Blogs por Alexis Ortega

¿Por qué me parece oír sollozos, allí donde el ruiseñor canta? (II).

¿Por qué me parece oír sollozos, allí donde el ruiseñor canta? (II).

«Vals de las flores»,perteneciente al ballet «El cascanueces» de Tchaikovky

Trailer de la producción de la Opera de París del tamdem «Iolanta /el Cascanueces» ofrecido conjuntamente en la temporada 2015/16.

El cascanueces

El ballet se estrenó el 18 de diciembre de 1892 en el Teatro Mariinski de San Petersburgo, Rusia. Formó parte de un doble estreno junto con Iolanta, la última ópera de Chaikovski. Como anécdota, el libreto fue criticado por ser "desequilibrado" pero sobre todo por no ser fiel al cuento original de Ernst Theodor Amadeus Hoffmann «El cascanueces y el rey de los ratones». Pero la fuente principal del libreto del ballet es la adaptación que hizo Alejandro Dumas (padre) del cuento, de E.T.A. Hoffmann.

Muchas de las críticas se centraron en que aparecen los niños de manera prominente en el ballet, y muchos lamentaron el hecho de que la bailarina no bailaba hasta el Gran pas de deux cerca del final del segundo acto (lo que no ocurría hasta casi la medianoche durante el programa). Algunos encontraron la transición entre el mundo terrenal de la primera escena y el mundo de fantasía del segundo acto demasiado abrupto.

Para abruptos los primeros 40 días de Trump que nos llevan en dirección contraria: del mundo de la fantasía al mundo terrenal, ¿o será a otra fantasía más peligrosa?

Los planes de Trump.

Como vimos anteriormente, el ratio Deuda como porcentaje del PIB es el cociente de un numerador (la cantidad nominal de la deuda) y un denominador (el PIB nominal). Ya vimos cómo se alteraba con la contabilidad creativa. Una vez ocurrido eso, cuando el gobierno aumenta la cantidad de la deuda el problema, matemáticamente, no lo es tanto si el denominador crece más rápido que el numerador. Incluso se pude dar el caso de que, aumentando la deuda, el ratio de deuda desciende. A eso se le llama desapalancamiento que, como vemos, no es lo mismo que reducir la deuda. Ya que esta aumenta en valor absoluto

El equipo económico de Trump espera tener déficits nominales de alrededor del 3% del PIB y un crecimiento nominal del PIB de casi el 6% (un 4% de crecimiento real y 2% de inflación). Si eso pasa, el ratio deuda como porcentaje del PIB descenderá.

¿Es eso probable?. Mucho me temo que no es nada probable. En primer lugar porque los déficits actuales ya superan el 3% del PIB y la CBO (Office of Management and Budget) proyecta que los déficits subirán al 5% del PIB en los próximos años, sustancialmente más que el 3% esperado por el equipo de Trump

Trump quiere aumentar su presupuesto de defensa en un 9,27% el año que viene. Eso supone 54.000 millones de dólares, lo que constituye el mayor aumento del presupuesto del Pentágono desde los atentados del 11-S. Si bien este incremento del gasto en Defensa será compensado con recortes en todas las demás áreas, salvo pensiones y asistencia médica a los ancianos, las proyecciones que el CBO realizano son muy positivas. Sin contar con esta ampliación las cifras muestran un aumento estructural del gasto (principalmente de las partidas que no se quieren tocar) que situaría el déficit por encima del 3% en el 2020 y entre el 5-9% en el periodo 2027/47.

Con respecto al crecimiento, estamos en el octavo año de una expansión. Eso supone una expansión, según los estándares históricos, ya bastante larga. No prever una recesión, incluso en el más corto plazo (no significa que sea mañana mismo), es de una temeridad altamente sospechosa.

Las proyecciones oficiales del CBO esperan un crecimiento de casi el 2% con una inflación del 2% para los próximos diez años (altamente sospechosa también pues no consideran que vaya a haber una recesión en los próximos diez años). Eso daría un crecimiento nominal del 4%, no suficiente para alcanzar las proyecciones del déficit. Así, la relación deuda/PIB es de esperar que suba aún más, incluso con previsiones muy conservadoras. Una recesión demolerá las proyecciones de crecimiento y hará estallar los déficits públicos.

Y queda el problema de los tipos de interés. La CBO no prevé tipos de interés mucho más altos a los actuales. Con un stock de deuda de 20 billones de dólares, la mayoría de corto plazo, cada subida de un punto de los tipos de interés, agregaría alrededor de 200.000 millones de dólares/año al déficit a los costes financieros.

