Resultados empresariales

Iberdrola propondrá a la junta aumentar el dividendo un 11%

Registra un descenso de los ingresos por la depreciación de la libra, pero cierra 2016 con beneficios de 2.705 millones

iberdrola Ampliar foto

Iberdrola propondrá a la Junta de Accionistas el pago de una retribución con cargo al ejercicio 2016 de 0,31 euros brutos por título, lo que supondría un incremento de casi el 11% respecto al importe comprometido el año anterior, según ha comunicado hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La primera parte de la retribución, de 0,135 euros brutos por acción, se abonó ya el pasado enero a través del programa Iberdrola Dividendo Flexible. Esta cantidad se completará con un nuevo pago de, al menos, 0,175 euros brutos por título en julio.

Para evitar el efecto dilutivo de la ejecución del programa de dividendo flexible, la compañía planteará a la Junta de Accionistas, que se celebrará el 31 de marzo en Bilbao, una reducción de capital de, como máximo, el 3,41% mediante la amortización de hasta 219,9 millones de títulos propios.

Iberdrola pretende aumentar progresivamente la remuneración anual a los accionistas, que se situará en 2020 entre 0,37 y 0,40 euros brutos por acción. Durante el periodo se mantendrá un suelo de 0,31 euros brutos por acción y un pay out (porcentaje del beneficio destinado a dividendo) de entre el 65 y el 75%.   

Resultados

La eléctrica ha mejorado un 11,7% su resultado neto en 2016, pasando de ganar 2.421 millones de euros el año anterior a 2.705. La mejora en términos de beneficio bruto de explotación ha sido del 5,5%, hasta 7.807 millones pero, de hecho, la empresa ha visto retroceder un 7% los ingresos. Mucho ha tenido que ver en ello la depreciación de la libra a causa del brexit, que ha castigado las cuentas, al pasar a euros los números de Scottish Power.  

Iberdrola se ha beneficiado, no obstante, de la caída del coste de los aprovisionamientos. El margen bruto se ha mantenido estable, con ascenso del 0,6%, gracias a la mejora de las cifras en el negocio de distribución (+11,8%), gracias sobre todo a la "mejora del marco regulatorio en España" y a la consolidación de la estadounidense UIL; el negocio crece el 49% en EE UU hasta los 2,537 millones, y es la segunda zona donde Iberdrola obtiene más ingresos en distribución. 

El negocio de generación cae un 4,3% a causa de la depreciación de la libra esterlina y a los menores ingresos del negocio mexicano. La generación en España mejora sus cifras. La división de renovables, mientras, cae el 7,7%, también por la menor aportación del Reino Unido.

El beneficio neto mejora, en todo caso, por el alza en el resultado operativo. En este contexto la empresa cita la sentencia judicial favorable sobre la financiación del bono social, los menores costes asociados al negocio británico (también a causa de la libra) y el cierre de la central de Longannet en Reino Unido. El resultado financiero también ha mejorado.

Iberdrola invirtió 4.264,3 millones el año pasado, un 32,3% más que en 2015, de los que el 90% se destinó a negocios regulados o con contratos a largo plazo. La deuda financiera neta se situó al cierre del año pasado en 29.414 millones, 1.347 millones más que en diciembre de 2015, por la anticipación de inversiones en energías renovables, principalmente marina

Inversiones

Iberdrola planea invertir 25.000 millones de euros hasta 2020, 1.000 millones más de lo previsto anteriormente, y espera mejorar su beneficio neto una media del 7,5 % anual, un ritmo superior al avanzado el año pasado, que era del 6 %, según la actualización de sus Perspectivas 2016-2020.

De acuerdo con este plan, remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el beneficio neto se situará en el entorno de los 3.500 millones en 2020.

Normas