OPV

Gestamp sacará a Bolsa el 35% del capital en el mes de abril

Mitsui ha desembolsado un 12% más por su participación del 12,5%, lo que eleva la valoración de la compañía hasta los 3.734 millones

Gestamp
Oficinas de Gestamp en Bielefeld (Alemania).

Gestamp ha comunicado oficialmente su intención de salir a Bolsa. El fabricante de componentes de automóviles sacará al menos un 25% de su capital a Bolsa, previsiblemente un 35%, durante el segundo trimestre del año –en abril, si obtiene luz verde de la CNMV– mediante la colocación de acciones ya existentes en manos de la familia Riberas a inversores institucionales.

La familia Riberas se desprenderá así de más de un tercio del capital de Gestamp que controla a través de dos sociedades, Acek y su filial Risteel, a través de las que posee una participación directa o indirecta del 86%. Otro 12,5% del capital está en manos del grupo japonés Mitsui -a través de la sociedad Gestamp 2020-, mientras que los empleados del grupo tienen un 1,5%.

El objetivo de la familia Riberas es mantenerse como accionista de control tras la colocación y que Mitsui mantenga su participación actual. El pasado mes de septiembre Gestamp anunció la entrada en su capital del grupo japonés mediante la adquisición de un 12,5%. El acuerdo contemplaba un desembolso de 416 millones pero incluía una cláusula según la cuál Mitsui podría pagar más en función de la evolución del ebitda del fabricante de componentes.

Gestamp Automoción ha desvelado hoy que el grupo japonés ha pagado un sobreprecio de 50 millones, hasta 466,7 millones de euros, por la evolución de las cuentas de 2016. La empresa española cerró su ejercicio fiscal con un incremento de la facturación del 7,3%, hasta los 7.549 millones, y un alza del ebitda del 10,6%, hasta los 841 millones. El beneficio neto se situó en 221 millones, un 37,1% más. La compañía avisa además que el precio final pagado por Mitsui está ligado también a las cuentas de 2017.

Tras los pasos de Prosegur Cash

La salida a Bolsa de Gestamp será previsiblemente la segunda del año tras la de Prosegur Cash. La filial de gestión de efectivo fijará su precio de salida este miércoles y dos días después la compañía comenzará a cotizar.

La compañía logró la semana pasada cubrir la demanda de su colocación -375 millones de acciones-. Entre los inversores interesados se encuentra el multimillonario George Soros, que junto a otros dos inversores copan el 30% de las órdenes de compra.

De esta forma, y según el precio pagado por Mitsui por su participación, la valoración de Gestamp se eleva hasta los 3.734 millones, frente a los 3.320 millones previos, y la familia Riberas podría ingresar más de 1.300 millones con la colocación del 35% en Bolsa. El importe subiría a los 1.400 millones para una tasación de 4.000 millones para el 100%. 

“Convertirse en una empresa cotizada es el siguiente paso natural en nuestra trayectoria de crecimiento. Nos permitirá aumentar nuestra capacidad de atraer y retener al mejor talento, institucionalizar nuestra relación con nuestros grupos de interés sobre la base de las mejores prácticas de gobierno corporativo, así como ampliar la base accionarial y diversificar nuestras fuentes de financiación”, ha subrayado el presidente y consejero delegado de Gestamp, Francisco J. Riberas en un comunicado.

La colocación estará liderada por JP Morgan Securities, Morgan Stanley & Co. International y UBS Limited, que actúan como coordinadores globales conjuntos y joint bookrunners en la oferta junto con Banco Santander, Deutsche Bank AG, London Branch y Société Générale y BBVA, BNP Paribas y CaixaBank como co-lead managers. Lazard, por su parte, está actuando como asesor financiero de la compañía y los accionistas vendedores. Acek dará a los colocadores la opción de comprar acciones adicionales para cubrir la sobreadjudicación de la oferta.

La familia Riberas y Mitsui se comprometerán a un periodo de lock up de 180 días tras la salida a Bolsa, mientras que los empleados suscribirán un compromiso equivalente de 360 días.

Normas