¿La solución?. Si la inflación sube al 4% y la Reserva Federal no sube los tipos de interés mucho, el crecimiento nominal del PIB podría alcanzar el 6%. Ello permitiría, aun teniendo déficits presupuestarios del 5%, mantener bajo control al ratio de deuda sobre el PIB, e incluso reducirlo lo cual podrían «venderse» como un éxito de gestión.

¿Es posible? Necesitaría una subida de precios, con salarios contenidos y un dólar sobrevalorado y al alza, no eso parece imposible. Además la Reserva Federal parece que no está por la labro de ser muy laxa en sus planteamientos de lucha contra la inflación.

Lo que vemos últimamente de Yellen y sus colegas en el FOMC no es precisamente un «brazo amigo». Parece haber habido un reciente cambio de actitud de la FED. Parece que ello puede ser debido a la mejora de las condiciones financieras desde las elecciones y en particular al repunte de los mercados de valores ligado a los posibles planes de gasto y desregulación por parte de la nueva administración.

Si no hay colaboración, Trump tendrá en su baza la elección de cinco gobernadores para la junta de la Reserva Federal en los próximos 16 meses, incluyendo un nuevo presidente y dos vicepresidentes. Ahí veremos la jugada.

«Duo Iolanta Vaudemont»,perteneciente a la ópera «Iolanta» de Tchaikovky

YOLANDA

(tocando sus ojos)

¿Por qué tengo ojos?

Pues... para llorar...

VAUDEMONT

¡Llorar en la eterna noche!

YOLANDA

Pero, ¿no sabes que si lloras,

las penas duran menos?

Así, en la naturaleza, tras la tormenta

todo se vuelve más fresco y oloroso.

VAUDEMONT

¿No abriga vuestro corazón el deseo

de ver la luz y la gloria del universo?

