Breakingviews

The Body Shop, compra de riesgo

L’Oreal está meditando la venta de la cadena, cuyo modelo está agotado

Tienda de The Body Shop en Oxford Street (Londres).
Tienda de The Body Shop en Oxford Street (Londres).

L’Oreal está meditando la venta de la cadena británica The Body Shop, que compró hace poco más de una década. Los altos márgenes de su rival L’Occitane demuestran que el comprador podría obtener una rentabilidad decente, pero la sensación es pesimista.

Con ventas de 921 millones en 2016, puede que The Body Shop sea demasiado pequeña para recibir la atención que necesita de una empresa del tamaño de L’Oreal. Sus márgenes operativos, del 3,7%, son un pegote para el grupo francés, que aumentó el número de tiendas en un quinto entre 2008 y 2016, pero experimentó rendimientos decrecientes y ventas volátiles. Podría ser una oportunidad para un especialista en cambios de rumbo.

Los altos márgenes de su rival L’Occitane indican que podría dar una rentabilidad decente a sus nuevos dueños, pero les costaría

Sin embargo, el precio propuesto, 1.000 millones, parece exagerado. El ebitda está en torno a 80 millones; aplicándole el múltiplo de 10 de L’Occitane, un valor razonable de la empresa sería 800 millones. Si el comprador pudiera financiar la operación endeudándose por la mitad, el cheque sería de 400 millones.

El nuevo dueño podría sacarle rentabilidad, pero le costaría. Con un crecimiento anual del ebitda del 10% (eliminando costes e invirtiendo en nuevas tiendas) en cinco años llegaría a los 129 millones. Con múltiplo 10, dejaría al nuevo propietario con un patrimonio de poco más de 1.000 millones, suponiendo que el grupo utilizara un tercio del ebitda para pagar la deuda. Habría conseguido una respetable rentabilidad del 21%.

Pero es bastante arriesgado. Su modelo otrora innovador de vender solo productos naturales está agotado. No es suficientemente elegante para los compradores de gama alta, y es demasiado mainstream para los mileniales. El lema del grupo es crear riqueza sin explotar. Sus nuevos dueños podrían no lograr ninguna de las dos cosas.

Normas