Inmobiliario

La holandesa The Student Hotel desembarca en el centro de Madrid

Adquiere un edificio en la Cuesta de San Vicente en el que invertirá 40 millones

the student hotel
Una infografía de la próxima apertura de Madrid.

Con un gran hall de espacios abiertos, sofás, DJs y oficinas de coworking donde los estudiantes universitarios entrarán en contacto por primera vez con jóvenes profesionales para iniciar su andadura en el mundo laboral. Más o menos esta será la atmósfera que se respirará en un nuevo concepto que fusiona el hotel y la residencia de estudiantes y llegará a Madrid en el verano de 2019. Para ello, la holandesa The Student Hotel ha adquirido a ThreeSixty Developments (propiedad del fondo estadounidense OakTree) un edificio de 14.000 metros cuadrados en la Cuesta de San Vicente de Madrid. Un enclave en pleno centro de la ciudad.

El edificio, la antigua imprenta Sucesores de Rivadeneira, será reformado después de llevar más de 10 años abandonado. Esta compañía holandesa invertirá 40 millones tanto en su adquisición como en su puesta a punto. Al final del proceso que se iniciará en 2018, el nuevo complejo contará con unas 360 habitaciones (entre los ambos usos), 82 plazas de garaje, un patio y un gimnasio.

Con esta operación —que ha contado con la asesoría JLL— The Student Hotel completa su despliegue en España después de haber desembarcado en Barcelona en 2015. Adquirió entonces las dos propiedades de Melon District (Marina y Poble Sec) en la Ciudad Condal y otra más en París. Ahora invertirá 10 millones en remodelar las residencias catalanas, que reinaugurará en septiembre de este año.

Las aperturas en España forman parte de un plan de expansión por toda Europa. En 2021 prevén contar con 41 establecimientos en 12 páises de todo el continente. Además de la apertura en Madrid, esta compañía entrará en los próximos años en el mercado italiano y el alemán. En 2017 han inaugurado su primer establecimiento en Florencia, al que se unirán los de Bolonia (2018) y Roma (2019). En Berlín esperan abrir en 2019. Desde su , el grupo ha desplegado ya este concepto en Holanda, Francia y España. En total, cuentan con una cartera de 11 establecimientos.

Para acometer su programa, The Student Hotel cuenta con el respaldo del fondo inmobiliario de Airmont, valorado en 1.400 millones. Este vehículo —que cuenta con la participación del fondo holandés de pensiones APG o Shell, entre otros 40 grandes inversores— se encarga de comprar y reacondicionar estos edificios. La compañía neerlandesa los alquila para aportar "valor en un activo vacío".

Un modelo de negocio "híbrido": hotel y residencia de estudiantes

En un mercado con "unos márgenes estrechos", el consejero delegado, Charlie MacGregor, califica el modelo de negocio de la compañía como "híbrido". En torno al 70% de sus ingresos provienen de los estudiantes que, en el modelo de residencia universitaria, se alojan durante un semestre o curso académico. El 30% restante corresponde a los servicios hoteleros. Entre ellos se divide en las estancias más cortas (de menos de 15 días) en las que funciona como un hotel tradicional y las de duración media, entre 15 días y tres meses. Durante el verano, sin embargo, esta situación se invierte. Las estancias adquieren el peso más relevante, mientras que el negocio de residencia de estudiantes cae al 20%.

Fue precisamente la necesidad por vencer la estacionalidad y conseguir ingresos extra a las residencias de estudiantes las causas para desarrollar este tipo de negocio. Desde el punto de económico, MacGregor reconoce que abrir alojamientos de estudiantes de mayor calidad requería de su combinación con otro negocio, dadas las restricciones de la legislación holandesa en las tarifas de los estudiantes. Y desarrollar un espacio común donde los huéspedes del hotel guíen a los estudiantes por su incipìente futuro laboral.

Este espíritu forma parte también del negocio de The Student Hotel. No se conforma solo con los negocios estudiantil y turístico, sino que proyecta también atacar al coworking. De hecho, inauguró en una de sus residencias en Amsterdam un espacio dedicado a las superficies de trabajo compartidas que llegará a Madrid. En él tanto los huéspedes del hotel como emprendedores externos dispondrán de salas de reunión o escritorios compartidos para conquistar el mundo startup.

Normas