Tibor Navracsics, comisario europeo de Educación

“El 40% de las empresas de la UE tienen problemas para cubrir puestos”

"Las compañías europeas deben luchar con sus rivales de Asia y EE UU por atraer talento"

Tibor Navracsics, comisario de Educación, Cultura, Juventud y Deporte de la UE.
Tibor Navracsics, comisario de Educación, Cultura, Juventud y Deporte de la UE.

Responsable de la cartera de Educación, Cultura, Juventud y Deporte de la Comisión Europea (CE) desde otoño de 2014, el húngaro Tibor Navracsics ha centrado su trabajo en cómo modernizar el sistema educativo europeo, además de impulsar el fortalecimiento de los acuerdos entre las universidades y el mundo laboral. Ha estado presente en Madrid, en la inauguración de la nueva sede del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT Digital), que pretende apoyar el desarrollo de startups.

Pregunta. ¿Qué es lo que puede impulsar el nuevo centro del EIT de Madrid y el conjunto de la organización?

Respuesta. El EIT Digital trabaja en red y su tarea pasa por crear comunidades de conocimiento e innovación que unen a personas que vienen del mundo de las empresas, académico y la investigación. Estas comunidades trabajan en ámbitos de desarrollo desde las energías renovables al mundo digital, y ayudan a las startups a desarrollar sus planes. Además, el centro coloca en el mapa de innovación de Europa a Madrid, que pasa a ser una de las capitales europeas de la tecnología.

P. ¿Cómo funciona el nuevo centro?

R. El centro ayuda a las startups al dotarlas de infraestructuras y de una ubicación en la que desarrollar sus proyectos. También ofrece oportunidades de networking, conseguir que lleguen a nuevos consumidores además de encontrar nuevos socios para su negocio. También puede ayudar a las startups desde un punto de vista financiero en las fases iniciales, porque la falta de dinero es uno de los problemas más graves.

P. ¿Quién aporta el dinero en el EIT?

R. La financiación del EIT es aportada por los estados miembros de la UE. El EIT fue creado por el Parlamento Europeo y el Consejo Europeo y es una institución que cuenta con su propio presupuesto, en el que contribuyen los países. También tiene actividades de cofinanciación de proyectos junto con las compañías, lo que supone que el tejido empresarial puede implicarse en estos proyectos. Además, hay oportunidades para que los gobiernos puedan participar con sus fondos.

P. En términos generales, ¿cómo ve la situación actual del mundo emprendedor en el Viejo Continente?

R. En este ámbito, vemos dos grandes problemas estructurales que afectan a la competitividad, la empleabilidad de las nuevas generaciones y la demografía, con el envejecimiento de la población. Hay una mayor proporción de las generaciones más antiguas en el mercado laboral que de las nuevas. En la parte de educación, queremos ayudar a los estados en la creación de habilidades para los jóvenes y por eso se aprobó en junio la agenda de habilidades de la UE. En Europa hay un grave problema en la falta de conexión entre las capacidades que tienen las personas y lo que necesita el mundo laboral. En algunos países hay unas tasas de paro juvenil muy altas, mientras que el 40% de las empresas europeas tienen enormes dificultades para cubrir puestos vacantes que tienen. Eso se debe a que estos desempleados no tienen las capacidades que necesitan las compañías. Para ganar la batalla a largo plazo hay que modernizar los sistemas educativos.

P. ¿Cree el mundo empresarial en Europa se cree estos proyectos? Al final, muchas startups europeas para crecer buscan apoyo en EE UU o emigran a Silicon Valley, parece que hay una cierta contradicción.

R. No veo una contradicción. Hay una competencia en la búsqueda de personas con talento. Hay mucho interés en encontrar personas que sean innovadoras y creativas. En los países miembros, todas las empresas intentan encontrar a las personas con talento. Existe la competencia. Creemos que la UE debe luchar por atraer a estas personas. La CE hace su parte en ayudar a los países miembros, pero todo depende de las compañías, puesto que deben ser las que compitan por atraer ese talento. Si no es así, dejarán que las empresas estadounidenses se lleven todo ese talento.

P. ¿Ve a las empresas europeas con voluntad para atraer a esos trabajadores?

R. Las compañías europeas necesitan atraer a ese talento. Tienen que hacerlo para seguir siendo competitivas. Si no lo hacen van a quedar por detrás de las empresas asiáticas y estadounidenses. Hay una presión claramente.

P. ¿Cómo ve España? ¿Ha evolucionado en los últimos años?

R. La verdad es que España ha hecho un gran esfuerzo en estabilizar su economía y su presupuesto, para seguir siendo competitiva. Va por el buen camino. Actualmente, España está en proceso de reforma educativa, que tiene entre sus grandes objetivos apoyar la competitividad. España están en un contexto europeo y mundial, y si la UE tiene un crecimiento modesto, España también registrará una evolución similar. Yo soy optimista y creo que en el futuro la economía europea crecerá a un ritmo mayor y España se beneficiará.

EIT Digital abre sede en Madrid para apoyar a las ‘startups’

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, y el comisario de Educación, Cultura, Juventud y Deporte de la Comisión Europea (CE), Tibor Navracsics, hicieron ayer la inauguración oficial de la sede en Madrid del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT Digital), que empezó sus operaciones el pasado 1 de enero.

El EIT es una agencia pública dependiente de la Comisión Europea (CE) que encuadra varios institutos temáticos, entre los que se encuentra el Digital. Sus actividades se centran en la transformación digital de industrias, administraciones y en el día a día de la sociedad europea, además de en otras áreas como las energías renovables. Madrid se une así a otras ciudades europeas que forman parte de la red del EIT, entre las que figuran Berlín, Eindhoven, Helsinki, Londres, París, Estocolmo y la ciudad italiana de Trento. En este caso, Navracsics afirmó que este centro va a traer nuevas oportunidades para los investigadores y emprendedores de la región.

La institución colabora con una red de universidades de toda Europa y ofrece programas de posgrado de dos años, un curso en cada país, especializados en distintos ámbitos de la tecnología: big data, computación, arquitectura de software o internet de las cosas.

Además, ofrece programas de doctorados industriales y facilita la integración de los alumnos en programas de innovación en los que participan empresas como Telefónica, France Telecom (Orange), Atos, Indra, Ferrovial, Nokia, Bull SAP, BBVA, Boeing, Airbus, Daimler, Siemens, PSA Peugeot Citroen, Thales y Telecom Italia, entre otras.

También colaboran distintas instituciones como la Universidad Politécnica de Madrid, la Computense, la Universidad rey Juan Carlos, el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Centro de Supercomputación de Barcelona y Madrid Network.

De igual forma, el EIT Digital impulsa la aceleración de startups de innovación, y aporta financiación para la transformación digital en el mundo empresarial.

El EIT, de todas formas, ha estado presente en España desde 2013 a través del Associate Partner Group (APG), con una inversión cercana a 20 millones de euros durante este periodo de tiempo. De cara a 2017, y una vez que el centro trabaje a mayor velocidad, los responsables del EIT prevén una inversión de 15 millones de euros a través de sus actividades de innovación, emprendimiento y educación.

Normas