Mercado de trabajo
Costes laborales en 2016 pulsa en la foto

Los costes laborales cumplen un año completo de caídas

El salario medio percibido en España a finales de 2016, incluyendo el salario base, complementos, atrasos y horas extras asciende a 2.010,73 euros tras descender un 0,8% respecto a un año antes

El coste laboral es todo lo que paga un empresario al mes por un trabajador e incluye los costes salariales (sueldo, pagos extraordinarios, horas extras, y salario en epecie) y otros costes no salariales como las cotizaciones sociales, ropa de trabajo, los complementos de prestaciones por estar de baja o las indemnizaciones por despido o por finalización de contrato. Pues bien todos estos costes conjuntamente llevan un año completo registrando caídas.

En concreto, según los datos hechos hoy públicos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en el último trimestre de 2016 los costes laborales cayeron un 0,8% respecto al mismo mes del año anterior, según los datos corregidos de variaciones estacionales, con lo que suman cuatro trimestres de descensos interanuales, después de cinco trimestres en positivo en los que dichos costes llegaron a subir un 1,2% a finales de 2015. Es más, la caída registrada a finales del año pasado fue la mayor registrada en los últimos dos años.

Tras este descenso, el coste laboral medio que pagan los empresarios en España asciende a 2.649,97 euros al mes. De esta cantidad, 2.010,73 euros fueron costes salariales, que se redujeron también a finales del 2016 un 0,8% respecto al mismo periodo del año anterior; y los 639,24 euros restantes, fueron costes no salariales, que se recortaron un 0,9% interanual. La mayoría de este último tipo de coste (588 euros mensuales) corresponde al pagao de cotizaciones sociales a la Seguridad Social.

Dentro del coste salarial total, el salario ordinario, sin ningún tipo de extra, ascendió a 1.636,20 euros mensuales de media, tras descender un 0,3%, medio punto menos que el coste laboral total. Esto quiere decir que los costes extrasalariales, con un descenso del 0,9% interanual, fueron los que tiraron más a la baja del coste total. Y dentro de estos, los pagos por indemnizaciones por despido, dietas y complementos a prestaciones fueron los que más descendieron, un 6,1% menos que hace un año. Si bien estos costes apenas representan unos 70 euros mensuales, el 2,6% del coste laboral total que el empresario paga al mes por un trabajador.

Si el coste laboral se mide por hora de trabajo, en el último trimestre de 2016 creció un 0,6% respecto al mismo trimestre del año anterior, debido al descenso del 1,4% en el número de horas efectivas de trabajo. Si se elimina este efecto y el de calendario, el descenso estimado del coste laboral por hora trabajada también habría caído un 0,6%.

Aunque esta encuesta pone de manifiesto que las empresas llevan un año completo mejorando su comptetitividad por la vía del ajuste de los salarios nuevamente, los sueldos no han caído en todos los sectores. De hecho son mayoría los que se anotaron incrementos anuales. Si bien la intensidad de los recortes donde los ha habido hacen que la media resultante sea un descenso del 0,8% del coste salarial.

Así la industria incrementó su coste salarial total un 0,5% hasta los 2.428 euros mensuales; mientras que el sector servicios pagó unos salarios totales medios de 1.934 euros, tras un descenso del 0,9%; y la construcción volvió a ser la que sufrió un mayor ajuste retributivo, con una caída del 1,6% internaual, que ha dejado el coste salarial en el sector en 1.987 euros mensuales.

Las actividades artísticas e inmobiliarias fueron los sectores que se anotaron mayores incrementos de costes laborales, con aumentos del 2,8% y 1,9%, respectivamente. Mientras que las actividades de información y comunicaciones experimentaron la mayor caída, con un recorte del 4,4% del coste laboral de sus trabajadores.

Normas
Entra en EL PAÍS