Estados Unidos

Trump se enzarza con unos grandes almacenes por el rechazo a su hija Ivanka

La cadena de tiendas Norstrom ha dejado de vender la ropa de Ivanka Trump "por sus bajas ventas"

Ivanka Trump
El presidente de EE UU, Donald Trump, junto a su hija Ivanka en un acto oficial. Reuters

Donald Trump ha criticado a la cadena de tiendas de lujo estadounidense Norstrom por vetar la colección de ropa de su hija Ivanka. La compañía estadounidense anunció la pasada semana que no comercializaría en sus stands la colección de ropa y complementos de Ivanka Trump por el descenso de sus ventas.

Tras casi una semana, el presidente de EE UU ha asegurado -en su cuenta de Twitter- que su hija ha sido tratada de forma "injusta" por la empresa y destaca que ella está "siempre impulsándome a hacer lo correcto. Terrible", ha comentado.

La compañía justicicó la semana pasada: "Siempre hemos dicho que hacemos decisiones de compra basadas en los resultados..." y que por eso había decidido no adquirir la nueva colección de la hija de Trump. Lo cierto es que Norstrom forma parte del grupo de cadenas de distribución que están siendo presionados por grupos sociales para dejar de adquirir productos que lleven el apellido del dirigente del país.

El mensaje de Twitter de Trump tuvo un impacto momentáneo en la cotización del gigante de la distribución, que tocó su mínimo intradía poco después, en los 42,32 dólares por título. Sin embargo, la compañía finalizó la sesión con un alza del 4,12%, hasta los 44,53 dólares.  Trump se ha permitido además volver a enviar su tuit desde la cuenta oficial reservada al presidente de los Estados Unidos @potus.

El inaúdito comentario de Trump sobre el devenir de los negocios de su hija ha causado un efecto directo. El senador Bob Cassey ha hecho pública, también a través de su cuenta en la red social, su decisión de elevar los comentarios de Trump a la Oficina de Ética del Gobierno, un organismo que dirime los conflictos de interés de los políticos en Estados Unidos.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, aseguró que las críticas públicas del presidente a una firma se enmarcan en el “derecho de un padre a defender a su hija”.

Spicer dijo que la decisión de la cadena de ropa Nordstorm de retirar las prendas de Ivanka Trump demuestra que “hay un ataque contra su marca”.

Normas