Presidenta de Sernauto

María Helena Antolín: “El sector de componentes español necesita a Estados Unidos”

Es una de las 25 ejecutivas más importantesde la industria de las cuatro ruedas en Europa

María Helena Antolín, presidenta de Sernauto.
María Helena Antolín, presidenta de Sernauto.

La Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción, Sernauto, es la patronal de una industria sin la que no se podría concebir al sector del automóvil en España. La producción de componentes generó en 2016 34.000 millones de euros, el mejor dato histórico. Su presidenta desde hace casi un año es María Helena Antolín (Toulon, Francia, 1966), vicepresidenta de Grupo Antolin, una de las grandes empresas españolas de componentes que, además, son punteras a nivel internacional.

Pregunta. ¿Está el sector en el mejor momento de su historia?

Respuesta. Nuestra industria vive hoy un momento muy bueno, fruto del esfuerzo que hemos realizado todos estos años por ofrecer a nuestros clientes los mejores productos, soluciones y servicios, y gracias a nuestra firme apuesta por el talento, la I+D+i y la internacionalización. Contamos con empresas muy sólidas, que han invertido mucho para ser competitivas y, en muchos casos, se han convertido en líderes mundiales de un determinado producto o sistema. Y lo más importante es que estamos ya inmersos en el desarrollo de los componentes de los coches del futuro.

P. ¿Seguirá creciendo el sector este año?

R. Las primeras estimaciones indican que en 2017 estos datos continuarán al alza, aumentando la facturación un 5% y el empleo un 3%.

P. ¿Cómo se traducen estos crecimientos en la creación de empleo en España?

R. En 2015, el sector generó en torno a 8.000 nuevos puestos de trabajo, llegando casi a los 205.000 empleos directos. Representa más del 10% del empleo industrial en cinco comunidades autónomas. Si se tienen en cuenta los empleos directos e indirectos, la cifra asciende a 330.000 personas. Lo que creo que es más relevante es que se trata de un empleo de calidad, estable, ya que el 85% de los contratos son indefinidos, y está repartido por toda la geografía española.

P. ¿Existe una mano de obra cualificada y suficiente en España para cubrir futuras demandas de empleo?

R. El sector se enfrenta a una fuerte competencia con otros sectores en la búsqueda de personal altamente cualificado. Por ello, tenemos que reforzar el atractivo del sector para incorporar talento. Por todos los cambios que estamos viviendo en la actualidad y lo que veremos en el futuro, la industria de automoción es, probablemente, uno de los sectores más apasionantes para desarrollar una carrera profesional.

P. ¿Qué papel desempeña la Formación Profesional en esa captación de talento?

R. La Formación Profesional Dual es muy útil, ya que combina de una forma eficaz la formación teórica y la práctica en el puesto de trabajo. Muchas compañías del sector ya están trabajando en ello con proyectos tanto a nivel nacional como internacional. La formación y el aprendizaje continuo representan uno de los instrumentos más importantes para mejorar la competitividad del sector de automoción. La continua transformación del sector, para adaptarse a los cambios tecnológicos y sociales relacionados con la movilidad actual y del futuro, hace que evolucionen muy rápido los requerimientos en las cualificaciones necesarias. Las empresas de nuestro sector están totalmente comprometidas con seguir invirtiendo en la cualificación y formación de sus empleados en toda la cadena de valor.

P. El futuro de la automoción pasa por el coche autónomo, conectado, eléctrico... ¿Qué retos presenta, a nivel técnico, este nuevo panorama para los fabricantes españoles?

R. La industria de equipos y componentes para automoción es uno de los sectores que más invierte en I+D+i de nuestro país: en 2015 fueron 1.200 millones de euros. En estos momentos trabajamos en cuatro grandes líneas de trabajo: el desarrollo y aplicación de nuevos materiales para reducir el consumo y el peso; la electrificación; el desarrollo de sistemas cooperativos de comunicaciones con otros vehículos y la infraestructura en los vehículos conectados, y la introducción en el vehículo de funciones avanzadas de asistencia a la conducción. En todos estos temas, las empresas de componentes de España están siendo punteras.

P. ¿Cómo puede afectar a las grandes empresas del sector la adopción de medidas proteccionistas en un mercado como el de EE UU?

R. EEUU es uno de los mercados más importantes para la industria española de equipos y componentes. Tanto allí como en México hay más de 40 plantas de producción y centros de I+D+i de empresas españolas. Considerada la Unión Europea como un bloque, EE UU es el segundo destino de las exportaciones de las compañías del país. Para nosotros, resulta fundamental poder seguir contando con mecanismos que favorezcan las relaciones comerciales entre ambos países.

P. ¿Qué otros mercados son interesantes para la industria?

R. Además de EEUUy México, que son muy importantes, nuestras empresas también están reforzando su posición en China, India, Japón, Irán, Sudáfrica, Argentina o mercados del sudeste asiático como Singapur y Tailandia. África se presenta también como un mercado a explorar aún más.

P. En 2015 Sernauto presentó su agenda estratégica 2020, en la que planteaba una serie de medidas que garantizaran el futuro del sector. ¿Están consiguiendo los objetivos?

R. Los vamos cumpliendo poco a poco. Con los datos de 2015, hemos cubierto el 60% del objetivo de incremento de ingresos, hemos creado casi la mitad de los empleos directos planteados, en exportaciones estamos en el 79% del objetivo y en I+D+i hemos llegado al 70%. Lo más urgente es la puesta en marcha de un plan de apoyo industrial al sector de automoción, que coordine todas las ayudas para el sector en conjunto: en competitividad e industrialización, energía, laboral, formación y cualificación, digitalización... Esto nos permitiría ser más fuertes y, por tanto, más competitivos.

Normas