Telecos

MásMóvil compra la deuda convertible de FCC en Yoigo

La teleco compra a la constructora la deuda convertible que tenía asociada a su participación en Yoigo por 28,9 millones. La teleco logra un potencial ahorro de hasta 20 millones en el gasto financiero.

Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil.
Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil.

El grupo MásMóvil ha adquirido toda la deuda convertible que tenía suscrita la constructora FCC como antiguo accionista minoritario de Yoigo por un importe de 28,9 millones de euros (no incluye intereses), según informó la teleco en un hecho relevante.

En la nota remitida al Mercado Alternativo Bursátil (MAB), MásMóvil explica que, tras el cierre de la compra de Yoigo, FCC conservaba 24,3 millones de deuda convertible del grupo, a los que se podrían sumar otros 16,2 millones de euros en función de la evolución futura del Ebitda del grupo (earn-out).

Ahora, MásMóvil ha alcanzado un acuerdo con FCC para comprarle y refinanciar esa deuda convertirle, que contaba con una vida total de cerca de 13 años. La teleco la ha sustituido por deuda senior en un importe de 24,3 millones de euros, financiando el resto de la operación con la caja del grupo.

MásMóvil destaca que esta operación le permitirá reducir el coste financiero asociado al refinanciar dicho importe a un tipo de interés “significativamente inferior” al de la deuda convertible, como consecuencia de sustituir deuda subordinada por deuda senior. "La refinanciación ha permitido reducir la carga financiera de los 24,3 millones refinanciados en cerca de 680 puntos básicos anuales sin que ello suponga un impacto relevante en la deuda financiera neta del grupo (4,6 millones de euros)", subraya la operadora.

Además, se cancela la parte correspondiente al aval bancario relacionado con dicha deuda, logrando también nuevos ahorros financieros. Ambas medidas han representado, según la teleco, un ahorro potencial de gasto financiero de hasta 20 millones de euros.

La operación también supone la eliminación del posible futuro del earn-out correspondiente a dicha deuda convertible de hasta 16,2 millones de euros. La refinanciación también permite evitar una eventual dilución para el accionista, en caso de conversión de la deuda convertible, equivalente a aproximadamente entre el 3,4% y el 5% de las acciones (dependiendo de la consecución del earn-out), hasta un máximo de 1,01 millones de acciones, según aclaró MásMóvil.

El 21 de junio del pasado año, la teleco anunció la compra de Yoigo por 612 millones. Un movimiento con el que pretendía convertirse en el cuarto operador del país. La operación supuso la salida de TeliaSonera, que controlaba el 76,6%, mientras los accionistas españoles minoritarias (ACS, FCC y Abengoa) recibieron un préstamo convertible en acciones por un valor máximo de 261 millones.

Tras el acuerdo con FCC, la teleco conserva deuda convertible suscrita por los antiguos accionistas minoritarios de Yoigo por importe de 120 millones de euros, a los que se podrían sumar hasta 80 millones de euros, toda ella en manos de ACS, que cuenta con dos asientos en el consejo de administración.

En este línea, MásMóvil ya anunció a principios de octubre, coincidiendo con el cierre de la adquisición de Yoigo, la recompra de la deuda convertible en manos de Abengoa, el otro accionista minoritario de Xfera Móviles, la antigua matriz de Yoigo.

 

Normas