Descargar Libretto bilingue Duo Iolanta

Comentarios

(Tchaikovsky, que era homosexual como su hermano, tuvo la mala suerte de que su madre, a la que estaba enfaldadete, se le murió siendo él niño; de modo que, de la Triple Diosa, la parte Hécate la vivió poco. En realidad, eso es una suerte —no ver la decrepitud de tu madre—, sobre todo para nosotros, que gozamos tanto con su música. Por cierto, en la música cubana actual, con tanto ruso por medio desde hace tantos años, hay mucho de Tchaikovsky.) SI TU MONEDA ES LA HEGEMÓNICA MUNDIAL, TU POLÍTICA ECONÓMICA TIENE OTRA LÓGICA.- Cometemos el error de pensar en EEUU como si se tratara de un país con una moneda normal, cuando se trata de la gran moneda mundial generalmente aceptada como depósito de valor, medio de pago y unidad de cuenta. La percepción que tienen los Estados sobre sus déficits fiscal y de la Balanza de Pagos por cuenta corriente es muy distinta según lo importante que sea en el mundo "su" moneda. Entrecomillamos el adjetivo posesivo su porque es literal: el propietario de la moneda es el Estado. Si tu moneda es la más importante en el mundo con diferencia —como es el caso del dólar norteamericano—, no se te va a depreciar gran cosa si pones al frente del Estado a un ladrillero bocazas, villano de comic, falso mesías y blanconegrero-doblepensante (cfr. Orwell, «1984»), que pasa buena parte del día alborozando al público con mentecateces contrarias al ortograma capitalista, como que el proteccionismo-intervencionismo-nacionalismo es bueno. Mira cómo las mismas majaderías, en Reino Unido, por contra, provocan el lógico descuento por los mercados de la depreciación de su moneda. http://api.worldbank.org/v2/es/indicator/BN.CAB.XOKA.CD?downloadformat=excelEEUU tiene el déficit por cuenta corriente más grande del mundo; es normal; es consecuencia de que el dólar norteamericano sea «la» moneda del mundo. «Make America great», de verdad, es que su moneda siga siendo la hegemónica. «Make America great again», que sea tan hegemónica como lo fue antes, si es que lo era menos que ahora; nos preguntamos antes de qué: ¿del nacimiento del euro o de que China y Japón amasen un volumen tal de dólares norteamericanos que ya no se sepa quién es el amo y quién el esclavo? En el extremo opuesto, China tiene el mayor superávit por cuenta corriente del mundo; es normal; es consecuencia de lo bueno que es este país produciendo. Rechina mucho que Reino Unido sea persistentemente la segunda economía del mundo en el ranking de déficit por cuenta corriente. Con solo 64 millones de habitantes, tiene, en términos absolutos, un déficit solo tres veces menor que el de EEUU, que tiene cinco veces más población, aparte de la «producción» de la moneda hegemónica mundial. En estas circunstancias, la dinámica del Brexit solo tiene una explicación: justificar que se quiere redondear a Reino Unido como centro financiero internacional contemporáneo y convertir al país en un gran paraíso fiscal mundial a estos efectos. No lo van a conseguir. Pero qué catetos los pisitófilos madrileños fantaseando con que van a trasladarse a Madrid sedes financieras londinenses. ¡De ser, lo sería justo al revés! Lo que único que se instalaría en Madrid sería una oficina comercial británica, con cuatro gatos, para desdomiciliar Capital español en beneficio de Londres. Es más, quien más, quien menos, en la chiringuitolandia madrileña, ofertaría a sus clientes directamente la «opción Londres»: serían los propios chiringuitos madrileños los que tendrían que crear puestos de trabajo —y generar rentas inmobiliarias— en Londres, ja, ja, ja. La UE en su conjunto es el segundo «país» en el ranking de superávit. El problema de la UE es que tiene regiones que han ido muy a contrapié durante demasiado tiempo, como España; y ese flujo de déficit por cuenta corriente tan grande está acumulado en forma de inmenso fondo de Posición de Inversión Internacional negativa (Deuda Externa Neta). No obstante, hay que decir que España, en cuanto a flujo, no fondo, parece estar ahora sincronizándose con las regiones centrales, pero no es 'motu proprio', sino por haber llegado al no va más en su endeudamiento —Estrangulamiento Financiero Total Final— y tener la Demanda Interna hecha unos zorros. No hay mal que por bien no venga. Hagamos previsiones, que es lo nuestro. Trump es BN2P (blanconegro-doblepensar). El Brexit es BN2P. La Reburbuja es BN2P y su Repinchazo, en 2018, también lo será. Trump, el Brexit, y demás extravagancias en las urnas de la mayoría natural popularcapitalista resentida son solo la crisis política de la socialdemocracia/socioliberalismo (SDSL). Pero la SDSL es el amortiguador de las contradicciones capitalistas canónicas: burguesía explotadora y proletariado explotado, por decirlo para que se entienda, aunque no seamos marxistas. Pues bien, la SDSL no amortigua nada cuando el proletariado se siente «capitalistita» y la pequeña y mediana burguesía está proletarizada después de 30 años de modelito popularcapitalista. ¿Según el ortograma, qué toca después de haber pinchado la burbuja y haberse hecho fuerte el maquis popularcapitalista? Toca la batalla final contra el maquis. ¿Vemos convincente al capitalismo contra el popularcapitalismo? No. Pero al menos unos cuantos tenemos claro que lo que se escucha no es el canto de ningún ruiseñor sino sollozos, y estamos asustadísimos. Aunque, en el caso de España, tengamos la suerte de que, como el estrangulamiento financiero es total, 2018 sí será el 'dies ad quem' del popularcapitalismo. Gracias por leernos. Promemoria: La Balanza de Pagos, mediante partida doble, registra el flujo de transacciones de los residentes con el resto del mundo (exportaciones e importaciones, e ingresos y pagos). Sus dos partes c-o-n-t-r-a-p-u-e-s-t-a-s son:1.1.- Balanza por Cuenta Corriente: a) Bienes (Balanza Comercial); b) Servicios (p.e., Turismo); c) Rentas (p.e., dividendos e intereses); y d) Transferencias no de Capital (p.e., remesas de rentas de emigrantes).1.2.- Balanza por Cuenta de Capital: e) Transferencias de Capital (p.e., liquidaciones de patrimonios de emigrantes); y f) Adquisiciones de activos inmateriales (p.e., patentes)2.- BALANZA POR CUENTA FINANCIERA, cuyo saldo es la suma de:- entradas de financiación exterior (variaciones de pasivos financieros positivas y variaciones de activos financieros negativas); y- salidas de financiación exterior (variaciones de pasivos financieros negativas y variaciones de activos financieros positivas).
