Alimentación

El dueño de Durex negocia la compra de una marca de leche infantil

Su propietaria ofrece 15.400 millones por Mead Johnson

Línea de productos de Reckitt, propietaria de Durex.
Línea de productos de Reckitt, propietaria de Durex. REUTERS

Reckitt Benckiser, propietario de marcas como Durex, Airwick, Finish o Calgon, negocia la compra de Mead Johnson, segundo productor de alimentación para bebés del mundo, por 16.700 millones de dólares (15.400 millones de euros), según informa la agencia Reuters.

Mead Johnson subía al inicio de la jornada un 24% en la bolsa estadounidense. El propietario de la marca de preservativos aseguró en la noche del miércoles que había ofrecido 90 dólares por cada título de la empresa de alimentación infantil. La oferta suponía una prima del 29,5% respecto al cierre del día anterior, casi superada por la subida antes de la apertura del mercado.

Mead Johnson ha sido en numerosas ocasiones señalada como foco para operaciones de compañías como Danone o Nestlè. La empresa británica, que entraría de esta forma en un segmento en el que no tenía todavía presencia, se apuntaba a primera hora de la tarde una subida del 3,60% en Bolsa.

"No está claro que los accionistas vayan a ver con buenos ojos que Reckitt entre en una nueva categoría de producto en la que tenía una experiencia previa limitada", señaló un analista de Liberum citado por Reuters. Otros analistas, sin embargo, creen que se adecua a la política de la empresa de acercarse a segmentos de salud.

El atractivo de la empresa se encuentra, según dicha agencia, en su fuerte presencia en China y en América Latina, donde el crecimiento de población todavía es más rápido que en los países occidentales. Es el segundo mayor grupo del sector.

Normas