Tribuna

Un acuerdo que reducirá los costes a la exportación

La OMC ha calculado que la aplicación del acuerdo supondrá una reducción del 14% en los costes asociados al comercio

La Organización Mundial del Comercio (OMC) ha dado un paso más hacia la eliminación de barreras para el comercio mundial con la entrada en vigor del Acuerdo sobre Facilitación del Comercio (AFC), que permitirá reducir costes asociados al comercio al definir un modelo común de procedimientos aduaneros, más transparentes y ágiles. El avance es muy significativo y cobra mayor entidad en un momento en que se extienden discursos proteccionistas que caminan justamente en la dirección contraria.

Una vez que 112 países miembros de la OMC han ratificado el acuerdo, la propia organización ha comunicado su entrada en vigor de manera inmediata. Contiene numerosas disposiciones para reducir cargas y aliviar los movimientos, despacho y levante aduanero de mercancías. Los cálculos de la OMC cifran en un 14% la reducción de costes asociados a la aplicación completa del acuerdo. En el caso español, supondrá un incentivo para exportar a países extracomunitarios, puesto que la agilización de procedimientos en las aduanas supone, de hecho, menores costes.

Este es el principal acuerdo comercial culminado en la OMC desde sus inicios en 1995. Además de reducir los costes asociados al comercio, permitirá multiplicar los intercambios comerciales entre los miembros de la organización. Para los casos español y comunitario –cuyas aduanas están ya adaptadas a los requerimientos del acuerdo– el beneficio principal consiste en las menores trabas para exportar a terceros países. Progresivamente, las aduanas de otros países deberán avanzar en la aplicación de procedimientos electrónicos para la presentación de documentos y pagos de tasas, ya muy extendidos en España; facilitar el tránsito de mercancías; y limitar las tasas ligadas a trámites burocráticos al coste aproximado del servicio prestado.

En virtud de este acuerdo, las empresas con buen historial de cumplimiento podrán ver reducidos los trámites aduaneros, gracias a la generalización de los operadores autorizados, una figura ya implantada en España. Este tipo de operadores se beneficiarán de medidas como la reducción del número de documentos a presentar, las menores inspecciones físicas, el pago diferido de la deuda tributaria, la simplificación de las garantías para el pago de la deuda tributaria, la posibilidad de realizar declaraciones conjuntas para diversas partidas o incluso poder despachar en sus propios locales. Según datos utilizados por la OMC, una operación habitual de exportación entre miembros de la organización implica la presentación de 40 documentos diferentes, 200 datos (a menudo repetidos) y exige la intervención de entre 20 y 30 personas. Una reducción del 1% en los costes asociados al comercio genera aumentos de la renta mundial en torno a 40.000 millones de dólares. Por ello, el AFC es una oportunidad única para favorecer la competitividad y fomentar la inversión extranjera.

"Para los exportadores españoles, los beneficios serán relevantes en aquellos países con los que la UE no mantiene acuerdos comerciales bilaterales"

La OMC ha calculado que la aplicación completa del acuerdo, que se llevará a cabo de forma progresiva en los próximos años, supondrá una reducción del 14% en los costes mundiales asociados al comercio. Pero estos efectos serán todavía mayores en aquellos países que soportan actualmente mayores cargas burocráticas.

Para los exportadores españoles, los beneficios serán relevantes en aquellos países con los que la Unión Europea no mantiene todavía acuerdos comerciales bilaterales, en la medida en la que hayan ratificado el acuerdo de Facilitación de Comercio. Igualmente lo serán para algunos de los países considerados prioritarios por España en los Planes Integrales de Desarrollo de Mercados (PIDM), como Argelia, Australia, Brasil, Arabia Saudita, Barein, Emiratos Árabes Unidos, Omán, Kuwait, China, Estados Unidos, India, Japón, México, Rusia, Singapur y Turquía porque ninguno de ellos pertenece a la Unión Europea.

España, como sus socios comunitarios, ha dejado bien sentado su compromiso firme con el sistema multilateral de comercio y reitera, además, que trabajará intensamente para que en la próxima Conferencia Ministerial de la OMC, que se celebrará en Buenos Aires en diciembre 2017, se pueda seguir avanzando en nuevos acuerdos beneficiosos para todos.

Es tiempo de dejar clara nuestra apuesta por el libre comercio y por el multilateralismo, por la globalización y por la eliminación de barreras, porque ello contribuirá sin duda a impulsar nuestras economías. Este acuerdo es una buena muestra de que ese y no otro es el camino.

José Luis Kaiser es director general de Comercio Internacional e Inversiones del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.

Normas