(Merece la pena ir al documento al que se refiere la página de zerohedge enlazada por pepitogrillo69, «Rental Housing: An International Comparison», de «The Harvard Joint Center for Housing Studies»:http://www.jchs.harvard.edu/sites/jchs.harvard.edu/files/international_rental_housing_carliner_marya.pdf - «The analysis revealed the US, along with Spain, as notably unaffordable for renter households, based on a number of measures»- «Share of gross (pre-tax) household money income spent on housing by cash renters: Spain had the highest median cost burden»- «The affordability rankings are changed somewhat when cost burden is measured using disposable rather than total income, but Spain still appears to have the highest median cost burden»Una economía no puede funcionar con todo el mundo soñando con vivir de exprimirle paguitas a bichos.)
(Error en el Promemoria sobre la BP. Falta intercalar en su sitio una línea completa:«1.- BALANZA POR CUENTA CORRIENTE Y DE CAPITAL.-»)
EN DESAGRAVIO DE LA PERSONA DE DONALD TRUMP.- Hoy hemos leído una frase genial:- «La llegada de Trump al Gobierno estadounidense, su acercamiento a Rusia y el incremento de las tensiones con China, la presión del presidente sobre Alemania y su postura favorable a que la UE se rompa, además del regreso del proteccionismo y el auge de los populismos, suponen una creciente incertidumbre para las élites de Davos». El error está en creer que «las élites» deciden colectivamente cosas, cuando se trata de una amalgama de individuos preocupados por sí mismos. Se reúnen para verse las caras, como enemigos potenciales que son entre ellos, que se roban hasta las mujeres. El ortograma no tiene nada que ver con caudillos, ni con «las élites». Es más, cuando el ortograma les pasa factura a caudillos y élites, salen obscena y cínicamente a exculparse como víctimas, precisamente, del ortograma —cfr. Trump y lo que él llama el establishment—. Nosotros, los estructuraltransicionistas, toda vez que nuestro objeto de análisis es el ortograma capitalista, somos más foro-de-davos que el Foro de Davos. No estamos nada orgullos de la parte de nuestros comentarios relativa a la persona de Donald Trump, que merece todo nuestro respeto como criatura de Dios, por la dignidad que representa —Estados Unidos de América— y también por la habilidad que ha demostrado para personificar, como miembro de «las élites» metido a político, lo que demandaba su mayoría natural, a sabiendas de lo irrealizable que es. Además, Trump nos hace gracia como personaje de «Studio 54», discoteca neoyorkina que hemos conocido. No nieguen que no es divertido. Y no está ahí para desfalcar. Está de retirada. Probablemente, sin dinero. Y no le importa —a diferencia de Gil & Gil que, descaradamente, iba a forrarse cuando se metió a alcalde de Marbella—. Trump no es ningún delincuente, aunque tenga problemas legales, como tantas y tantas personas que se dedican a los negocios. Encima, no es un inmobiliario normal, es decir, no es sórdido, ni roñoso, ni extorsionador. Ha intentado sinceramente diversificar sus negocios, aunque no le ha salido bien, entr otras cosas, porque le ha tocado vivir la época de burbuja popularcapitalista, en la que lo inmobiliario arrambla con todo. Donald Trump no tiene la culpa de que la mayoría natural de su país —que, por definición, todo político tiene la obligación de complacer—esté pervertida por el pacto fáustico popularcapitalista. El caudillismo es una necedad. La Historia no la escriben los caudillos. Precisamente, nuestra posición es que Trump es irrelevante en el proceso de Transición Estructural que el capitalismo tiene en marcha para ir desde el modelo popularcapitalista ochentero al que llamamos Era Cero. El ortograma está por encima de todos, Trump incluido. El poder tiene muy poco Poder, incluso tratándose del Presidente de EEUU. Además, empezamos a comprender que Trump va a ser utilizado como chivo expiatorio por el sistema para señalarle como único responsable de determinados aspectos difíciles de la crisis. Es más, está siendo ya crucificado. En suma, Trump es una persona respetable e irrepetible, y está ganándose nuestra compasión. El personaje al que sirve forma parte de un guión del que él no tiene la culpa. Que nosotros no estemos de acuerdo con dicho guión, no significa que tengamos que ser descorteses Trump. Desde el punto emocional, no cabe la menor duda de que Trump ama vehemente a su país; y ese es su principal adorno y vulnerabilidad. Tampoco tienen razón quienes dicen que hay que dar una oportunidad a Trump. Trump no tiene concedida oportunidad alguna por el sistema. Ya hemos dicho que, si el trumpismo no fuera BN2P (blanconegro-doblepensar orwelliano), sino pensamiento fuerte, y consiguiera triunfar, es decir, desplazar al ortograma capitalista, Trump no estaría donde está porque significaría el fin de la Hegemonía Dólar. Seamos buenos con Trump, respetémosle y reconozcámosle su mérito, que lo tiene. La guerra va por otro lado. Vamos a ver cómo sobrevive Trump a lo que viene en 2018, crack bursátil incluido —que será antes— y vayámonos preparando para taparle la boca a todo aquel que diga que la culpa es personalmente de él. Gracias por leernos. PS: Este comentario no es de broma. Lo hemos escrito con el corazón en la mano. Dejemos en paz al bueno Trump y concentrémonos en nuestros verdaderos enemigos. ¿No se dan cuenta de que son éstos, precisamente, quienes nos interponen a Trump para que perdamos la fuerza escandalizándonos hipócritamente? No caigan en esa trampa saducea.
Normas