Operaciones corporativas

La recompra de la gestora colma de oro a los socios de Santander

Pincus y Atlantic adquirieron el 25% de Allfunds por 100 millones en 2014.

banco santander
Ana Botín, presidente de Santander.

La alianza con los fondos estadounidenses de capital riesgo Warburg Pincus y General Atlantic se anunció con grandes fastos. “Santander AM competirá con las grandes gestoras independientes internacionales y prevé duplicar su volumen de negocio en cinco años”, afirmó el banco en mayo de 2013. Ahora se sabe que los inminentes exsocios han hecho un negocio redondo.

En un principio, la operación valoraba la gestora en 2.047 millones de euros. Aunque después el informe anual de Santander de 2014 reveló que el valor razonable de la gestora ascendía a “unos 1.700 millones de euros”. El banco que preside Ana Botín recibió como pago por su 50% en la gestora 449 millones de euros. La otra pata del pago era la deuda financiera, que ascendía a 845 millones y que pasaba a ser sufrida a la par por el antiguo accionista y por los dos nuevos.

El compromiso de Santander con los fondos de capital riesgo, que nunca se han inmiscuido en el día a día de la gestora, era multiplicar por dos su patrimonio. Entonces contaba la cifra era de 152.000 millones de euros y el pasado ejercicio cerró con 184.000. Lo ha incrementado en más de un 20%.

Ni Warburg Pincus, un gigante con inversiones por 60.000 millones de dólares, ni General Atlantic (unos 20.000 millones) eran caballeros blancos que llegaban para ayudar a Santander a potenciar su gestora. Son fondos de capital riesgo (private equities) que quieren hacer dinero y en plazos acotados. De hecho, tenían un plan de salida a precios de mercado al quinto y al séptimo aniversario de la operación, consumada en diciembre de 2013.

11

puntos básicos del capital de máxima calidad (core equity Tier 1 o CET 1) restará a Santander la recompra del 50% de su gestora en 2017, una vez computado el efecto de la venta de Allfunds.

208

millones de euros de ebitda, sin incluir Allfunds, se anotó la gestora en 2015, un 6% menos.

La redondez del negocio para ambos inversores se completó un año después, en noviembre de 2014, cuando se traspasó el 49,5% de la plataforma de distribución de fondos Allfunds a Santander AM. La tasación de ese porcentaje fue de 213 millones de euros, y la adquisición se financió con una ampliación de capital de 115 millones que pusieron a partes iguales Santander y los fondos. De ahí que la venta de Allfunds al estadounidense Hellman & Friedman por 1.800 millones haya supuesto una plusvalía para Santander de 300 millones, una vez descontados los impuestos.

Los private equities, según la valoración que consta en el informe de 2014 de la sociedad que agrupa las 11 gestoras que forman el grupo –SAM Investment Holdings, radicada en Jersey–, han logrado una rentabilidad cercana al 300% en la plataforma de fondos.

Queda por saber exactamente cuál es el precio al que recomprará Santander la mitad que vendió en 2013. Pero las plusvalías de los fondos rondarán el 30%, según Bloomberg y Reuters. Respecto al pago en efectivo que hicieron Pincus y Atlantic hace algo más de tres años, el importe sería de cerca de 600 millones.

Los inminentes exsocios han sacado oro de una inversión razonablemente segura, con plusvalías brutas que rondarán los 500 millones de euros, mediante una inversión efectiva de unos 560 millones, según las cifras publicadas. La rentabilidad rozaría el 100% en tres años.

Santander recuperará ahora el total de los ingresos por comisiones de la gestora, que se anotó por este concepto 1.220 millones en 2015 y logró un beneficio bruto de explotación (ebitda), sin computar Allfunds, de 208 millones.

La venta en 2013 se produjo cuando el sector financiero necesitaba capital a cualquier precio. Y se cerraron varias operaciones en España.

En marzo de 2011, Popular vendió el 60% de su gestora de fondos a Allianz. En julio de 2011, La Caixa vendió el 50% de SegurCaixa Adeslas –aunque esta no cuenta con gestora de fondos– a Mutua Madrileña; en julio de 2012 el propio Santander cerró un acuerdo de reaseguro de su cartera de vida con Abbey Life. En noviembre de 2012, CaixaBank traspasó a Buffett su cartera de seguros de vida y un mes después Santander enajenó el 50% de sus compañías de seguros, que compró Aegon. En marzo de 2013, BBVA reaseguró el 90% de sus seguros de vida en España con Scor Global Life.

Normas