Actividad empresarial

Las empresas triplicaron su beneficio en 2016

La mejora de los ingresos y de los gastos financieros impulsa el resultado

Las empresas triplicaron su beneficio en 2016 Ampliar foto

El resultado final de las empresas se disparó durante el pasado año un 200%, según los datos recogidos por la Central de Balances del Banco de España. Las cuentas se vieron impulsadas, según el organismo, por el crecimiento de la actividad, así como los menores gastos financieros.

De esta forma, las empresas españolas han recuperado la senda de crecimiento después de que en 2015 el beneficio cayera un 51%. El resultado ordinario neto (RON), que elimina los hechos no recurrentes, aumento un 23,8%, lo que supuso una mejora respecto al año anterior, cuando el RON aumentó un 18,4%.

El crecimiento del resultado se ha visto especialmente impulsado por la evolución de algunos sectores, como el comercio y la hostelería, impulsado por la mejora del consumo fuera del hogar en España y la llegada récord de turistas a España. Su resultado creció un 35%. También tuvieron un crecimiento relevante los beneficios en la industria (18,8%) y la información y las telecomunicaciones (17,7%). Por contra, el menor alza se produjo en la energía, sector lastrado por la mala evolución de la actividad de refino.

Precisamente este hecho ha presionado a la baja la evolución de la cifra de negocios, que se redujo un 3,7% en 2016. También ha tenido un impacto en el valor añadido generado por las empresas participantes en la Central de Balances. El VAB, como se conoce a esta magnitud, creció un 4,1%, lo que supone dos puntos menos que en 2015.

En el apartado de gastos financieros, estos se redujeron un 9,4%, debido a los menores tipos de interés en la financiación de las empresas. Por su lado, los ingresos financieros crecieron un 16%, gracias al aumento de los dividendos, que se elevaron un 28%.

El Banco de España destaca también la mejora de los ratios de rentabilidad de las empresas en España, con un crecimiento del 8,6%, frente al alza en 2015 que fue del 7,1%. Por contra, el crecimiento en los distintos valores no se ha traducido en mayor generación de empleo. De acuerdo con la estadística se aumentó el número de empleados en un 1,1%, frente a la mejora del 1,3% en 2015. El organismo achacó este hecho a la distorsión de algunas grandes empresas que figuran dentro de la Central de Balances.

El mercado español vuelve a ganar peso

La buena evolución de la actividad económica en España ha provocado que tras varios años de caída del peso del mercado local en el conjunto de los ingresos de las empresas, éste volviera a crecer en 2016. Así, según el Banco de España, el negocio en este mercado se situó en el 37%, lo que supone un punto más que en el año anterior. La crisis económica empujó a las empresas, especialmente a las más grandes, a buscar fuentes de negocio fuera de España, lo que hizo que el mercado internacional creciera entre 2007 y 2015 casi 20 puntos porcentuales. La suma de España con los países de la UE supone en torno al 60% de la actividad de las empresas estudiadas por el organismo.

Normas