Banca

Sabadell vende su filial de EE UU por 967 millones a Iberiabank

Logra unas plusvalías de 447 millones de euros y mejora un 1% su ratio de capital

El banco vendió también en diciembre su 4% en el luso BCP

Sede de Banco Sabadell en Estados Unidos
Sede de Banco Sabadell en Estados Unidos

Banco Sabadell ha decidido vender su filial estadounidense de banca comercial a Iberiabank por 967 millones de euros, lo que le supone unas plusvalías de 447 millones de euros y un 1% de mejora de su ratio de capital. El banco español tendrá, además, un 4,9% de Iberiabank, participación que tiene previsto vender en un futuro.

Banco Sabadell ha decidido aprovechar la subida de precios que están experimentando los bancos estadounidenses para poner a la venta su filial en este país, Sabadell United Bank. El grupo que preside Josep Oliu ha llegado a un acuerdo con Iberiabank Corporation para la venta de su filial de banca comercial que opera desde 2007 en el estado de Florida. El importe de la operación asciende a 1.025 millones de dólares (967 millones de euros). La transacción, cerrada a 1,95 veces el valor en libros, permitirá a Sabadell obtener una plusvalía neta de 447 millones de euros.

Además, permite al grupo mejorar su ratio de capital, ya que estas inversiones penalizan, y de esta forma libera 100 puntos básicos de capital, o lo que es lo mismo, 850 millones de euros para crecer de forma orgánica en otros mercados prioritarios, como son España, México y Reino Unido. Sabadell, no obstante, descarta adquirir un banco en España. “En estos momentos no consideramos ninguna otra opción que no sea el crecimiento orgánico en el horizonte a corto plazo y la consolidación de nuestra política de pago de dividendo en efectivo iniciada este ejercicio”, señalan fuentes de la entidad. El acuerdo alcanzado contempla que el precio total que abonará Iberiabank consiste en un pago en efectivo de un mínimo de 803 millones de dólares (757,8 millones de euros), y el resto en la entrega de acciones hasta alcanzar el importe total. Todo ello sin que en ningún caso se supere el 4,9% del capital social de Iberiabank y abonándose en efectivo la diferencia, si la hubiera, hasta alcanzar el precio total pactado. Sabadell podría vender esta participación en cualquier momento, ya que no hay cláusula de permanencia. “El 4,9% es una palanca de generación de valor en el futuro en un banco multiestatal con un enorme potencial en Estados Unidos, que ha experimentado un crecimiento de gran relevancia en los últimos años”, destaca el grupo español.

Un comprador con 25 transacciones en 16 años

Iberiabank Corporation es un grupo financiero con 299 oficinas de diversa tipología. Tiene 201 sucursales bancarias y tres oficinas especializadas en la concesión de crédito en los estados de Louisiana, Arkansas, Alabama, Tennessee, Texas, Florida y Georgia. También dispone de 24 sucursales dedicadas a la actividad aseguradora en Arkansas y Louisiana, así como una red de agentes destinada a la concesión de hipotecas en 62 localidades de diez estados. Además, cuenta con ocho sucursales de gestión patrimonial en cuatro estados y una oficina de Iberia Capital Partners en Louisiana.

Iberiabank Corporation ya tiene una gran experiencia en adquisiciones, ya que ha completado 25 transacciones desde 2001.

Sabadell descarta por completo que esta venta no tiene nada que ver con la entrada de Donald Trump como presidente de EE UU.

Se prevé realizar el cierre de la operación durante el segundo semestre del ejercicio, una vez se obtengan los permisos y autorizaciones pertinentes de las autoridades regulatorias.

Sabadell United Bank es un proyecto que se inició en 2007 con la adquisición de Transatlantic Bank, combinación del crecimiento orgánico en la zona y del crecimiento inorgánico tras las sucesivas adquisiciones en el área del sur de Florida. Gestiona en la actualidad un volumen de 4.200 millones de dólares en créditos y 5.200 millones de dólares en depósitos.

Tras la operación, Sabadell seguirá desarrollando su actividad core de banca corporativa y banca privada internacional, según explica en un comunicado, a través de su sucursal americana en Miami, que en la actualidad gestiona un volumen de negocio que supera los 10.000 millones de dólares con una destacada cuota de mercado especialmente en los sectores turístico, infraestructuras o energías renovables, y que dispone de una plantilla de 200 empleados. La sucursal de Sabadell en Miami es también el centro de operaciones de banca corporativa para Latinoamérica, con excepción de México donde la entidad opera a través de su banco filial en dicho país.

México, de hecho, se ha convertido en un país estratégico para Sabadell. “En México estamos poniendo los pilares de un banco que aunque hoy es todavía pequeño está aportándonos muy buenos resultados y por encima de lo previsto. Este año doblaremos nuestro número de oficinas y alcanzaremos los 2.000 millones de euros de financiación. México tiene su propio equipo de governance, su estructura, su plan de negocio y objetivos. Desde Miami, continuará Fernando Pérez-Hickman como director general pilotando, tanto en EE UU como en Latinoamérica, la actividad de banca corporativa y banca privada, así como la red de oficinas del exterior, donde tiene también la responsabilidad última del proyecto de México.

Para el presidente de la entidad Josep Oliu, “esta es una excelente operación que materializa una parte del valor creado en Estados Unidos y permite fortalecer el banco para crecer en sus mercados prioritarios”.

Sabadell también decidió a finales de 2016 vender la participación que conservaba del 4% en BCP de Portugal, en el que entró en el año 2000.

Normas