La pyme teme exigir sus derechos en caso de morosidad

Nueve de cada diez empresas nunca o casi nunca exigen intereses de demora.

morosidad pyme

Entre las pymes españolas existe un cierto temor a reclamar sus derechos en caso de morosidad. Así se desprende del último informe elaborado por la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad, que recalca que, a pesar de los retrasos en los pagos, nueve de cada diez empresas nunca o casi nunca exigen intereses de demora.

Este comportamiento es contrario al que marca la Ley 3/2004, conocida por el 71% de las empresas encuestadas, que señala que se debe cobrar un interés de 8 puntos sobre el precio del dinero a partir de los 60 días de retraso en los pagos.

Asimismo, el 96% de las empresas nunca exige la indemnización legal por costes de recobro en caso de retraso o impago.

Del documento también se desprende que el plazo de pago medio de los clientes a sus proveedores en el sector privado es de 77 días, 17 días más que lo permitido por ley. Por su parte, el 68% de los contratos comerciales en España supera la referencia legal de 60 días.

En cuanto a los impagos, actualmente el ratio medio se sitúa en el 2,3%. Este dato es relevante si se tiene en cuenta que España ha tenido porcentajes de impagos insostenibles durante la crisis, de hasta un 7% en 2012, lo que conlleva inexorablemente el cierre de empresas.

Por su parte, las Administraciones Públicas, por segundo año consecutivo, pagan antes que el sector privado, ya que según el informe lo hacen en un plazo medio de 71 días. No obstante, aunque existe una evolución a la baja, desde los 141 días que tardaba en pagar en el año 2012, dista todavía más del doble de lo legal.

Normas