Cuenta de resultados

IAG gana el 28,8% más pese a la caída de ingresos

Factura un 1,3% menos, hasta 22.567 millones, pero se beneficia de menores costes laborales y un combustible más barato

IAG gana el 28,8% más pese a la caída de ingresos

IAG ha saboreado en este viernes una jornada dulce. Sus aerolíneas, British Airways, Iberia, Vueling y Aer Lingus, cerraron con nota un ejercicio 2016 marcado por un “contexto macroeconómico difícil”, tal y como señaló el consejero delegado Willie Walsh. Su resultado se vio impactado en 460 millones por el cambio de la libra tras el referéndum del brexit; los ingresos por pasajero bajaron un 5,4% –a tipos de cambio constantes– respecto a 2015, y los ingresos del ejercicio disminuyeron un 1,3%, hasta los 22.567 millones. Sin embargo, el holding obtuvo un beneficio operativo de 2.484 millones, un 8,6% superior al de 2015, y un beneficio después de impuestos de 1.952 millones, un 28,8% más alto.

El resultado se ve impulsado por costes de combustible un 27% menores (1,63 céntimos por asiento y kilómetro operado) o gastos de personal (4.824 millones de euros) un 3,5% más bajos. Con todo, el gasto total de las operaciones fue de 20.083 millones, con un descenso de casi 500 millones en el último ejercicio. Esto implica que si los ingresos por pasajero caen, también lo hacen los costes, pasando de 7,53 céntimos de euro por asiento y kilómetro operado a 6,71 céntimos (un 10,8% menos).

IAG 2,17 3,69%

El viernes hubo premio para los inversores: el dividendo anual por acción engorda un 17,5%, pasando de 20 a 23,5 céntimos por título, con el pago de un complementario de 12,5 céntimos que será aprobado en la junta. Otra novedad es la apuesta por la autocartera, con el anuncio de una inversión de 500 millones en acciones propias a lo largo de este 2017.

La respuesta en el parqué fue positiva y el papel de la compañía se revalorizó un 4,1% al cierre de la jornada bursátil del viernes. Tras el desempeño de 2016 IAG estima que, a los niveles actuales de precio del combustible y tipos de cambio, logrará “una mejora en el beneficio de las operaciones frente al año anterior”.

Vueling obtuvo un beneficio operativo de 60 millones, por los 271 millones de Iberia, los 233 millones aportados por Aer Lingus y los 1.473 millones de British

El presidente de Iberia, Luis Gallego, confirmó tras la presentación de los resultados la firma de un pacto con pilotos y TCP para operar vuelos de largo radio y bajo coste desde Barcelona, si es que IAG confía a la aerolínea española este nuevo negocio. El acuerdo no está limitado por ratio alguno respecto a la producción de Iberia y se contempla la creación de una nueva marca low cost.

Las aerolíneas del conglomerado incrementaron un 9,4% la oferta de asientos por kilómetro y un 9,7% el número de pasajeros atendidos, manteniendo el factor de ocupación en un 81,6%. Walsh recordó que IAG transportó a más de 100 millones de pasajeros el pasado ejercicio, el doble de la cifra que atendieron Iberia y British un año antes de su integración.

Walsh destacó el desempeño de Vueling y el primer ejecutivo de la catalana, Javier Sánchez Prieto, aseguró que el desempeño es absolutamente normal tras la crisis vivida en julio en el aeropuerto de El Prat. La low cost obtuvo un beneficio operativo de 60 millones, con un margen operativo que se desinfla cinco puntos, hasta el 6,7%.

El beneficio de las operaciones de Iberia mejoró en 49 millones, hasta 271 millones, para obtener un margen del 7,6%. Aer Lingus aportó 233 millones, doblando las cifras de 2015 y obteniendo un margen que roza el 15%, y British declara 1.473 millones de libras de beneficio operativo, excluyendo partidas excepcionales, lo que implica un aumento de 223 millones de libras.

Normas
Entra en El País para participar