Mercado laboral

Empleo quiere ensayar con los temporales el contrato único

El Gobierno planteará esta medida, incluida en el pacto con Ciudadanos, en el diálogo social aunque su negociación se prevé larga

Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social, en un curso de la Apie.
Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social, en un curso de la Apie.

La mesa de diálogo social para intentar mejorar la calidad en el empleo se reunirá mañana jueves por primera vez y los responsables del Ministerio de Empleo acudirán a ella con una propuesta: reordenar los distintos tipos de contratación que existen de forma que solo haya tres. El primero y general será el contrato indefinido, tal y como existe en la actualidad; el segundo sería un contrato de formación que aunaría los dos actuales formativo y en prácticas; y el tercero sería uno temporal causal de indemnización por finalización de contrato, creciente en el tiempo.

Así lo anunció hoy la ministra de Empleo, Fátima Báñez, durante su intervención en un curso de la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie) sobre el futuro de las pensiones, donde también precisó que la duración máxima del contrato temporal que plantearán a los agentes sociales será de dos años, ampliable a tres años por convenio colectivo. Además, dijo que la indemnización creciente sería de 12 días al finalizar el primer año de contrato; de 16 en el segundo año y de 20 días en el tercero.

Como también recordó Báñez, esta propuesta no es nueva, ya que era una de las 150 medidas pactadas por el PP y Ciudadanos en su acuerdo de investidura para la formación del actual Gobierno. Asimismo, de salir adelante esta reformulación de la contratación, los interinos estarían incluidos dentro de los contratos temporales y, por lo tanto, recibirían la misma indemnización, zanjando parte de la polémica suscitada por la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que en noviembre dio un tirón de orejas a la legislación laboral española por excluir a los interinos de las indemnizaciones por finalización de contrato.

No obstante, la ministra insistió en que esta es solo una “propuesta” que deberá negociarse a partir de ahora con patronal y sindicatos. Si bien admitió que el Gobierno entiende que “podría ser la solución” para acabar con la fuerte dualidad del mercado laboral entre temporales y fijos. De hecho, entre los expertos hay quien piensa que esta indemnización es el principio de un contrato único que, sin embargo, el Gobierno ha rechazado de plano en numerosas ocasiones por considerarlo inconstitucional.

La solución final, tardará

Es más, de llegarse a algún acuerdo a este respecto, no será rápido, ya que los técncios de Empleo son más partidarios de, antes de legislar en materia de contratación temporal, esperar a conocer las actuales cuestiones prejudiciales planteadas por el Tribunal Superior de Justicia de Galicia y por el Tribunal Supremo a la justicia europea para que aclaren su postura acerca de la equiparación de las indemnizaciones entre temporales y fijos que reclamó la anteriormente citada sentencia del TJUE. Así, aunque la propuesta se plantee ya en el diálogo social, la decisión final se demorará aún varios meses, para poder contar con los dictámenes europeos al respecto.

 

Los ingresos de la Seguridad Social suben un 6,1%

La Seguridad Social ha batido un récord de recaudación este mes de marzo. Al menos, así lo indican los primeros datos provisionales dados a conocer por la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, quien indicó que hasta los primeros días del presente mes el sistema había recaudado 28.919 millones de euros, un 6,07% más que en marzo del año pasado .

En concreto, la recaudación líquida del sistema –que es el dinero efectivamente ingresado por la Seguridad Social, sin incluir todos los derechos de cobro reconocidos– ascendió a 28.919 millones de euros, tras aumentar el citado 6%.

Este crecimiento es 2,5 puntos superior al que registró la Seguridad Social en marzo de 2008, cuando se anotó la mayor recaudación en el primer trimestre de su historia. Este mayor crecimiento de la recaudación que en 2008 se produce con 1,5 millones de empleos menos. Y esto es posible, según Báñez, por el crecimiento de las bases medias de cotización, más de un 1%, en consonancia con los salarios; por el avance del empleo (del 4% en el Régimen General) y por el cambio en el sistema de recaudación a uno de liquidación directa que hace más efectivos los cobros. Dicho esto, Báñez mostró su convencimiento de que en junio la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo que estudia la reforma de las pensiones habrá llegado a un acuerdo, “porque veo voluntad de construir”. Y restó importancia a las advertencias de los socialistas quienes alertaron que no firmarán una reforma de pensiones que no incluya un cambio en la revalorización de las prestaciones que impida la pérdida de poder adquisitivo. Así, dejó abierta la posibilidad de hacer ese cambio:“dependerá de los pactos en el Parlamento y el diálogo social”, dijo.

¿Necesitan pensión de viudedad las presidentas del Ibex?

La Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) reunió hoy a tres expertos en pensiones para debatir el futuro del sistema: Rafael Doménech, economista jefe de Economías desarrolladas de BBVA Research; Carlos Bravo, secretario confederal de Protección social de CC OO y Diego Valero, presidente de la consultora Novaster. Los tres coincidieron en “nunca va a haber una solución definitiva”, según palabras de Doménech, para hacer sostenible el sistema de pensiones. Si bien, discreparon en las reformas parciales que deberían ir haciéndose. Según Doménech, sería necesario elevar la presión fiscal, pero de forma que los ciudadanos vean el retorno de dicho aumento y para ello lo mejor sería “hacerlo de la forma más contributiva posible y eso sería adoptando un sistema de cuentas nocionales individuales”, con una pensión mínima blindada, como el sueco.

Normas