Banca

La banca aboga por desarrollar “un reglamento hipotecario europeo”

El presidente de la AEB cree que la “incertidumbre” normativa afectará al precio de las hipotecas

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, durante su intervención en un desayuno informativo ,celebrado hoy en un hotel de Madrid.
El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, durante su intervención en un desayuno informativo ,celebrado hoy en un hotel de Madrid. EFE

El presidente de la AEB, José María Roldán, alerta de que incluir cuestiones nacionales en la transposición de la directiva europea origen de la futura Ley Hipotecaria pondría en peligro el sistema hipotecario español. Considera, como el resto de sus colegas, que el mercado hipotecario español “ha funcionado de manera eficiente”. Ha retado a que “haya un reglamento comunitario” que una los sistemas europeos. “No tengo ningún problema. España no tiene nada que perder. Otros sí”.

El representante de la banca española en un tono más contundente de lo que tiene costumbre, defendió a capa y espada el sistema hipotecario español, algo que lleva ya semanas haciéndolo sus colegas del sector en todos los actos públicos a los que acuden. “El sistema hipotecario español, en términos de garantía del deudor hipotecario, es el más garantista que hay en Europa”, explicó, para añadir que hay países europeos en los que los desahucios de viviendas “se producen sin intervención judicial”. Insistió en que “el sistema hipotecario español, en términos de derechos del deudor hipotecario, es el mejor de Europa”.

Por ello alertó “ojo con utilizar la directiva europea para introducir cosas nacionales que nos alejen de los estándares europeos y nacionales que tan bien han funcionado, pueden poner en riesgo el actual sistema hipotecario español. Antes de introducir cualquier especificidad nacional, planteemos los efectos que tiene la misma sobre el mercado, la seguridad jurídica y la reputación del sistema financiero español en Europa”, recalcó.

El directivo también resaltó durante su intervención en un acto organizado por Europa Press, que el mercado hipotecario español es “el más barato porque hay una garantía hipotecaria. Si es difícil ejecutar la garantía el crédito será más caro. Envilecer la garantía hipotecaria es muy peligroso. Una garantía vale lo que vale su ejecución, si es muy difícil ejecutar su garantía, ésta vale poco”. Por ello, Roldán ha pedido “que se mire el conjunto” y “que se compare el sistema hipotecario español con otros europeos”.

Como también han alertado los presidentes de Bankia, Sabadell, o BBVA, el presidente de la AEB asegura que la “incertidumbre” normativa afectará al precio de los préstamos hipotecarios, en alusión no solo de la nueva ley hipotecaria, sino también por la sentencia sobre la devolución del dinero cobrado de más por las cláusulas suelo con caracter retroactivo desde que se contrató el préstamo. “ El efecto de cualquier medida retroactiva sobre una cartera que permanece tanto tiempo en balance es brutalmente dañino”, declaró el presidente de la patronal bancaria.

Tras desarrollar todos estos argumentos a favor de la actual ley hipotecaria, Roldán ha defendido que se elabore “un reglamento comunitario que unifique los sistemas hipotecarios de la Unión Europea” en lugar de que los países miembros apliquen cada uno la directiva, al considerar que el sistema español no tiene “nada que perder. Hagamos un reglamento comunitario, estoy dispuesto. No tengo ningún problema, vayamos a Bruselas y pidamos un reglamento comunitario. El sistema español no tiene nada que perder, otros creo que sí”, enfatizó.

Sobre la sentencia europea relativa a las cláusulas suelo, Roldán se ha mostrado sorprendido de que “el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), en una cuestión al final formal, encuentre defectos que ponen en peligro un sistema que ha funcionado en conjunto muy bien. Me sorprende”. Y añadió que un negocio (en relación a las hipotecas) con márgenes muy estrechos, que se mantienen en el balance de las entidades durante muchos años,  el efecto de cualquier medida retroactiva sobre estos préstamos es “brutalmente dañino”.

Las graves consecuencias del populismo económico

El presidente de la AEB, José María Roldán, ha advertido hoy sobre las graves y duraderas consecuencias que tendrá el populismo económico, como por ejemplo el “brexit”, que serán peores que las del populismo político.

“Ojo con los populismos económicos” y con las “decisiones erróneas basadas en diagnósticos equivocados”, porque “pueden tener consecuencias para muchas generaciones”, por lo que “hay que minimizar” el impacto de la salida británica de la Unión Europea sobre el propio Reino Unido y sobre el resto de la UE.

Preguntado por si España, y más concretamente Madrid, tiene posibilidades de atraer las sedes de algunos organismos que están actualmente en la “City” de Londres y otras inversiones, Roldán se mostró convencido de que hay posibilidades y atractivo. Madrid tiene “buen capital humano, a buen precio, buenas oficinas y un buen aeropuerto” y “un entorno financiero y fiscal estupendo”.

“Me da una pena enorme que se ponga en marcha este proceso”, dijo Roldán, que recordó que Londres es el termómetro de los mercados “y es insustituible. Ojalá hubiera una forma de minimizar el impacto del brexit”, dijo el presidente de la AEB, que aseguró con ironía que, personalmente, aún se encuentra en “fase de negación”.

Para Roldán, el brexit no tiene ningún sentido y es como si España decide cobrar 3.000 euros a cada turista que llega.

Es un mundo extraño, lamentó, igual que ver al presidente ruso, Vladimir Putin, defendiendo el libre mercado y al nuevo mandatario estadounidense, Donald Trump, defendiendo el proteccionismo comercial.

Sobre este último, consideró que “hay que ser prudente, porque aún está empezando”, pero dijo que esperaba “un mayor realismo” en sus posiciones una vez iniciada la presidencia, lo que no ha ocurrido, a juzgar por sus decisiones y su actividad en Twitter.

“Estamos viendo una política de gestos muy dura y necesitamos más realismo en las formas”, afirmó.Y además, "hoy en día casi no se puede hablar de productos nacionales, porque en algunos como los teléfonos móviles, cada componente se fabrica en un país distinto, por lo que tanto proteccionismo económico tiene menos sentido".

Normas