Conflicto

Gas Natural tendrá que volver a negociar con Colombia en el arbitraje

Brufau asegura que la situación de Electricaribe no era sostenible

Isidro Fainé, presidente de Gas Natural Fenosa, y Rafael Villaseca, consejero delegado.
Isidro Fainé, presidente de Gas Natural Fenosa, y Rafael Villaseca, consejero delegado. Efe

Gas Natural Fenosa tendrá que volver a intentar una solución negociada con el Gobierno de Colombia sobre el conflicto por Electricaribe cuando comunique al Ciadi (tribunal arbitral del Banco Mundial) la controversia por la intervención y liquidación de su filial caribeña decretada por el Ejecutivo de Juan Manuel Santos. En agosto, la compañía se limitó a hacer un preaviso informal, pero en breve, tal como anunció el martes, iniciará el trámite formal para el arbitraje al amparo del Tratado de Protección Recíproca de Inversiones (APRI) entre España y Colombia.

 Las nuevas negociaciones son obligatorias y durarán al menos tres meses, aunque, como ocurre en muchos casos similares, podrían ser un mero trámite. Según fuentes empresariales, en la reunión que mantuvieron el lunes en Bogotá el presidente de Gas Natural, Isidro Fainé, y el de Colombia, Juan Antonio Santos, ambos dejaron la puerta abierta a un posible entendimiento. No obstante, Gas Natural Fenosa se niega a la capitalización de Electricaribe que exige Colombia, en tanto no se les dé garantías de poder cobrar a los clientes (los impagos acumulados en la región, origen del conflicto, rondan los 1.300 millones) y se controle el fraude de una región con un alto índice de pobreza.

La Superintendencia de Servicios Públicos de Colombia anunció el martes, día en que terminaba el plazo de la intervención que ha durado cuatro meses, que la compañía será subastada y se concederá al precio que determine el marcado a otro operador. Gas Natural pedirá al Ciadi un justiprecio que el grupo no ha desvelado. El valor contable de la filial, en la que tiene un 85% del capital, es de 475 millones de euros.

Pago en acciones a los empleados

Gas Natural Fenosa someterá a la aprobación de su junta, que se celebrará el 20 de abril, un nuevo plan de retribución flexible que permitirá a sus más de 8.000 empleados en España cobrar parte del salario en acciones, hasta 12.000 euros. El plan, similar al ofrecido a los directivos, estará vigente los años 2017, 2018 y 2019, y las acciones se valorarán al precio de cierre de la cotización del grupo.

Brufau

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, aseguró hoy que la situación de Electricaribe no era sostenible por una “falta de seguridad jurídico-económica”. El presidente de Repsol, uno e los principales accionistas de Gas Natural, con un 20%, explicó en la Cadena Cope que, por lo que él conoce, “nadie pagaba a la compañía”, mientras que “el operador, Gas Natural Fenosa, tenía que hacer inversiones para mantener el servicio”.

Brufau defendió que las empresas necesitan seguridad jurídica para entrar en mercados internacionales y ha aconsejado que “si se ve algún riesgo, no se debe invertir”. Repsol ya sufrió la expropiación de su filial YPF por parte del Gobierno argentino.

Según la nota de prensa remitida el martes por Gas Natural tras conocer la liquidación, esta “es contraria, también, al espíritu de profundización de las relaciones comerciales entre la Unión Europea y Colombia, conforme al Acuerdo de Libre Comercio e impacta negativamente en el clima requerido para que se produzcan los flujos de inversión internacional hacia ese país”.

En este sentido, lo considera un paso atrás “a la dirección opuesta a los principios que preconiza la OCDE, de la que Colombia es candidata a la adhesión. La OCDE promueve el desarrollo de una regulación estable que proteja el correcto funcionamiento de las inversiones en los países miembros”.

Normas