Alimentación

Los sindicatos temen que Deoleo deje de producir aceite en España

CC OO asegura que la empresa les ha trasladado que quiere externalizar la producción de aceite de oliva

carbonell
Botella de Carbonell, marca del grupo Deoleo.

CCOO ha denunciado que Deoleo esconde tras el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que ha presentado en los centros productivos de Alcolea (Córdoba) y Andújar (Jaén) y en los servicios centrales de Rivas Vaciamadrid (Madrid), el objetivo de desprenderse del proceso industrial de la aceitera, según ha informado el sindicato en un comunicado.

En concreto, el fabricante de Carbonell y Koipesol habría trasladado a la comisión negociadora su intención de externalizar una parte importante de la actividad de la multinacional y de convertirse en una simple comercializadora, según explicó el sindicato.

La empresa no ha entrado a valorar estas afirmaciones y se ha remitido al hecho relevante que presentó a la CNMV hace unos días anunciando un ERE de hasta 75 personas. En aquella información, la aceitera defendió que centraría su estrategia productiva en el centro de Alcolea y en el de Tavarnelle (Italia). Estas fábricas incrementarán su capacidad y permitirán desarrollar la producción, según aseguró la compañía presidida por Rosalía Portela.

El sindicato ha subrayado que Deoleo quiere “dejar en manos de la competencia” las actividades que, en su opinión, no son rentables, tienen poco volumen de mercado y le generan un mayor coste como la refinería de aceite, salsas, vinagre y productos especiales.

En el transcurso de la reunión de ayer, los negociadores de CCOO de Industria rebatieron todos los argumentos que la aceitera y sus asesores pusieron sobre la mesa y que acompañaron de un informe técnico.

La mesa negociadora volverá a reunirse el próximo 22 de febrero con la dirección de la fábrica de Alcolea, la única que Deoleo pretende mantener abierta, y que explicará las medidas de organización y producción previstas por la empresa para mantener la actividad y el empleo.

CCOO de Industria teme que con el número de trabajadores que quedarán en la planta andaluza tras el ERE solo será posible mantener la actividad aumentando la precariedad, las horas extraordinarias y la subcontratación.

El sindicato, que cifró en un 28% el ajuste de la plantilla, ha lamentado la “poca transparencia” de la dirección y la “falta de un plan de futuro” para Deoleo y para sus 495 trabajadores, por lo que no descarta convocar un calendario de movilizaciones.

Deoleo ha explicado que este ajuste se ha tomado por “causas productivas y organizativas” y que se iniciará un periodo de negociación con los representantes de los trabajadores en función de los plazos marcados legalmente.

El propietario de marcas como Bertolli o Carapelli ha indicado que está tomando una serie de medidas necesarias para adaptar la estructura industrial del grupo y que pasan por un plan de inversiones para incrementar la capacidad instalada de sus plantas de Tavarnelle (Italia) y de Alcolea en Córdoba, además de aplicar una política de racionalización de costes y de mejorar su competitividad.

 

Normas