Informe Sage

La confianza y el optimismo vuelve a las pequeñas empresas

Un tercio de los autónomos y las pymes españolas tiene pensado lanzar un nuevo producto o servicio en 2017. El 24% de los encuestados asegura que contratará más personal

La confianza y el optimismo vuelve a las pequeñas empresas

Las perspectivas y demandas de las pymes españolas han tomado forma y voz gracias al estudio realizado por la multinacional de software de gestión y contabilidad Sage. “La primera buena noticia es que las pequeñas empresas españolas tienen mejores percepciones de la situación económica y eso es claro síntoma de que la recuperación es real”, afirma Luis Pardo, consejero delegado de Sage Iberia.

Del informe se desprende que “el 33% de los autónomos y pequeños empresarios españoles tiene pensado lanzar un nuevo producto o servicio a lo largo de este año”. “Una buenísima noticia ya que pensar en invertir ya es mucho para una pyme”, dice el directivo. Concretamente, casi la mitad de los pequeños empresarios españoles, tiene mayor confianza en las perspectivas de negocio para este año.

Pero los datos optimistas no se quedan ahí: el 24% de los encuestados afirma que contratará más personal en su empresa. “Todo esto suena fantástico hoy en día, cuando hace pocos años, en estudios similares, nuestros clientes afirmaban en su mayoría (un 70%), que sus esfuerzos estaban puestos en, simplemente, sobrevivir, en hacer lo que fuera para no cerrar”, recuerda Pardo.

Además, las ansias de crecimiento de las pymes hacen que el 23% esté planeando ya una expansión de su negocio hacia otros sectores y que 17% piense en abrir nuevos proyectos. “Está claro que los buenos resultados a nivel macroeconómico se traducen en una mejora del tejido empresarial, donde más de un 99% son pequeñas y medianas empresas”, cuenta el directivo.

Tres factores críticos

Sin embargo, no todo iban a ser buenas noticias y los empresarios siguen apuntando a tres variables como los puntos más difíciles a los que hacer frente en estos momentos: “El acceso a la financiación, la excesiva legislación y burocracia, así como el sistema impositivo que, en la mayoría de ocasiones, no permite a una empresa crecer”, detalla Pardo.

“A pesar de todo el optimismo que desprenden los datos, es necesario que desde las altas instituciones se trabaje para reducir las trabas a los pequeños empresarios”, sostienen desde la multinacional.

En nuestro país hay 159.000 empresas exportadoras que sufren, por ejemplo, la falta de financiación para acometer proyectos fuera de nuestras fronteras. “Por si fuera poco, el 70% de nuestros clientes encuestados sabe y conoce que el pilar del crecimiento es la innovación”, afirma el experto. Una innovación que va de la mano de la digitalización –la asignatura pendiente–, pero también de la formación y la inversión necesaria para llevarla a cabo.

“Es verdaderamente difícil ser una pequeña empresa en España. Para nosotros, autónomos, emprendedores, startups, pequeños empresarios… todos ellos son los verdaderos héroes de la economía”, subraya Pardo.

“Es vergonzoso que en Davos se ignore a las pymes”

Luis Pardo
Luis Pardo, consejero delegado de Sage Iberia.

Desde Sage afirman conocer “lo que verdaderamente reclama una pyme, ya que sus clientes en España ascienden a 250.000”. Más de la mitad de todo lo que pasa por el Registro Mercantil es gestionado con sus programas y en un día normal llegan a 20.000 interacciones con las empresas a las que prestan servicio.

“Sabemos cuáles son sus reclamaciones, sin embargo, parece que las administraciones no las conocen. Es vergonzoso, por ejemplo, que no haya ni una sola intervención referente a las pymes en el Foro de Davos” apunta el consejero delegado.

Sage presta servicios a una gran variedad de clientes, desde un emprendedor que trabaja con software en la nube, hasta una empresa del Ibex 35.

Normas