Transporte

Las operadoras privadas acusan a Renfe de ‘robo’ de maquinistas

La asociación de operadoras privadas denuncia una estrategia para colapsar la competencia

Renfe
Tren de Cercanías de Renfe en la estación madrileña de Atocha.

El enfrentamiento entre los operadores privados del ferrocarril de mercancías y Renfe va a más. Tras la multa impuesta por la CNMC a la pública por prácticas contra la competencia, el ramillete de firmas que accedieron al negocio tras la liberalización del transporte de carga aseguran estar sufriendo una fuga de maquinistas como parte de un plan orquestado por Renfe.

“Se trata de impedir que los competidores puedan ejercer su derecho a la actividad económica en el mercado, quitándonos un recurso estratégico como es el personal de conducción”, denuncian desde la Asociación de Empresa Ferroviarias Privadas (AEFP). Filiales de Acciona, ACS, Comsa, Ferrovial y OHL, entre otras, pertenecen a este colectivo, que ya interpuso la demanda que ha acabado en una histórica sanción de Competencia a Renfe.

El examen

Los candidatos a las becas de Renfe debían realizar ayer un examen psicotécnico para evaluar razonamiento y percepción. Para aprobar debían obtener un 44% de aciertos en el total de las preguntas del primer bloque y un 45% en el segundo.

Todo arranca en la convocatoria de empleo de 2016, por la que la compañía dependiente de Fomento ofreció 340 plazas de maquinista que irá incorporando en distintas fases. De hecho, la AEFP ya ha denunciado ante la CNMC que, en cumplimiento de la orden FOM 2872/2010, sus empresas deben ser indemnizadas por Renfe por los costes de formación de sus maquinistas cuando estos saltan al sector público en los dos años siguientes a la realización de los cursos. La asociación estima que las operadoras invierten 20.000 euros por empleado en cursos de 1.150 horas, y reclama 500.000 euros por los primeros 45 maquinistas que, calculan, se han ido a Renfe.

Tras estos antecedentes, esta semana se ha producido una nueva desbandada de maquinistas hacia las pruebas de selección de 210 candidatos para participar en un programa de “becas de formación especializada en infraestructura y vehículos ferroviarios en el Grupo Renfe al objeto de facilitar la incorporación al mercado laboral”. Ayer se presentaron 500 personas al examen de acceso, muchos de ellos “dejando de prestar los servicios de conducción de nuestros trenes”, dicen en la AEFP. El gerente de la asociación, Juan Diego Pedrero, argumenta que “hay algunas compañías que han tenido entre el 70% y el 90% de sus maquinistas fuera del puesto de trabajo, con la consiguiente paralización de los servicios”. El sector privado emplea a unos 200 conductores de trenes, por los 5.000 que trabajan para Renfe, la mayoría mayores de 50 años. A corto plazo se esperan prejubilaciones.

El sector privado emplea a unos 200 conductores de trenes, por los 5.000 que trabajan para Renfe, la mayoría mayores de 50 años

Pedrero se queja de “cómo una compañía pública y en pérdidas” ofrece condiciones sociolaborales “mucho más atractivas” que las del sector privado. Y añade que Renfe tendría capacidad para cubrir su necesidad de personal desde sus nueve centros de formación sin necesidad de lastrar a la competencia.

Dado por descontado el carácter abierto de las convocatorias de empleo de Renfe, sus competidoras privadas han pedido un calendario orientativo de estas promociones para ajustarse a las posibles fugas y acompasar sus programas de formación.

Normas