Resultados

Pérdidas récord en Abengoa: 7.629 millones de euros

El grupo de ingeniería frenó su actividad en seco en medio del proceso de refinanciación

abengoa
Exterior del complejo de Abengoa Water en Dos Hermanas (Sevilla). EFE

Abengoa facturó el año pasado 1.510 millones de euros, un 59% menos que en 2015. Fue en noviembre de ese año cuando la empresa solicitó el preconcurso de acreedores y a día de hoy sigue negociando un plan de reestructuración en el que faltan varios hitos.

Las pérdidas del año pasado fueron de 7.629 millones de euros, frente a los números rojos de 1.213 millones de 2015. La empresa explica este resultado por el "reconocimiento contable del deterioro de determinados activos y créditos fiscales, a los efectos de la ralentización generalizada del negocio y a un mayor gasto financiero".

Entre los factores que han provocado las pérdidas récord están el deterioro de activos de plantas de bioenergía, líneas de transmisión en Brasil, plantas de generación en Mexico y Chile y créditos fiscales por importe de 6.036 millones. También están las provisiones del coste de reconstrucción  de la filial Innovative technology solutions for sustainability  por 245 millones y  el mayor gasto financiero por 521 millones derivado fundamentalmente de la ejecución y provisión de avales e intereses de demora.

La empresa ha ido gestionando su crisis a golpe de negociación, con varias bandas abiertas, entre hedge funds –Abrams Capital, The Baupost Group, Canyon, Centerbridge, D. E. Shaw, Elliott Management, Hayfin Capital, KKR Credit, Oaktree y Värde– y bancos acreedores: Santander, CaixaBank, Popular, Bankia y Crédit Agricole.

ABENGOA 0,02 -4,48%
ABENGOA B 0,01 0,00%

Abengoa tendrá que capitalizar más de 6.000 millones de euros de su pasivo financiero, que se sitúa en unos 8.500 millones de euros, para restablecer su situación patrimonial. Este proceso de canje de deuda por acciones se producirá una vez se hayan inyectado los 1.139 millones de euros que los acreedores y los fondos oportunistas. 

Los acreedores financieros han dado el visto bueno a los cambios en el proceso de reestructuración de la compañía, puesto que una de las condiciones suspensivas para que Santander, Bankia, CaixaBank, Popular y Crédit Agricole junto con 10 hedge funds inyectaran el dinero nuevo era que solventaran todos los problemas en México.

Pero la situación en el país se complica y la empresa necesita el dinero, de ahí que el pasado 14 de febrero la compañía lanzara un grito de socorro. Necesitaba al menos los votos del 50% de los dueños del pasivo financiero, por unos 8.500 millones de euros, y ya ha conseguido este porcentaje.

Así, las entidades financieras mencionadas y los fondos Abrams Capital, The Baupost Group, Canyon, Centerbridge, D. E. Shaw, Elliott Management, Hayfin Capital, KKR Credit, Oaktree y Värde inyectarán previsiblemente la próxima semana un total de 1.139 millones de euros, el dinero pactado en el plan de reestructuración pactado el pasado mes de agosto. De este dinero, 839 millones los pondrán los fondos y los restantes 300,5, la banca.

La novedad es que 212 millones de la liquidez que inyectarán los hedge funds estarán en una cuenta, pero no se podrán utilizarlos hasta que se cumpla una serie de condiciones. Hay tres escenarios posibles. El primero y más sencillo es que se resuelvan los problemas en México sin que el proyecto estrella en el país, la planta de cogeneración A3T, que es además garantía para la liquidez, se vea afectado. También tiene que darse la circunstancia de que las acciones de Atlantica Yield se sitúen por encima de los 18 dólares durante ocho días consecutivas. Si este escenario no se produce, la situación se complicará. Las otras dos posibilidades implican la venta de la participación en Atlantica, supeditada a que no reciba el veto de los hedge funds.

Normas