Banca

Emilio Saracho se convierte en el presidente de Banco Popular

Antonio González-Adalid y Carlos González, nuevos consejeros de la entidad

Banco Popular
Ángel Ron junto a Emilio Saracho y Pedro Larena.

El ya nuevo presidente de Banco Popular, Emilio Saracho, no ha tenido que pasar el mal trago de presidir la junta extraordinaria de accionistas donde se le nombró consejero ejecutivo del banco, para pocos minutos después ser elegido presidente por el consejo de administración de la entidad. Eso sí, decidió acudir a la junta y escuchar todas las duras críticas de los pequeños accionistas sobre la gestión de la entidad con su ya expresidente Ángel Ron, y sobre la caída en picado del valor de los títulos.

Terminada la junta el consejo acordó “por unanimidad” designar a Saracho presidente, tras haber apoyado la junta con el 98 % de los votos su nombramiento como consejero ejecutivo.

Se inicia así una nueva etapa en Popular, en la que tanto el nuevo presidente como el resto de miembros del consejo de administración agradecieron a Ron la labor realizada durante más de una década al frente del banco y reconocieron su dedicación a la entidad.

Tras su nombramiento, Saracho manifestó a través de un comunicado que “es una satisfacción formar parte del Popular, una entidad muy relevante para la economía española”. Para añadir “soy muy consciente de la alta responsabilidad que asumo como presidente del banco”. Su nombramiento fue acompañado del primer cambio en el consejo de administración al nombrar por cooptación a Carlos González Fernández y Antonio González-Adalid consejeros independientes. A estos nombramientos le acompañarán en la junta del próximo abril, en la que se aprobarán las cuentas de 2016, de otros tres nuevos consejeros también independientes.

Carlos González fue presidente de Arthur Andersen en el año 2000 y, tras la fusión de la compañía con Deloitte, fue presidente de la misma entre 2003 y 2009. Fue consejero de Novagalicia Banco entre 2011 y 2013 y actualmente es consejero de NH Hoteles, Sotogrande y Corporación Financiera Alba. Mientras que González-Adalid es presidente y consejero delegado de Cartera Industrial Rea, consejero de Europac y de Tubacex. Ha sido director financiero de Enagás, el INH y Repsol, y presidente del gestor gasista.

González-Adalid también fue uno de los candidatos a sustituir a Ron como presidente de Popular por un grupo de consejeros, pero finalmente se optó por Saracho, exvicepresidente de JP Morgan y con gran experiencia internacional bancaria.

El vicepresidente de Popular, Roberto Higuera, avanzó en la junta que tuvo que presidir (Ron había dimitido en el consejo celebrado minutos antes y Saracho aún no había sido nombrado presidente) que la entidad está dispuesta a tomar “cuantas medidas sean necesarias recuperar el valor del banco” en beneficio de los accionistas.

Higuera, que fue consejero delegado del banco hace ocho años, aseguró que Popular es “rentable”, un “buen banco” que “conserva los valores del pasado”, aunque tiene “problemas”. En su intervención posterior a la de los accionistas el vicepresidente tuvo incluso que garantizar que la entidad “no va a la liquidación”, en alusión a las preguntas de algunos inversores. Yaclaró, también en respuesta a las duras críticas del accionariado que el banco “está viviendo actualmente las consecuencias de una crisis histórica que se ha llevado a bancos por delante, no solo a Popular”. El vicepresidente explicó, también ante las quejas de los accionistas, que la estructura de capital de la entidad se encuentra “por encima de los mínimos regulatorios, incluyendo aquellos que no se publican”. Defendió la compra de Banco Pastor en 2011, y aclaró que “no estaba en quiebra” en el momento de su adquisición, para añadir que esta operación “no ha sido la causa de los problemas”.

Higuera también prevé que no se lleve a cabo otra ampliación de capital, ya que el banco tiene palancas para mejorar su capital sin acudir nuevamente al mercado, aunque matizó que todo lo tiene que decidir el numero presidente. Se refirió así a la previsible venta de los activos en el extranjero del banco, como es el caso de su filial estadounidense, entre otros. Tampoco pudo evitar referirse a la situación que atraviesa la acción de Popular, atacada por los llamados cortos. Indicó que el nuevo equipo gestor ha de trabajar para elevar el valor de los títulos y evitar nuevos ataques bajistas. “Cuando les demos motivos para pensar que el banco va a remontar, los cortos saldrán corriendo y la acción pegará un rebote”, añadió.

Antonio González-Adalid, exvicepresidente de Repsol y expresidente de Enagás, fue uno de los candidatos a sustituir a Ron al frente de la entidad, si bien ha sido nombrado consejero de la misma. Por su parte, Carlos González Fernández es consejero en NH Hotel Group, Sotogrande y Corporación Financiera Alba y fue miembro del consejo de de Novagalicia Banco entre septiembre de 2011 y julio de 2013.

Horas antes, el vicepresidente de Banco Popular, Roberto Higuera, ha avanzado en la junta de accionistas que la entidad está dispuesta a tomar “cuantas medidas sean necesarias” para " para recuperar el valor del banco" en beneficio de los accionistas.

Banco Popular inicia así una nueva etapa, que supone una auténtica ruptura con el tradicional modelo de gobierno corporativo de la entidad. Será la primera vez desde que se creó la institución en 1926, y en la que han pasado ya 10 banqueros, que el nuevo presidente no ha tenido vinculación con la entidad hasta ahora.

Normas