Infraestructuras

El mayor puerto de España, herido por la crisis de la estiba

Algeciras pierde un 11% de tráfico de carga al gestionar menos buques portacontenedores

La Autoridad Portuaria culpa al pulso entre Gobierno y sindicatos por la reforma de la estiba

Portacontenedores de Maersk en el puerto de Algeciras.
Portacontenedores de Maersk en el puerto de Algeciras.

El puerto con mayor actividad del país, el de Algeciras, ha perdido carga a lo largo del mes de febrero. La Autoridad Portuaria ha emitido un comunicado en el que culpa a "la situación de la estiba en el país" para explicar el descenso superior al 11% en el tráfico total. De este modo, por la infraestructura pasaron 7,1 millones de toneladas de carga, mientras la mercancía general bajó a 4,4 millones de toneladas, un 14,6% menos por la reducción en el paso de contenedores. Algeciras, dice el comunicado de la Autoridad Portuaria, gestionó 291.790 contenedores en febrero, un 17,4% (61.578 unidades) menos que en el mismo mes de 2016.

La menor afluencia de buques portacontenedores, que disminuyen hasta los 230, hace que otro de los negocios relacionado con el puerto como es el del suministro de combustible o bunkering haya mermado un 12,4%.

Más de 100 millones de toneladas en 2016

El Puerto de Algeciras superó el año pasado, por primera vez en su historia, los 100 millones de toneladas de carga. En concreto logró 102,8 millones tras un alza en las mercancías gestionadas del 4,7%.

Este registro le hizo entrar en un selecto club europeo en el que solo los puertos de Róterdam (Holanda), Amberes (Bélgica) y Hamburgo (Alemania) han sido capaces de alcanzar esa cifra.

Eurostat incluye al puerto andaluz entre los diez primeros por tasa media anual de crecimiento entre 1997-2014.

Pese a los malos datos desvelados hoy, los graneles líquidos han subido 4,5 millones de toneladas (+6,1%) entre productos descargados y cargados, mientras que los graneles sólidos bajan en 377.701 toneladas (-17,4%). La pesca fresca se quedó en 41 toneladas (-9%), afectada en este caso por los temporales que han afectado al Estrecho en el arranque del año.

Por la infraestructura pasaron 7,1 millones de toneladas de carga, un 11% menos, mientras la mercancía general bajó a 4,4 millones de toneladas, un 14,6%,  por la reducción en el paso de contenedores

  • Plaza clave para la estiba

El puerto de Algeciras alberga la mayor Sociedad Anónima de Gestión de Estibadores Portuarios (Sagep), con 1.534 empleados, frente a los 1.300 del puerto de Valencia o los 6.156 que totaliza todo el sistema portuario español. Contra la permanencia de esas empresas, que actúan hoy en monopolio en la carga y descarga de mercancías, va el real decreto ley que el Gobierno pretende llevar este jueves al Congreso para su convalidación.

Desde Fomento se insiste una y otra vez en que la liberalización de la actividad de la estiba viene impuesta por la Comisión Europea. En Bruselas aprecian el régimen español contrario al artículo 49 del Tratado Fundacional de la UE relativo a la libertad de establecimiento. Y es que para manipular carga en los puertos es obligatorio participar en el capital de las Sagep y contratar a personas de esas mismas empresas, tal y como insta la Ley de Puertos de 2010 consensuada entre PSOE y PP.

La primera advertencia de la CE contra la estiba española llegó en noviembre de 2011; en octubre de 2012 la Comisión remitió un dictamen motivado al Reino de España exigiendo el cumplimiento del requerimiento de un año antes, y en noviembre de 2013 y diciembre de 2014 llegaron el recurso europeo y sentencia condenatoria del Tribunal Superior de Justicia de la UE, respectivamente. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna aseguró el lunes en el Foro Cinco Días que la sanción acumulada es de 23 millones, más 134.000 euros diarios por el incumplimiento de la misma.

El Real Decreto impone la transformación de la Sagep en empresas al margen de su actual régimen especial, que convivirán en los puertos con los Centro Portuarios de empleo (CPE) y las ETT. Pero al Gobierno le está costando encontrar adhesiones a su causa. El PSOE no votará a favor si antes no hay una negociación entre Fomento y sindicatos para limar el texto legal y conseguir la paz social. Una exigencia a la que se niega el Gobierno, circunscribiendo cualquier pacto laboral al terreno del diálogo social entre sindicatos y patronal.

De la Serna ha tendido la mano al diálogo con la líder socialista Susana Díaz con el fin de tratar este espinoso asunto a la vista del fuerte peso que el sector de la estiba tiene en Andalucía y, concretamente, en Algeciras. En el Gobierno cunde la opinión de que convencer a Díaz es la llave para ganarse el voto favorable del PSOE este jueves.

Coordinadora insiste en negociar con Fomento

El coordinador general de la Coordinadora Estatal de Estibadores Portuarios, Antolín Goya (d), a su llegada a una reunión con la patronal Anesco en Madrid.
El coordinador general de la Coordinadora Estatal de Estibadores Portuarios, Antolín Goya (d), a su llegada a una reunión con la patronal Anesco en Madrid.

"Esta semana no habrá acuerdo en la estiba porque el Gobierno no ha convocado la mesa de negociación solicitada por patronal y trabajadores", dice el sindicato mayoritario Coordinadora en un comunicado emitido esta tarde.

Los representantes de los estibadores recuerdan que tanto la parte sindical como la patronal Anesco acordaron la semana pasada solicitar la presencia de Fomento en la mesa de negociación "como única vía para la garantía de la resolución de este conflicto".

Mañana miércoles está fijado un encuentro, que Coordinadora califica de técnico, en el que los abogados de Anesco deben trasladar a la parte de los trabajadores cifras sobre la plantilla óptima por puerto.

El ministro De la Serna aseguró ayer en Foro Cinco Días que el 100% del empleo de los actuales estibadores está asegurado y que esta garantía podría ser recogida en "un instrumento normativo de distinto rango" al del real decreto ley. Tras estas declaraciones, Coordinadora ha pedido explicaciones a Fomento y su líder, Antolín Goya, subraya que "la única solución factible pasa por la modificación del decreto".

El Gobierno pretende llevar este jueves el real decreto a su convalidación tras una semana de aplazamiento para fomentar el diálogo entre trabajadores y patronal. A día de hoy carece de los apoyos suficientes para sacarlo adelante, ante lo que el ministro de Fomento ha pedido responsabilidad a los grupos de la oposición.

Normas