Redes sociales

EE UU acusa a dos espías rusos del robo de datos de Yahoo

Además ha culpado a dos famosos hackers, que fueron contratados por el Kremlin

EE UU acusa a dos espías rusos del robo de datos de Yahoo

El Gobierno de EEUU acusó ayer a dos espías rusos del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antigua KGB) y a dos hackers, contratados supuestamente por el Kremlin, de robar en 2014 datos de 500 millones de usuarios de Yahoo. Esta es la primera vez que el citado Gobierno presenta cargos por ataques cibernéticos contra funcionarios del Kremlin, informó Efe.

En una rueda de prensa en el Departamento de Justicia, una de los responsables de la investigación, Mary McCord, aseguró que los acusados robaron datos a Yahoo para espiar a periodistas rusos, empleados de servicios financieros y funcionarios del Gobierno estadounidense y del propio Ejecutivo ruso. “Los acusados atacaron las cuentas de Yahoo de funcionarios del Gobierno ruso y del estadounidense, incluyendo personal dedicado a la seguridad cibernética, personal diplomático y militar”, dijo McCord, que aseguró que los acusados actuaron para enriquecerse con esa información.

Los acusados son Dmitry Dokuchaev, Igor Sushchin, Alexsey Alexseyevich Belan y Karin Baratov. Los dos primeros son funcionarios rusos que investigan delitos cibernéticos. Belan, por su parte, es uno de hackers más buscados por el FBI, y ha sido acusado dos veces por ciberataques que afectaron a millones de personas. Según McCord, Belan llegó a acceder a 30 millones de cuentas de Yahoo. El otro hacker, Baratov, fue arrestado este martes en Canadá. Mientras, los otros tres acusados estarían en Rusia, un país con el que EEUUno tiene acuerdo de extradición.

La acción penal llega en un momento delicado en las relaciones entre EEUU y Rusia, pues los demócratas acusan al presidente ruso de haber interferido en el resultado de las elecciones. El robo masivo de datos de Yahoo, desvelados por la tecnológica el año pasado (realmente fueron dos, este que tuvo lugar en septiembre de 2014, y otro en 2013 que afectó a otros 1.000 usuarios), también le ha costado caro a la compañía. El incidente puso en cuestión su integración en Verizon, quien finalmente cerró la compra del portal con una rebaja en el precio de 332 millones.

Normas