Termómetro del riesgo sistémico

La CNMV pone nota al riesgo de mercado: medio-bajo

El mayor grado de estrés se asocia ahora al segmento de intermediarios financieros, vinculado a la banca y a la sentencia europea de las cláusulas suelo

Indicador de estrés de los mercados financieros CNMV Ampliar foto

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha iniciado la publicación de un nuevo indicador que medirá el grado de estrés del mercado financiero español y que actualizará cada trimestre. Será una nueva fórmula con la que valorar los riesgos que se asumen en la inversión y un intento de replicar con la adjudicación de una nota del cero al 1 la realidad económica y el nivel de incertidumbre que pesa sobre los activos, según explican fuentes de la institución.

En este primer indicador, publicado hoy, el análisis de la CNMV revela que el grado de estrés que soporta el mercado español es medio-bajo. En concreto, se ha situado a finales de enero en los 0,27 puntos, muy cerca de los valores que pueden identificarse con un estrés bajo. El dato contrasta con el nivel de 0,49 puntos de hace un año, considerado estrés alto, cuando la incertidumbre política en España era máxima, a lo que se sumaba la inquietud generalizada por la economía china.

El indicador actual es también inferior al 0,44 que marcó a consecuencia del brexit, ello a pesar de que el mercado está ahora en alerta ante las medidas políticas de Donald Trump en el inicio de su presidencia y expectante ante la intensa agenda electoral en la zona euro, con comicios en los próximos meses en Holanda, Francia y Alemania.

El indicador se ciñe a la realidad española, aunque considera el riesgo de contagio de otros mercados y las implicaciones que eventos puntuales sobre un sector concreto puede tener en el conjunto. Es el caso de la banca, con un peso determinante en el Ibex y con capacidad por tanto de influir en el conjunto de la renta variable. De hecho, el dato de enero muestra que el grado de estrés más alto corresponde al denominado segmento de intermediarios financieros, vinculado a la banca y en el que se ha recogido la inquietud generada por la sentencia europea sobre cláusulas suelo.

El indicador publicado hoy es resultado de analizar un total de seis elementos. Además de la situación en el citado segmento de intermediarios financieros, se analiza también la renta variable, la renta fija, el mercado monetario, los derivados y el mercado de divisas. Según señalan fuentes de la CNMV, se trata de identificar los movimientos abruptos que se produzcan en cada uno de estos segmentos e intentar anticipar su efecto en el conjunto del mercado, a modo de un termómetro del riesgo sistémico. No es por tanto una valoración o recomendación por parte de la CNMV, que lleva dos años trabajando en la elaboración de este indicador, sino el resultado de la medición del grado de estrés en los distintos elementos del mercado.

 

 

 

Normas