambia ahora?

R. La tecnología. Lo único que hay en común con la situación de hace 10 años es que hay un mismo elemento: los paneles fotovoltaicos, que son mucho más baratos y desarrollados. Además, hay una cosa desde hace dos años en el mercado que son las baterías. Realmente cuando empieza a haber un cambio significativo en el aprovechamiento de la energía coincide con el lanzamiento de la batería de SolarWatt y Tesla. Esto quizá es un punto y aparte desde el punto de vista del conocimiento público y empieza a vislumbrase una tendencia hacia las baterías de litio.

P. ¿En qué situación se encuentra el autoconsumo fotovoltaico en España?

R. Ahora mismo es una anécdota en España. Sin embargo, el autoconsumo eléctrico lo tiene todo para eclosionar. Es un país muy poblado y con una población flotante extranjera muy interesante. Todo esto se combina con un modelo urbanístico muy horizontal, lo que hace que se den las circunstancias propicias para esa eclosión.

P. ¿Qué necesita este mercado para explotar?

R. Ejercer una presión sobre el mercado para generar una demanda. En definitiva, convencer al propietario de una casa adosada de que tiene todas las facilidades para poner un sistema de generación de energía fotovoltaica con baterías. Nosotros calculamos que más del 90% de nuestros clientes dentro de un año ahora mismo ni se plantean opciones dentro del autoconsumo fotovoltaico. Ahora ni se le pasa por la cabeza ni está en la cesta de la compra. Por lo tanto, ahora es nuestra opción y nuestra oportunidad para posicionarnos y llevar a este cliente que no sabe que esto le interesa porque no lo conoce. Cuando nosotros lo sepamos argumentar y ese futuro autoconsumidor de energía lo conozca va a tener el deseo de tenerlo instalado en su casa. Porque además a nuestro modelo –basado en instlaciones con baterías de menos de 10 kilowatios– no se aplican restricciones como el impuesto al sol.

P. Sin embargo, una de las dudas que suelen arrojar esos pequeños consumidores es la fuerte inversión que deben realizar para instalar en sus viviendas paneles fotovoltaicos. En su caso, ¿en cuánto tiempo la recuperarán?

R. Nos movemos entre los 5.000 y los 15.000 euros la instalación de media con una amortización que nunca supera los 10 años. Depende de factores externos como la ubicación o las horas de radiación solar. En cualquier caso, el consumidor podrá autogenerar un 80% de la energía que consuma en un año. Conviene también reseñar que nuestro cliente tipo guarda un paralelismo con el del vehículo eléctrico: son mercados de voluntad. Su motivación responde a una decisión personal por una forma de obtener energía más independiente, ecológica y sostenible.

Normas
Entra en EL PAÍS