Automoción

Antolin ingresa 286 millones con la venta de su filial de asientos

Traspasa esta unidad a Lear Corporation.

Esta desinversión supone “acelerar” su plan de inversiones de 900 millones en tres años

Máquina de estampación de Antolin
Máquina de estampación de Antolin

El grupo Antolin, de fabricación de componentes auxiliares para la industria de la automoción, comunicó ayer la venta de su filial de asientos a la multinacional Lear Corporation, según explicaron ayer en un comunicado de la compañía. La empresa ingresará 286 millones de euros por esta venta, según fuentes cercanas a la operación.

La compañía explicó, en su comunicado, que la venta se “enmarca dentro de la estrategia de crecimiento de la compañía”. Esta desinversión en la unidad de asientos se debe “a que esta unidad de negocio carecía de la presencia global necesaria para ser competitiva a medio y largo plazo en este nuevo entorno”, señalaron.

Antolin quiere así enfocarse en “aquellos negocios en los que tiene una mayor cuota de mercado y una mayor presencia global”. Con esta inyección de capital, la empresa planea “acelerar inversiones ya previstas para la mejora de sus capacidades productivas, la apertura de nuevas fábricas, así como un esfuerzo adicional en el campo de la I+D+i para ofrecer las mejores soluciones a los retos que plantean los clientes”, detallaron.

En esta intención de concentrarse en los negocios más relevantes en cuanto a presencia global y cuota, Antolin se hizo en abril de 2015 con la compañía canadiense de interiores Magna en una operación valorada en 488 millones de euros. Esta adquisición duplicó su tamaño en términos de facturación, hasta los 4.000 millones.

La compañía ya ha anunciado un plan de inversiones de 900 millones en tres años en las cuatro áreas de negocio en los que tiene mayor capacidad de competir a nivel global (techos, puertas, cabinas de control e iluminación). El año pasado, la compañía invirtió hasta 340 millones de euros en estas divisiones, “la mayor cifra de su historia y casi el doble de las inversiones realizadas en 2015”, resaltaron desde la compañía.

La compañía prevé reforzar su red industrial en países como Estados Unidos, China o República Checa, entre otros.

Sobre la venta a Lear, Antolin indicó que “la complementariedad de los negocios de ambas compañías, la experiencia en el negocio y la importante cartera de pedidos existente” han sido algunos de los motivos que han despertado el interés de la compradora estadounidense.

Lear Corporation tiene su sede en Michigan (EEUU). Para ella, según explicaron, la compra de este negocio de Antolin con sede en Francia y operaciones en cinco países europeos le permite mejorar su posicionamiento entre los proveedores de fabricantes del continente como Peugeot Citroen, Daimler, Renault Nissan y Volkswagen.

La compra “ampliará nuestra capacidad y acelerará el crecimiento de nuestras ventas” al tiempo que “diversifica aun más nuestra actividad global de asientos”, indicó el presidente y consejero delegado de Lear, Matt Simoncini.

La división de asientos de Grupo Antolin alcanza unas ventas anuales de cerca de 300 millones de euros e incluye doce plantas de producción, dos centros tecnológicos y 2.273 empleados, señala Lear.

Normas