Breakingviews

Miopía corporativa por el corto plazo

Los CEO miopes tienen peores resultados, según un estudio de McKinsey

Prueba de visión.
Prueba de visión.

La miopía corporativa puede estar en vías de curación. Un estudio de McKinsey ha descubierto que las empresas que se centran demasiado en el corto plazo obtienen peores resultados que sus rivales con horizontes más lejanos. Por ahora solo hay correlación y no causalidad, pero es un comienzo convincente. Persuadir a los inversores podría con el tiempo convencer también a los consejos de administración de EE UU.

Las empresas, fondos de pensiones y otras partes interesadas llevan tiempo censurando el excesivo enfoque de los mercados financieros en el aquí y ahora, pero les ha costado justificarlo. La investigación de la consultora, realizada con el lobby de inversores FCLT (Focusing Capital on the Long Term) Global, da el importante paso de tratar de averiguar qué significa “largo plazo”.

El aumento de la volatilidad por la inestabilidad geopolítica puede premiar a los traders enérgicos en perjuicio de los inversores en valor

Diseccionando factores como ganancias, inversión y objetivos trimestrales, McKinsey ha descubierto que los jefes que adoptaron un enfoque a largo plazo consiguieron, entre 2001 y 2014, crecimientos más rápidos de ingresos y ganancias que sus pares. Las comparaciones se intentaron hacer dentro de cada sector, para evitar sesgos sectoriales.

Existe el peligro de ir demasiado lejos con las conclusiones: suena demasiado preciso y optimista calcular que si todas las compañías hubieran hecho lo mismo que los líderes del llamado Índice de Horizonte Corporativo la economía estadounidense habría crecido 0,8 puntos porcentuales más rápido al año y creado más de 5 millones de empleos adicionales.

Aún así, hay señales de beneficios potenciales. Cada vez más gestores de fondos están defendiendo el enfoque a largo plazo, entre ellos el Investor Stewardship Group lanzado la semana pasada por BlackRock. Pero aún queda mucho. Unos dos tercios de los ejecutivos encuestados por McKinsey dijeron que la presión por alcanzar objetivos trimestrales ha aumentado en los últimos cinco años. Cada vez hay más inversores beligerantes, que captan cada vez más capital para sus campañas. El aumento de la volatilidad en un mundo de inestabilidad geopolítica puede premiar a los traders enérgicos en perjuicio de los inversores en valor. Por decirlo en una frase corta: el partido será largo.

Normas