Estadística de defunciones

Las mujeres mueren más por ictus y los hombres, por infarto

Las enfermedades circulatorias (infartos, ictus e hipertensión) son la primera causa de muerte entre las mujeres mientras que el cáncer es la primera entre los hombres

enfermedades cardiovasculares
Una doctora analiza un electrocardiograma.

Las enfermedades ciruculatorias siguen siendo la principal causa de muerte en España. En 2015, fallecieron por este tipo de patologías 267,6 personas por cada 100.000 habitantes, seguidas de los tumores (240 fallecidos por cada 100.000 habitantes), según los datos facilitados hoy por el Instituto Nacional de Estadística.

Dentro de las enfermedades circulatorias en 2015 crecieron tanto las enfermedades isquémicas del corazón (infarto, angina de pecho etc.), que se incrementaron un 3,7% respecto al año anterior, como las patologías cerebrovasculares (ictus), que aumentaron un 3,1%. No obstante, aunque las enfermedades en general del sistema circulatorio afectaron más a las mujeres --siendo su primera casusa de muerte-- que a los hombres, que murieron más por tumores, hay algunas diferencias.

Mientras que la primera causa de muerte entre los hombres fue el infarto (con 19.563 fallecidos frente a 14.206 mujeres), tras incrementarse un 2,4% respecto a 2014, ya hay, sin embargo, más mujeres que hombres que fallecen por ictus cerebrales (16.357 fallecidas frente a 12.077 hombres).Cuando a estas causas se les suman las enfermedades por hipertensión, se suman 8.623 fallecidas y 4.052 muertos varones.

Es, por tanto, sumando estos tres tipos de patologías circulatorias cuando resulta que hay ya más las mujeres que fallecen por estas enferemedades que los hombres.

En cuanto a los tumores, el tipo más mortífero sigue siendo el cáncer de bronquios y pulmón, que aumentó un 1,6%, cobrándose la vida de 17.239 hombres y 4.357 mujeres. Así, este tipo de cáncer fue la segunda causa de muerte más común entre los varones, mientras que la segunda causa por la que fallecieron más mujeres fue el infarto (14.206 fallecidas).

En general, de las 422.568 muertes que se produjeron en España en 2015 --nuevo record de 910 fallecidos por cada 100.000 habitantes debido al envejecimiento de la población--, el 96,4% obedecieron a causas naturales (enfermedad), que se incrementaron un 7%. Mientras que las 15.079 restantes murieron por causas externas, que aumentaron un 1,2% respecto al año anterior.

Entre dichas causas externas el suicidio se mantuvo como primera causa, con 3.602 fallecidos, si bien este colectivo descendió un 7,9 % menos que el año anterior. Pese a este descenso los muertos por suicidio aún duplican el número de decesos por accidente de tráfico --segunda causa externa de fallecimiento más común-- que crecieron un 0,4 por ciento hasta sumar 1.880.

Normas