Fútbol

El Celta-Real Madrid, suspendido por los daños del estadio de Balaídos

La cubierta metálica de Río, en la que habitualmente se ubican los aficionados visitantes, presenta graves daños

El partido que iba a disputarse en Vigo entre el Celta y el Real Madrid, previsto para el domingo a las 20.45 horas, ha tenido que ser suspendido debido al fuerte temporal que azota estos días a Galicia y que ha dañado parte de la estructura de la grada de Río del estadio municipal de Balaídos, según han adelantado los diarios locales El Faro de Vigo y La Voz de Galicia.

El Ayuntamiento ha informado de esta cancelación motivada por la meteorología adversa, razón por la cual se canceló igualmente el encuentro que iban a disputar el Deportivo de La Coruña y el Betis en Riazor el viernes.

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, aseguró este sábado que “es completamente imposible” que mañana se dispute en Balaídos el partido que tenían previsto disputar el Celta y el Real Madrid de Liga porque el temporal que azota a Galicia ha provocado “desprendimientos importantes” en la cubierta de la grada de Río.

Hugo Mallo del Celta de Vigo
Hugo Mallo del Celta de Vigo Getty Images

“La Liga tomará sus decisiones, pero en Balaídos no se puede jugar. Se le ha enviado el informe al Celta firmado con los técnicos para que se lo trasladen a la Liga. Con la seguridad no se puede hacer ninguna excepción, así que en Vigo no se puede jugar”, explicó el regidor socialista a los periodistas.

Caballero desveló que el motivo principal es que “los desprendimientos con viento pueden llegar hasta el terreno de juego, no es una cuestión sólo de una parte de una grada acotable. Es completamente imposible jugar mañana porque lo primero es la seguridad, lo primero son las personas”.

Los técnicos del Ayuntamiento de Vigo han estado toda la mañana evaluando el estado de la cubierta metálica de Río, zona en la que habitualmente se ubican los aficionados visitantes.

El alcalde de Vigo también descartó que el choque se pueda jugar el próximo lunes: “El informe que tenemos es que podemos empezar la obra como muy pronto el martes. Esto está como está. ¿Qué quieren, que juguemos con la vida de los trabajadores?”, se preguntó el alcalde, quien aseguró estar “impresionado” con la magnitud de lo sucedido: “Da miedo lo que se ve en el estadio”.

Caballero también mostró su oposición a que el partido se dispute fuera de la ciudad: “Todos los partidos del Celta se juegan en Balaídos. En la parte deportiva no tengo que entrar pero sería difícil de entender que por sufrir un temporal tremendo tuviésemos que ir a jugar fuera. Pero eso lo tiene que decidir la Liga”.

Antes de conocerse la decisión, el entrenador del Celta, Eduardo “Toto” Berizzo fue preguntado por la posibilidad de que el partido fuera suspendido,  y señaló que “lo prioritario es el cuidado del espectador, hay un temporal realmente interesante y ojalá las medidas de seguridad se cumplan”.

“Que se piense en los aficionados, ellos deben de ser los protegidos, los equipos esperaremos a cuando nos digan que hay que jugar”, ha apostillado.

Un total de 35 provincias se encuentran en alerta por fuertes vientos de hasta 100 km/h, costeros de fuerza 9 y lluvias que llegarán a descargar hasta 50 litros por metro cuadrado en 12 horas. La comunidad más golpeada por el temporal está siendo Galicia.

Entre las consecuencias del temporal en Galicia también están las incidencias en el suministro eléctrico, que están afectando a las granjas gallegas.

 

 

Normas
Entra en EL PAÍS