Telecomunicaciones

Telefónica se refuerza en Alemania al comprar un 6% de su filial a KPN

Entrega a cambio 72 millones de acciones que tenía en autocartera, un 1,43% del capital

Telefónica
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

Movimiento de relevancia de Telefónica para ganar presencia en Alemania, el mayor mercado de Europa. La operadora española ha suscrito un acuerdo de canje con la holandesa KPN mediante el cual entrega 72 millones de acciones de su autocartera (representativas del 1,43% de su capital social), a cambio de 178,5 millones de acciones de su filial Telefónica Deutschland Holding, representativas de un 6% del capital de dicha sociedad.

La operación está valorada en cerca de 740 millones de euros

En un hecho relevante remitido a la CNMV, Telefónica explica que la ecuación de canje corresponde a la media de los respectivos precios medios ponderados de las cinco últimas sesiones bursátiles. La ejecución de este acuerdo no está sujeta a condiciones y su liquidación está prevista mañana. 

Telefónica ha aprovechado la fuerte recuperación de sus acciones en Bolsa en el comienzo del año para cerrar la operación. Pese a la leve caída del 0,39% sufrida este lunes, las matildes acumulan una revalorización de casi un 17% desde principios de año hasta 10,30 euros. Desde principios de diciembre, igualmente, los títulos de Telefónica suben un 33%. Este avance ha permitido que la autocartera de Telefónica, situada a final de 2016 en el 2,80% del capital, se revalorizase desde principios de año en más de 200 millones de euros. 

Como resultado de este acuerdo, Telefónica aumenta del 63,2% al 69,2% su participación accionarial en Telefónica Deutschland, una de las empresas que mayor crecimiento aporta al grupo en términos de generación de caja, incrementando así, consecuentemente, su participación en dividendos, y reduciendo el pago a minoritarios. Telefónica Deutschland, que cuenta con 49,3 millones de clientes, prevé abonar este año un dividendo de 0,25 euros por acción, lo que supondrá un desembolso próximo a 743 millones de euros. La teleco, además, se ha comprometido a incrementar la retribución al accionista durante los próximos tres años. 

Para Telefónica Deutschland, la operación elimina incertidumbres, puesto que muchos inversores mantenían dudas sobre cual podía ser el impacto sobre las acciones de la teleco teutona si KPN decidía vender un gran paquete de títulos. 

A su vez, KPN encuentra una vía para rentabilizar su presencia en Telefónica Deutschland, en la que entró en 2014 con la venta de E-Plus al grupo español. En la actualidad, y antes de esta operación, la participación de la operadora holandesa era del 15,5%.

En virtud de este acuerdo, KPN se ha comprometido, entre otras obligaciones, a asumir ciertas restricciones que, en caso de transmisión de las referidas acciones de Telefónica, garanticen una venta ordenada de las mismas, y evitar una brusca caída del precio. Unas obligaciones similares que las que la operadora española tiene establecidas con Vivendi, que posee un 0,98% del capital de Telefónica desde la venta de la brasileña GVT.

Entre otras condiciones, KPN se ha comprometido a no vender o canjear las acciones de Telefónica a ninguna operadora de telecomunicaciones. Tampoco venderá en un periodo de siete días antes de que Telefónica presente resultados trimestrales. 

De igual forma, no venderá las acciones en un solo día superando el 15% del volumen de contratación de las acciones de la operadora, ni tampoco recurrirá a una colocación acelerada de los títulos. 

De momento, y a la espera de la posible venta, KPN pasa a ser uno de los principales accionistas de Telefónica, solo por detrás de Blackrock, BBVA, La Caixa y Vanguard Group y por delante de Norges Bank, China Unicom y Vivendi. 

Normas